sábado, febrero 26, 2011

El caballero del éxito.

El caballero del éxito estuvo viviendo en mi casa. A veces se escondía en su castillo particular e inspeccionaba una montaña de papel, una y otra vez, ésa que le hacían construir. Pero, siempre tenía un tiempo para salir, saludar al sol, que como siempre pintaba la pared de añil. Quizás, algún que otro día, su guitarra aullara sus sentimientos de cuerdas rasgadas, mientras él y su princesa eterna la acompañaban,ya fuera por hobby o no; ya se tratara de poner luces de Navidad o de un día rutinario para la poesía.

Le recuerdo feliz, simpático, con esa despreocupación aparente, sus juegos conmigo, su abrazo más cálido (aunque fuera invisible).

- ¡Chachi piruli!- puede que me dijera y cruzábamos los dedos.

Aquello fue cambiando. Quizás todo empezó en esa playa, cuando me llevó a disgusto por primera vez; los niños pegan estirones y se convierten en seres gigantescos y una manta de coral los va solidificando con el pasar de los años; la plancha ya no funciona igual sobre la piel; el viento nos empuja un pasito más adelante, más hacia allá y las circunstancias también van limando nuestra piel, impregnándose en las capas más profundas del ser. Otros nuevos niños vienen a ocupar el asiento de tu infancia, a disfrutar de la primera fila de esa tele de plasma que echa la película Felicidad.

Un día, El caballero del éxito tocó los montes más altos de estrellas,convirtiéndose en fuego artificial,creando la posibilidad de ser admirado por cuantos quisieran mirar. El caballero del éxito, tras conseguir ese gran salto, se fue: siempre tuvo claro sus objetivos y tenía algo importante que hacer, algo que terminaría de llenar su imperturbable esfera de paz.

Aún le veo, de vez en cuando. Sigue tocando las estrellas, sigue el ímpetu de su coche, salvando obstáculos- de la forma que yo nunca fui capaz de hacer. Conservo ahora un objeto, que me dio en un pasado cercano, dorado y que cabe en la palma de mi mano, es un objeto misterioso y que él me aconsejó que guardara bajo la llave del secreto, ya que los malos pensamientos pueden nadar sobre él, un objeto que tiene su propia magia.

El caballero del éxito y yo compartimos ciertas páginas de historia pero, pese a ello, el divino y legendario tiempo, no quiso concedernos las mismas gracias, al parecer.

Aún hoy, el eco de un sonido enunciado suena de vez en cuando entre los espectros del pasado:

- No permitas que nada ni nadie te aparte de tu camino - fue la frase que me dejó; un eco la trae a la senda del oído travieso de un recuerdo.


jueves, febrero 17, 2011

Bichos.

Somos el viento, el viento de la vida, dibujando percepciones, creando pirámides de pensamiento. Misterio que te escapas de los dedos. Pies vagabundos, aunque tengan casa, quizás.

Dibujamos nuevas aventuras, aunque muchas veces sean repetitivas, aburridas, cansinas. Pero, cada despertar conlleva un nuevo amanecer y cada paso, una letra que se escribe en nuestras páginas del tiempo. Cada letra, es una palabra y cada palabra, una frase; así va todo enredándose, deslizándose en una secuencia con sentido: es nuestra historia, propia y personal, nuestra, del alma y difícilmente hay pared perfecta para poder plasmar todo lo que conlleva nuestro ser. No importa. A veces, es como que bastara sentir lo que somos y llevarlo en el corazón.

Con esto, dicho, se me ocurrió enseñaros un pasaje de una de mis aventuras. No piensen mal... Sólo dio la casualidad de que una puerta se abrió y pasé a este pasaje de la vida, bien dispuesto para mí y para todos los que quisieran entrar. Fue un instante fugaz. Así, que aquí os enseño a unas "amigas". Se llaman bacterias y están muy agusto en esta especie de recipiente con placa, al que llaman placa Petri. Según nos cuentan, están de maravilla, ya que las han proporcionado todos los nutrientes que necesitan, simulando, probablemente, un cuerpo humano. Están dispuestas, como veis, en un medio. Existen muchos tipos de medios, según lo que se quiera cultivar. Primero, se siembran y luego, se meten en una estufa de cultivo, bien calentitas, a 37ºC. Al día, siguiente, vemos si han crecido.



Aquí vemos unas colonias ¡Algunas son gigantescas! ¿Qué entendemos por colonia? Un grupo de bacterias, de individuos. Las colonias son los circulitos que vemos por la placa. Se estima (eso sí lo sé), que cada colonia tiene 10 elevado a 8 individuos. ¿Qué te crees? ¿Que normalmente, es fácil ver a estos bichillos? ¡Claro que no! Son esos enanitos, que observan desde la oscuridad, que se esconden incluso en alguna parte de tu cuerpo o en algún inesperado lugar, en algún fruto de despiste de un árbol loco... Algunos conviven con nosotros desde tiempos felices; otros son los malos ¡Así que cuídense! No es una broma. Que algo no se pueda ver, no significa necesariamente que no exista. No se engañen: en cada lugar, puede haber un espía.

viernes, febrero 11, 2011

A un alguien o a un nada.

Querido:

Te cuento que acabo de salir de reanimación, una vez más, quizás. Puede que ya sea la segunda vez o ¿quizás la primera? o puede ser... No lo sé; mi maltrecha memoria no me deja pensar; bucea en las caracolas de la lejanía o quizás eso es lo que prefiera pensar. Debo de haber tenido varios accidentes de tráfico; reconozco que soy una mala conductora pero, tú también tienes la culpa, aunque pueda ser que no te conozca, por dejarme sola. Dime ¿dónde te has metido? Demasiadas señales de tráfico, demasiados vendedores de felicidad pero, ¿sabes? No puedo creer en ellos: venden el juguete de una sonrisa pero, ¿de qué me sirven las estelas multicolor, si luego se van con el aire? Yo quiero arco iris eternos para guardar en mi cajita del corazón; sólo tú podrías hacerlo pero, no eres más que una masa amorfa y metafísica, un cuadro vacío en la pared. Dicen que existen las medias naranjas; a menudo me hago zumo de naranja pero, sólo veo una entera. Puede que si me vieras te sacara las uñas. No te asustes: sólo es un modo de defensa... No te contaré el secreto de todo ello pero, si tú fueras más que un actor de felicidad, entenderías... Pero, sólo tengo un nombre vacío de palabras. Un hospital que sufre apagones de realidad. Un colchón de inexistencia. Quizás te preguntes de qué diablos estaré hablando, quizás no acabes de entender el continuo silencio de mi estado accidentado, pero, al igual que una imagen vale más de mil palabras, la música también. Quizás así termines de comprender:


Son sueños- El canto del loco.

Pero, seguramente no existas o seas el aire que juega con mi cabello; ojalá nos viéramos en otra vida pero, hasta las cortinas del secreto son espesas y hasta allí guardan sus propiedades privadas de secretos. Seguiré teniendo accidentes, tentando esa mano macabra de oscuridad y tú seguirás escondido bajo las misteriosas páginas del mundo. Pero, no quiero volver a accidentarme nunca más. Contigo sería mucho más fácil.

Sé que éste no es probablemente el mejor sitio para hablar pero, tenía que decírtelo, aunque fuera por una vez y como sólo tengo tu nada... Ahora me queda la cinta de esperanza, ésta que enrollo entre mis dedos, de que lo estés leyendo en algún lugar de El Más allá. Atentamente,

D.


miércoles, febrero 09, 2011

¡A la moda!

Romanticismo... dos manos que se encuentran en la calle soledad. Dos piezas de un puzzle que encajan perfectamente. Saco de amor verdadero al que ni la lluvia de la rutina, que yace bajo la piedra de la costumbre, puede vencer. Bastón de soledades. Caballero invencible de grandes tempestades. Compañeros territoriales. Compañeros de estrellas ¿De verdad crees que existe eso? No son más que fotografías, desvanes de pasado, quizás, que quedan ahogados por la longitud del tiempo. Sí, alguien habrá así, con ese compromiso de vida, compromiso de entrega, placer... como el agradecimiento mutuo de una grácil paloma, agradecida por encontrar. Pero, ¿de verdad crees que eso es moderno? ¿De verdad esperas vivir una aventura de tales características? Tú flipas*. Además, piénsalo: todos los días aguantando la misma cara de careta, la misma compañía, el mismo cuerpo... Siendo bastón, siendo amado, amando... Subiendo y bajando por las montañas del zig zag de la vida. Soportando a esa persona, que se desvestida de novedad y más tarde, cuando se haga mayor y sea una pasa podrida, que erute y se tire peos y esté quizás enferma... Qué rollo, ¿no? ¡Hay que renovarse! Vive el día a día y olvida los tiempos de Quijote. Ven, te sacaré de ese cuenco de telarañas "enfermizas". Ven conmigo. Acompáñame en este espejo del tiempo, yo te enseñaré lo que se lleva. He hecho una lista, de cómo decirlo, ¿nuevas formas de "amor"? Qué más da. Aquí te dejo mi listado, de algunas cosas que se llevan. Quizás falte algo y puedas añadir algún nuevo artículo. No lo dudes, elijas la opción que elijas, siempre irás al Estado moderno. ¡Actualízate!

Bueno, vamos allá. ¿Qué se lleva?

1.- Salir del armario. Quizás siempre lo fuíste (algo respetable) o estás tan aburrido de tu "carrerón" que quién sabe, quizás pruebes la acera de enfrente y te guste. Una buena salida, que suelen hacer muchísimos gays, es usar personas de tapadera, sí, es como esa botella de vino que se descorcha por Navidad pese a destrozar su contenido, ¡no pasa nada! Aunque se beba un alma, ya se le pasará... Tú sólo piensa que te lo vas a pasar bien (no sólo con una de estas opciones, sino con todas). Quizás te guste vagabundear por ambas aceras, es otra opción...

2.- ¡Correría de novios y novias! Detrás de un@, otr@ y otr@ y otr@... ¡Claro! ¡Hay que variar! ¿Qué es eso de llevar siempre lo mismo puesto? No pienses en las gotas de lluvia que puedas crear en otros ojos ¡Sólo TÚ! ¡Sólo importas TÚ! Dedícate a vivir el momento y nada más. ¿Es lo que importa no? Las personas son como juguetes viejos. Más vale que lo asuman. La filosofía es: usar y tirar, usar y tirar... Compartiré una rima contigo, de una persona: "¡Me l@ tiro* y luego me piro*!", póngase un tono alegre al pronunciar estas palabras. Una sonrisa, un ave de libertad se prenderá en tu interior. Mola ¿verdad? ¡Nos hemos renovado! Y a la otra parte, que la dén, como si se pudre... Ya dije que deben asumir que sólo son jueguetes.

3.- Varios novi@s a la vez ¡Esta opción es muy divertida! Incluso puedes combinarlos y tener a uno para cada semana. Cada día,la nueva fragancia de otros brazos, otra sonrisa... Qué es eso del cariño ¡Son esposas! y no queremos eso, ¿verdad? Si quieres, puedes combinarlos: una persona para cada día de la semana, por ejemplo. Mientras no se enteren, no tienes riesgo de que se acabe el rollo de tu despensa o quizás, quién sabe, puedes arriesgarte, a ver si puedes montar un trío...

4.- ¡Prepárate, que vienen nuevos hermanitos! Y tu papi o mami, no han tenido que criarlo. De repente, boom! ¡Cae un adolescente del cielo! Bueno, o quizás no sea tu caso pero, seguro que una nuevo progenitor vendrá. Claro, los papás también se cansan... ¡Hay que innovar! ¡Hay que innovar! Cuando el hartazgo viene o las crisis, no hay paciencia que valga... Ella cogió sus maletas y se fue. Además, vienen nuevos aires de viento, que son más divertidos ¿verdad? Qué es eso de la unión familiar, del cariño... Nada importa, cuando viene esa divertida señora de la novedad pues es más atractiva y satisface al propio Yo, que es lo importante. Además ¿a que es chachi tener un nuevo papá o mamá?

5.- ¡Uy! ¡Un bebé! Tú... ¡tan joven! ¡Jolín*! Si sólo fue una noche... ¿Qué tiene de malo divertirse? Que estorbo, madre mía. Bueno, no te preocupes, siempre podrás dejarlo tirado en un matorral o quién sabe, incluso lanzarlo por el balcón, por qué no. No te preocupes de nada más: del frío o del calor, de sus llantos... Es resistente. Además, qué haces pensando en esas cosas: sólo importas tú y ya habrán otras nuevas oportunidades estupendas de divertirse.

6.- Solterones. Quizás esta es la moda menos extendida porque es muy aburrido, a que sí. Es más placentero tener la marcha a tus pies. Pero, no te engañes, que las apariencias engañan. También están de este grupo, aquellos superponibles a la opción dos.

7.- Matar a mujeres.

8.- Violar (quizás entre varios) a esa niña que pasea por el barrio y sepultarla bajo la celda de un silencio eterno.

En fin, sea cual sea tu alternativa, siempre irás a la moda.

Un verdadero cuento de hadas ¿verdad? Un mundo donde con tal de que coma tu verdadero Yo, nada más importa. Algo maravilloso ¿no?

P.D: creo que es una de las razones por las que siento que cada vez me dan más repulsión los programas de cotilleos, (chismorreos), sobre todo; quizás, contra menos sepa de los pendoneos (golfeteos) de la gente, mejor. Me aburro sólo de verlo. No sé ni cómo se aburren. Además, me parece deprimente,Entre esto y otras cosas más, en todo, muy a menudo no veo más que noche... De momento, raramente soy capaz de ver otra cosa (lo siento). Sobre todo, a los solteros, les entiendo, tal y como está el patio... Quizás esa sea la mejor opción y quizás aquellos que tienen varios novios porque la suerte no les ha tratado bien... Pero, en general, tengo la percepción de que todo suele importar un carajo. Así que permítanme, de momento, que siga con mi viaje, hacia el lago de El Secreto y de la aldea de Los Oídos sordos, hasta que me encuentre con el suficiente ánimo para salir de allí. Al fin y al cabo, quizás no se pueda dormir eternamente, más que una vez.

Algunas palabras de español peninsular y su significado:

Flipar= alucinar.

Tirarse a alguien = acostarse con alguien

Pirarse= marcharse.

¡Jolín!= interjección para indicar fastidio; más o menos equivalente a "joder" (mucho más utilizado; variante "jolines!" (ambas formas en desuso).

sábado, febrero 05, 2011

2.


Deviantart.com

Llovía. Nevaba. Cortaba el viento pedacitos del ser.

La entonces jovencísima Damita Azul, cogió su diario, soporte de secretos y escribió. El bálsamo de palabras se desparramó por los terrenos silentes de las páginas en blanco. Y llegó, llegó a la frase final:

La mayor tristeza es aquella que perdura en el corazón porque, en cada lágrima hay un lamento y en cada pensamiento un recuerdo.

Pese a que el cándil del tiempo fue apagando los años antiguos y recientemente se impuso un final de parabrisas en aquella tortuosa historia, a día de hoy, Damita no ha aprendido a dejar de llorar.

jueves, febrero 03, 2011

1.


Deviantart.com

"La mitad del mundo vive de la otra mitad." Verdadedodireuqahemeuq Rebomhocinúmarvellus.

miércoles, febrero 02, 2011

Año 2040.


Deviantart.com

He conseguido subirme al bus. No siempre es fácil. Ya no soy tan joven y el dinero es un rascacielos que escala mundos inaccesibles a estos ojos que ya no quieren ver. Me sorprendo de haber llegado aquí, de estar viva. Renqueando por la carreta de esta vida de aromas extraños, tan extraños... pero, no es esa la cuestión. Yo no quiero hablar de mi sordera, mi ceguera y este corazón de piedra artificial - aunque no me sirve de mucho este transplante - yo creía que dejarían de dolerme los latidos, esos que pueden venir en cualquier momento y lugar pero, no...- dejémoslo ahí.

Hoy, camino bajo vigilantes de hormigón, tornados de prisas y faros de lejanía- siempre lo hago, sólo que ahora, la diferencia es que me lleva este gran animal, señor de carreteras. Suena, suena la música, amasa el pan clásico del tema de amor. Amor positivo o negativo, que vuela entre las páginas de un cuento pero, es raro ¿Música? Cacofonía. Disonancia consentida. Vestido desentonante. Invisibilidad. Silencio. En todo caso, se pegan los ritmos a la cola de la marcha pero, ya no los mensajes. Palabras ¿qué habéis venido a buscar? La música no es vuestra fiesta; se oyen vuestras voces de sílabas pero, ya nadie os puede acompañar con plenitud ¿por qué? Porque hace frío y éste empaña los cristales. Es duro el invierno y sin embargo, vamos en manga corta, semidesnudos... Se ha dejado de sentir el hielo en nuestros cuerpos: todo se reduce a un trato comercial. Hemos creado la inmunidad: ya no existe la muerte en la oscuridad, ni los pasos caídos, ni algo que importe. Vasos insípidos; sólo cuando existe una transacción de un interés satisfecho se anima la cosa.

El bus sigue. La música sigue con sus contenidos románticos pero, debería aprender que éste ya no es su lugar. Sus susurros sólo son los ignorados rellenos de un cojín. La verdad, es que incluso ni el que escribió todo aquello, se lo cree. La gente tararea pero, han perdido la posibilidad de un pasaje melódico de identidad; simplemente, poco a poco se fue perdiendo lo que alguna vez importó. El sentido del negocio del yo exclusivo se fue imponiendo y un nuevo clima fue apareciendo. Decían que hacía sol, todos querían creer que estaba; lo cierto, es que nunca volvió.

Nadie ama a nadie (Chris Isaak).