sábado, mayo 31, 2008

Vamos a contar mentiras.



Hoy, la lluvia cae, lentamente. Como me gustaría ser lluvia o cualquier otra cosa.

Mi cuerpo pesado se mueve, arrastrando los piés en su camino de penitencia. Dicen que soy joven y se dejan engañar por este cabello largo y castaño, por este rostro que parece no estar aún muy arrugado, por todo este físico que se viste de juventud. Pero, no: soy vieja. Poco a poco, voy encajando las piezas del puzzle, voy creyendo entender y desvelando, a marchas forzadas, este gran misterio que es el todo. Voy por partes, construyendo el castillo de la realidad, mi realidad. A menudo me equivoco y tengo que derrumbar algún trocito de pared, en un intento inútil de poseer una construcción más perfecta. Luego, me estaciono frente a mi obra "maestra", retengo en mi retina los resultados y hoy siento que no me gustan.

- ¡Eres bellísima!- dices y quizás me guiñes un ojito. Paso y tú prosigues- ¿Cómo puedes ser tan indiferente? A mí, si me alabaran, me subiría el ánimo y me sentiría super contento.

Tú no lo entiendes pero, tampoco tengo por qué explicártelo. Te crees que me puedes engañar con una cara bobalicona y unas palabritas tiernas y bonitas, quizás eso fuera antes pero, ya no. No te das cuenta que yo sé, siento y huelo la mentira, en todos los ámbitos y casi siempre y que crezco a cada instante, a todas horas. Me aburres. Y casi todo me cansa. Sí, soy vieja. Y ahora me río de mí misma: le conté a alguien que aquí en España uno se recataba más en tener sexo a secas y ahora, lo dudo.

- No fumas, no bebes, no f.....(no quiero decir esa palabra tan fea y vulgar, mejor digo tener sexo). Entonces ¿qué haces?- es lo que ya algunos suelen decirte por ahí, preguntándotelo sin ningún recato ni vergüenza ¿Acaso no hay suficiente con vivir?

Ayudas y buscas ayuda y pocos son los que te la dan de buen corazón.

Llamas por teléfono para informarte sobre algo: te dicen una cosa y otro día te dicen otra diferente. Si insistes pueden contestarte:

- Oiga, déjeme ya en paz - o quizás, por no entender bien, alzan la voz.

¿Qué les importa a ellos que una persona salga perjudicada por su culpa? Ellos están ahí, calentando una silla, ganando un sueldo y eso es suficiente. Luego, serán ellos los que esperen ayuda de terceros de buen grado y si el trato no es el que se esperaban dirán:

- ¡Jolín! ¡Qué tío más estúpido!

Una vez, también supe de esa niña infeliz. Su abuelito la llevaba cogida de la mano a la escuela.

- Abuelito ¿dónde está mi papá?

El abuelo, se encoge de hombros ¿Cómo podría explicárselo a la niña? ¿Cómo podría contarle que su padre un día dijo' estoy harto de esta vida de casado: me gustaba más ser soltero ¡ Me voy!'?

La universitaria le pidió a su compañera los apuntes días justo antes del examen. Ella vivía lejos y como no había ya tiempo, pretendía llevárselos, sin importarle en lo más mínimo que la otra pudiera necesitarlos o no.

Y ¿qué estoy diciendo? Desvarío en ejemplos, ahora tengo tanta tristeza por todo y por nada, tanto no sé qué que pierdo la cohesión del texto, lo desordeno. Siento que podría seguir y que no pararía nunca.

La masa amorfa se mueve por las calles, inunda el mundo. No sabe mirar hacia los lados: dirigen su mirada al frente. Machacan, atropellan, destrozan, pisotean pero, no pasa nada. Ellos se sienten bien y con eso es suficiente. Es mejor colocarse una cinta negra sobre los ojos y ¡a vivir la vida! Da igual matar que sanar.

Los espejos emiten sus reflejos plateados frente al sol. No quiero mirarme directamente, no sea que me asuste lo que vea, aunque yo creo que...

Y este mundo ficticio, sigue girando. Como siempre, un nuevo día abrirá su telón y dirá:

- Vamos a contar mentiras, otra vez.

Por eso, como dije, a veces prefiero estar en la luna.

viernes, mayo 30, 2008

Adiós, viejo amigo...



Kati fue la primera en llegar. Recuerdo su llegada: tirada en el suelo, sólo una verja que separaba el balcón del interior de la casa la protegía de unos hocicos husmeantes, ansiosos y desesperados por agarrarla entre sus mandíbulas. Las perras de entonces, fueron las que dieron la alarma con esos ladridos hambrientos, sedientos, de inconsciencia animal. Su cuerpecito frágil estaba paralizado por el miedo: hubiera jurado que era una estatua, sino fuera por la danza inquieta de su vientre (adentro y afuera, adentro y afuera...), era el inconfundible signo del pavor. La compramos una jaula y luego un compañero. Así fue como empezó todo. Y fueron muriendo unos y viniendo otros...

El destino divino o quién sabe qué, quiso que al final quedaran dos machos juntos. A falta de compañeras, la enemistad del principio se convirtió en una grandiosa amistad, tan grande que a pesar de tener de vez en cuando sus picotazos, también tuvieron sus noches de amor, por muy increíble que parezca o ¿sería sólo aprecio? ¿Sería que los humanos malinterpretamos?

La gente que tiene pájaros, los saca a los balcones y nosotros no íbamos a ser menos. Una vida de un pájaro es muy aburrida: siempre la misma jaula, condenados a la misma rutina repetitiva. Sin embargo, es su modo de vida, no saben vivir de otra manera. Fuera de los barrotes, el mundo es un gigantesco ente, donde las cosas parecen y no son, donde el gran habitante es un desconocido, donde los peligros mueven a escondidas sus cartas y esperan el momento oportuno para atacar ¿Por qué no pueden protegerse tan bien? Porque a alguien, en algún momento de la historia, se le ocurrió la "genial" idea de domesticarlos, privándoles de alguna forma u otra de su libertad y con ella se llevó parte de su identidad.

Aquel día soleado, mi padre los sacó al balcón.Desde allí, por lo menos, podrían ver el cielo azul, escuchar el canto de otros pájaros y apreciar los movimientos de una ciudad que nunca duerme, sólo se adormece. Pero, cuál fue su sorpresa, que al ir a por la jaula para llevarla de nuevo a su estático lugar, faltaba un pájaro. Mi pájaro era como el de la izquierda de la foto pero ¿dónde estaba? Se perdió, calló su voz con un adiós involuntario. Lo único que quedó de él fueron unos barrotes forzados con sangre escarlata y unas pocas plumas, evidencia del crimen. Nunca sentí tanta lástima por un pájaro. Y el otro... ...ahí se quedó solo. Me acercaba y él medio cerraba sus párpados, aburrido, en una letanía a su soledad. Menos mal, que luego resucitó con una nueva compañera.

Así, que desde esta experiencia, si me perdonan, advierto a las personas que tengan estos inocentes compañeros: tengan cuidado al elegir el lugar donde ponen a sus pájaros.

Pienso que somos un poco como la causa de lo que les pasó a estos pájaros: siempre pensamos 'esto no me va a tocar' o 'esto no me puede pasar a mí'. Pero, en realidad, nunca se sabe lo que nos puede ocurrir si...

Yo por mi parte, me despido, me despido de ti, mi pajarito:

-Adiós, viejo amigo...
-----------------------------------------------------------------------------

Doy las gracias a Vale Becker por el premio Arte y Pico y Abril de otoño por el de Blogger Sapiens Award ¡Gracias!

viernes, mayo 23, 2008

Sitting on the moon.



Camino por las calles de la ciudad o quizás por senderos perdidos. Me muevo entre las multitudes, o entre los pobladores silentes y no tan silentes del campo. Puedo estar en cualquier parte, con quienquiera o en la vacía soledad. Nada importa. Soló soy alguien que un día subió las escaleras invisibles que conducen a la luna y allí me estacioné. Ahí arriba me acurruco, en su vestido plateado. Las estrellas velan mis sueños, me acompañan y me sonríen desde arriba. Y yo también sonrío, con una sonrisa que sólo se corresponde con los sueños, con la paz interior. La Tierra y todo lo que se relaciona con ella, quedó atrás y el mundo puede gritar, patalear de rabia, hacer lo que quiera. Pero, a veces, la Tierra, enfadada, no perdona y con su fuerza invencible de la gravedad, me atrae hacia abajo. Otras veces, soy yo la que bajo, quizás porque lo necesite o simplemente, momentáneamente atraída por algo de ahí abajo. Pero, siempre vuelvo hacia la gran señora de la noche: de vez en cuando necesito su refugio, rodearme de esos brazos invisibles. Y ¿Por qué no decirlo? Me gusta estar en la luna, aunque sea por instantes: es un lugar tan mágico y maravilloso... ...y no me apetece regresar, pero a veces...

PD: esta vez estaba en Callosa den Sarriá (en Alicante, España), tierra de nísperos y de aguas azules, y yo caminando en pasos ausentes...

Siento no mostrar más cosas en el vídeo pero, no entramos a las fuentes: como ven, el tiempo no acompañaba. Las pocas imágenes que hay, pertenecen a la entrada, excepto las fotos.


video

viernes, mayo 16, 2008

Hoy y ayer...



Ayer, miré por la ventana. La gente no veía la lluvia caer, la gente vagaba libremente por las calles de la ciudad, sin jugar al escondite bajo un paraguas.

- ¡Qué buen tiempo! - decían.

Mientras, yo veía caer las gotas de agua, seguidamente, formando su peculiar y bella melodía. Me sentía sola, enjaulada en las paredes de este recinto gris. A veces, me siento así: un bicho raro, un objeto extraño, prisionera del tiempo y el espacio. Y quisiera desaparecer, no amanecer de nuevo aquí. Mi gran pregunta:

- ¿Por qué estoy aquí?

Calla las voces el mudo silencio.

La gente anda de aquí para allá: son tan distintos entre sí y de mí...

Y el tiempo corre: cada grano cae en el reloj de arena. Y éste, se empecina en sumarme unidades de tiempo.

Ayer, absorbí en sorbos el recuerdo y me hundí en mi propia miseria.

Hoy, veo el sol. Miro a la gente que está a mi alrededor y me doy cuenta de que somos bastante parecidos. Por un momento, dejaron de ser entes extraños que lo único que quieren hacerme es daño. Hoy, de nuevo camino y destierro el recuerdo. Hoy me di cuenta de que no estoy sola. Sonrío y doy gracias por estar un año más aquí. Pero, miro al cielo cómplice. Sé que el mañana vendrá salpicado del rocío del ayer. De hecho, ahora, en este preciso momento, ya siento el tintineo de la nostalgia, que se adueña de mí lentamente, al intentar medio traducir una canción ¿Qué le voy a hacer si soy humana? Así somos los humanos, cambiantes, mutantes, volcanes en continua erupción.

No tomé mucho en cuenta el fanatismo de mi hermano por Enya. Pero, hoy, por un momento, dejé de escuchar las canciones que siempre suelo escuchar. Hoy, me recreé con canciones espirituales que acariciaron mis oídos y me hechizaron con su belleza ¿Veis? Otra prueba más de que no somos del todo estáticos.

Os dejo esta canción medio traducida. Se llama Mother y es de Era. Sí, sé que el día de las madres no es hoy pero ¿una madre no está todos los días? Incluso, tenemos a la madre naturaleza, que nos acompaña siempre.

Recomiendo esta música hiper relajante. A mí me encantó este viaje por la paz. Algunos artistas: Enya, Era, Deep Forest, Enigma...



Para ver la letra original, pinchar aquí.

Madre, tú estás siempre alrededor,
déjame contarte que tú eres única.

Madre, cuando veo que miras en tus ojos
yo sé que tú eres mi única niña
y tú haces mi mundo girar, girar y girar...

Amio sumoni
yofanati vorento
Amere coreni
yoa simento canante

Rentiro men foni
senti re da muntera
ioshepa runo
solite tiro re tira-o-o

¿Quieres a tu madre como yo quiero a la mía?
¿Quieres abrazarla a lo largo de la noche?
El silencio es mi música
el amor está de acuerdo en
descansar...

¿Quieres ser?
un único,solo niño
deseos de tu alma
el amor está de acuerdo en
descansar...

Yo reposo mi cabeza sobre su pecho
la cabeza sobre su pecho
la cabeza sobre su pecho
¿Quieres a tu madre como yo quiero a la mía?

miércoles, mayo 14, 2008

Ella y ...



El perro ladra, con su ladrido estruendoso, como siempre que viene un extraño o conocido. Una puerta se abre y aparece ella, con su mamá o su papá detrás o ambos.

Ella es un ciclón, un torbellino andante. La encanta revolver cajones: siempre hay algo nuevo que explorar, que descubrir. Unos ojos que observan el mundo con curiosidad: todo es nuevo y todo puede ser posible. Unos ojos diferentes a los de los adultos, que llevan implícito el semblante del aburrimiento, aquél propio del que sabe todos los secretos de este mundo y hace uso de un NO rotundo ante cualquier cosa que pueda trastornar su realidad creada.

Aquí la espera su cesto, lleno de juguetes. Se sienta, toma la muñeca. Después, toca el cochecito. Mmmm... ...y ¿más tarde? ¿qué tocará entonces? Y pasa las horas, ajena a la cara feroz del mundo, ésa que se esconde y a veces puede sacar sus garras de león. Tendrá que ir aprendiendo a protegerse o al menos intentarlo, como lo intentamos hacer tú y yo, pero eso más adelante...

Basta encender el televisor, para que sus ojitos infantiles queden extasiados frente al movimiento en la pantalla. Y vive en un mundo lleno arcoiris, de lunnis, de caballeros andantes... ...un mundo de cuentos y sueños.

Viene de la guardería con un manojo de canciones bajo el brazo, que se encarga de tararear con su vocecilla, canciones que se sabe mejor que yo o que ni si quiera yo me sé.

Y la veo así, en su mundo y, a veces no puedo evitar que huela a ayer. Ella, su mundo... ...yo también estuve en él y casi ni me acuerdo: la bruma de la lejanía me impide verme ahí, con claridad pero, lo sé, sé que estuve ahí.

Mirando por la red, encontré este vídeo, de esos que a ella le gustan tanto. Éste me pareció muy gracioso ¿Habéis cantado alguna vez La vaca lechera? Yo de ésta sí que me acuerdo. Y ahora que lo pienso, me gustaría tener una vaca así en mi casa ¡Je,je,je!

domingo, mayo 11, 2008

¿Solterones amargados?



- ¡Ja,ja! ¡Ésa! ¡Bah! Siempre ha sido una solterona amargada.

Así he oído en alguna ocasión que los llamaban: solterones amargados.De más jovencita, observaba a las parejas de enamorados, bien agarraditos o propinándose achuchones y besitos con una mirada tierna. Entonces, no podía evitar sentirme medio triste, suspirar para mis adentros o mirarlos con ojos envidiosos antes de apartar la vista asqueada de recordar mi realidad. Pero, cuando me hice más mayor, fui cambiando el chip. Ésto es lo que sucede cuando un día él vino, mostrando sus plumas de pavo real, inflando su pecho, soltando delicias con su vocecita que para ti, era la más bella música para tus oídos (y cuando digo él, también puede ser ella).Y entonces, te acompañó así, firme, insistente, día tras día.

- Éso es que le importo. Me quiere -pensaste.

Pero, un día despiertas y te das cuenta: te cambió por otr@. Éste fue sólo un ejemplo más de tantos que puedan haber. Pero,cambiar de parecer, también puede suceder cuando uno vive en un ambiente en el que no ve más que rupturas ¿Qué pasó? Siempre pasa algo. A veces, tengo la sensación de vivir en una sociedad en la que ésto parece ocurrir muy a menudo. Gente que se separa, se rejunta, se vuelve a separar... ...gente desestabilizada, partes que no entienden, que lloran, que callan, que esconden, que arden en dolor y otras que entierran, que parecen ser buenas conocedoras del olvido fácil, aventureras, conquistadoras, destructoras de ellas mismas y de lo que tienen a su alrededor (verdaderas bombas). Y así, el mundo se va llenando de corazones rotos, que lloran dolor, corazones muertos, gente muerta. Y mientras, en algún lugar, alguien que no se lanzó a la aventura, mira desde la clandestinidad por alguna ventana, sonríe. No tiene pareja, pero disfruta de una paz emocional que de momento nadie puede perturbar. Además, es poseedor de un corazón que late vida, un corazón limpio, puro o quizás con cicatrices de un antiguo amor.

- Ojalá te encuentre algún día - y piensa que tiene que ser alguien especial. En el fondo, tampoco le es imprescindible: no está totalmente solo y desamparado en el mundo. Tiene familia, amigos, compañeros con los que hablar, gente que le aprecia.Podría estar mejor, sí, pero, aun así está feliz. Entonces ¿Solterones amargados? En todo caso ¿no tendría que ser más al revés?

Y en mi caminar por la vida, fuí apuntando en mi "cuaderno", tomando notas, como tengo por costumbre y al abrir su tapa, ésto es lo que me encontré.

SOLTEROS.

VENTAJAS.

- No hay nadie que te confunda.
- No se aprovechan de ti, fingiendo que te quieren.
- No existe el riesgo de que te cambien por otr@.
- Mayor libertad.
- No tienes que soportar las tormentas y los relámpagos.
- Nadie puede robarle la salud a tu corazón.

DESVENTAJAS.

- ¡Jo! ¡Estoy sol@! (una desventaja que se anula si abres bien los ojos y miras alrededor).

Seguro que hay muchas más cosas. Pero, ésta es una lista en construcción. Si a alguien se le ocurren más cosas, serán bienvenidas y añadidas.

viernes, mayo 09, 2008

Sueños de papel.



Nunca tomé en serio esas pocas voces que me dijeron:

- Me gusta - o - deberías...

Siempre que me lo mandaron hacer en el colegio o instituto (fueron pocas veces) fue una simple obligación.

Al llegar a mi casa, tenía por costumbre ver una serie de las tantas que me gustan, como último ritual para despedir el día.

Ahora, me encierro en esa habitación oscura, solitaria y desalojada. Ella es la única testigo de mi gran proyecto o, quizás de mi estupidez y de mi posible destrucción. De vez en cuando, mi padre irrumpe en la estancia, da las buenas noches y se va. No sabe lo que estoy haciendo, no sospecha y tampoco parece darse cuenta de nada. Nadie sabe y nadie pregunta. Mejor así. Cómo les digo yo que...

Y mientras el mundo ahí afuera es un ir y venir apresurado de gentes y automóviles, mientras el gris de la ciudad pervive en el tiempo y en el espacio y éstos dos últimos se desgastan y se pierden en el infinito, yo me aislo entre esas cuatro paredes y me dedico a crear mis sueños de papel. Un intermitente de palabras bombardean mi mente. Entonces, me entrego en corazón y en alma. Luego, escondo mi obra: es un secreto cerrado con cadenas, llaves y candados. Jamás nadie la ha visto, ni ha sabido de ella. Quién sabe... ...quizás acabe por tirarla por la borda, como ya hice alguna vez en el pasado. De momento, la voy moldeando con mis manos, dándole formas de diferentes colores y matices. En un instante de duda, la miro, me mira y entonces me doy cuenta.

- Parece mentira que ésta sea una de las únicas cosas que cobraron sentido.- Pienso.

Entonces, me pierdo en el horizonte, en busca de un sueño. Allá, lejos, se asoma el sol. Alzo el rostro y lo observo en la distancia: es la meta del sueño culminado. Y ando hacia él, porque ya me cansé de esperar a que un día, caigan estrellas divinas sobre mí. Al fin parece que voy entendiendo que nada se puede hacer observando desde la oscuridad.

Ahora, hago las maletas. De nuevo, esta noche, desapareceré y el mundo no me encontrará ¿Qué le voy a hacer si no puedo dejar de soñar?

Hoy, una voz a la que no siempre hago caso, me dice:

- No te quedes sentado en un sofá.



Quizás tenga razón.
------------------------------------------------------------------------------------------------

Gracias, Costy.

miércoles, mayo 07, 2008

Estrella fugaz.



Y tocó el cielo con sus dedos y entonces fue estrella.

Desde ahí arriba, el mundo mundano, la gente y los problemas se hicieron más pequeños. Y se regodeó en su éxito.

Dime ¿fuíste alguna vez estrella?

Mira al cielo, mira todas esas estrellas que nos sonríen con su brillo pícaro. Parecen muy lejanas ¿verdad? No te preocupes: quizás algún día... ...uno nunca sabe.

Todos podemos ser estrellas pero, cuando suceda, nunca olvides que sólo eres una estrella fugaz, sólo eso.

domingo, mayo 04, 2008

Escape.



Allí, en ese armario custodiados, se encontraban. Tapas duras, roídas de una forma u otra, por el tiempo y quien sabe qué secretos en su interior. Abrí la tapa, deslicé las hojas y dejé de existir. Dejé de existir en esta realidad ¿Qué importa? En un mundo en el que ya no sé distinguir la verdad de la mentira...

Aquellas fotos me atraparon con la magia de los años. Años... ...eso me recuerda que...

Me siento frente al ordenador.

Miro mi rostro cambiado en el espejo. Alguien lo fue remodelando a su antojo y ni si quiera me pidió permiso. Luego pintará arrugas en él, culminando su juego perverso ¿Eso es todo? No. Sigo bajando y... ...¿qué es ésto? Me ha dado formas que antes no tenía...

Oigo el tic tac apresurado de dos relojes victoriosos, contentos de ser invencibles y alguien está preparado para poner un +1 en mi existencia.

Ahora, me paseo en manga corta: este tiempo loco y caprichoso, hizo que cayera en ese error. Creo mi trazo invisible por las calles de una ciudad, da igual su nombre, su identidad y la mía. El frío roza mis brazos, mi cara, mi piel. Acaricio mis brazos, como si éso sirviera de algo y el final, mi final, se acerca o quizás se trate simplemente del estrépito de la tormenta. Sí, es la tormenta pero... ...espera, ahora me convertí en gota. Soy agua ¡Soy libertad!

Despierto de mi ensoñación. Aquí sigo escribiendo, dibujando letras moribundas y a veces sin sentido ¿Por qué? ¿Para qué? No lo sé. Quizás sea una buena manera de escapar.

Ahora, toso y toso y la afonía ha caído sobre mí. Quizás no fue un sueño, quizás...

viernes, mayo 02, 2008

Carta a una carta.

Hace ya algún tiempo, una bloguera, Flor, mostró curiosidad por saber cómo era mi letra. Así que de aquí surgió mi idea de darla a conocer y de paso "despedirme" de una compañera que parece que poco a poco va perdiendo terreno, con las nuevas tecnologías. Mejor así, menos papel se gastará y por lo tanto, menos árboles se talarán.

PD1: en realidad, tengo dos tipos de letra. La que está en casi toda la carta, es la que suelo utilizar para casi todo. La de la firma, la guardo para subtítulos y cosas así y casi nunca la utilizo.

PD2: agrandé la letra para que se leyera mejor.

PD3: dividí la carta en dos partes, porque con el tamaño de la letra, que agrandé, no me cupo todo en un folio.

A nuestra compañera del pasado.

jueves, mayo 01, 2008

Lo que sí y lo que no.

Vale Becker me invitó a seguir con este juego: decir seis cosas que me gustan y seis que no. Hay tantas cosas que me gustan y tantas que no... ...mencionaré algunas.

Lo que no me gusta.

- Despertarme con gritos o música.
- Que me hagan hacer de niñera, sobre todo con niños muy reboltosos ¡No! ¡Por favor! ¡SOCORRO!
- Las exposiciones orales y los exámenes.
- El estrés, las prisas y los agobios.
- Que el tiempo pase tan rápido.
- El calor (sólo me gusta para ir a la playa).

Lo que me gusta.

- Pasar un día con toda la familia reunida.
- Que me acaricien la cabeza, la nuca, la espalda, los hombros.
- Escuchar música.
- El perfume de agua de mayo, de vainilla, de lavanda y cualquier otro que me pueda gustar, pero últimamente, sobre todo esos.
- Tener contacto o conocer de otras culturas, costumbres y países.
- Los dulces (menos los polvorones y semejantes).

P.D: no añadí las cosas que están en mi perfil, que son las que más me gustan, por no repetir.

Este meme se lo paso a...

Karen, Leslie, Abril de otoño, Javi & Rubenvike, Digler, Yessi ¿Quién se animará?