jueves, septiembre 28, 2006

Cantar al viento.



Regalar al viento diferentes notas con mi voz es una de mis actividades favoritas. Pocos días son en los que bajo el chorro del agua de la ducha, mientras me enjabono el ya largo cabello o, me sumerjo bajo cada gota de agua, de las que me encanta sentir sus caricias por mi piel y pelo, en que no me ponga a cantar. Y es entonces, cuando dejo de estar en una húmeda estancia vaporosa y de cristales empañados para trasladarme ante un gran público que me admira por mi gran voz pero, es extraño y bonito a la vez; ahí no soy una gran estrella del cante, sólo soy una persona normal y corriente y a la que todos escuchan por su sentir; allí soy capaz de hacerlos volar conmigo, nadie comenta: todos se trasladan conmigo a mi mundo. Y yo, no tengo miedo: he perdido mi habitual pánico a salir en público. Me entrego a ellos: les entrego mi alma, mis buenos sentimientos y ellos los comparten conmigo. Después, tras mi particular cante, vuelvo a mi realidad, a veces interrumpida por una burla de uno de mis hermanos ( al que parece que le dé rabia cada vez que me oye), o por los pasos de alguien que avanza por el pasillo continuo. Entonces, vuelvo a sentir vergüenza y mi voz se apaga. Pero, no sólo ocurre en la ducha( aunque es el lugar más frecuente) , sino cualquier lugar que esté un poco alejado de los demás es idóneo: si ceno sola en la cocina, en el balcón, en el mar, en la calle ( pero, bajito y cuando no se acerca gente) ¡Cualquiera diría que estoy haciendo el indio!
Cantar entretiene,libera la voz,te evade de los segundos reales,desahoga,calma, sueñas, sube el ego, sientes, sonríes, la alegría vence tristezas. ¿ Será bueno para el alma? ¿ Por qué me da que sí? Yo creo que es bueno. Cantemos bajo el sol, bajo las nubes de algodón,bajo las gotas de lluvia, con los aires del viento, entre tinieblas, en la noche, en el día ¡ Cantemos, pues!

15 dicen bla,bla,bla:

Dragón del 96 dijo...

Yo siempre canto.

Me relaja.

Me distrae... me hace volver a la realidad que yo mismo me cree... pero ahora debo estar en la realidad que todos vemos.

Slaudos!

(Extrañaba leer)

CinQue dijo...

Me gusta quedarme un instante bajo el agua, algunas veces si puedo meto los pies en algún recipiente con agua, descansa mucho.

Muaaaa.

Gabrielus dijo...

Canta amiga toda tu vida!!
Y te aseguro que lo haces también con las palabras escritas... es como si nos cantaras, por lo menos para mí.
Lo mío no es el canto, pero sí la música que me hace bien al alma.
Las dos cosas hacen bien y no te dejes intimidar por los mounstruosos y envidiosos hermanos jajaja! No incluyo a Sara, claro.
Besos amiga!

Heavybm dijo...

Yo mejor no me uno a ti en esto del cante. Podría estropearlo...

Roberto del Campo Valdés dijo...

Hola Esther.

En nuestros sueños podemos ser lo que queramos y nadie puede quitarnos eso.

Como dijo alguien una vez:

"Se que soy un soñador, pero estoy seguro que no soy el único"

Un abrazo.

Ariadna dijo...

Suelo cantar mucho, ya lo dicen...el que canta, su mal espanta.

Abrazos

Alexiev dijo...

Muy buena elección de ilustración...
Saludos

Ursula dijo...

Ja ja!!, yo soy igual, canto en todos lados y si estoy inspirada con coreografía y todo. Lo bueno es que como por lo general ando sola en mi casa puedo explayarme a mis anchas sin temor al papelón.
Besos y sigue cantando!

Patricia 333 dijo...

Mi muy querida Esther mil gracias por tus palabras porque son las que te dice tu papa :) no estas atrasadilla en mi Cumple años porque aqui en Mexico hoy es 29 de Septiembre ......

Me encanta entrara a Tu blogg

Besos

Psiquiatra Peruana dijo...

Cantar es maravilloso, a mi me relaja, me libera, no le hagas caso a tus hermnaos ni a tu timidez: CANTAAAAAA!!!!!! a mi me gustaria cantar en un grupo... pero no tengo ni grupo, ni tiempo, por eso ando tan estresada. Probaré con karaoke algún dia. CANTAAAAAA!!!

Anónimo dijo...

A veces crees conocer a una persona, y de repente te sorprendes al comprobar que solamente la conoces muy superficialmente, hasta llegar a preguntarte: ¿pero esta chica que escribe es de verdad quien es?
Todos llevamos dentro cantidad de cosas que ocultamos a los demás y a menudo a nosotros mismos, hasta que encontramos (o nos encontramos) con el medio para descubrirlo. Te veo de otra forma, como con más atención, desde que leo lo que nos regalas aquí. Gracias.

Lunaria dijo...

A veces uno canta aunque esté triste. Una canción libera lo que llevamos dentro y no nos deja descansar. Es una buena terapia.

Carlos dijo...

Yo tambien canto en la ducha... ala, ya lo dije.
Mis pobres vecinicos...
Besos!

Gatto dijo...

Mi voz no da para tanto, no sabe cantar, sabe decir poesía pero cantar, eso es otro tema.

Los miedos se alejan cuando los enfrentas. Besos

Trisha dijo...

yo no suelo cantar muy seguido pero
a lo que dice Lunaria creo que me caería bien..