martes, diciembre 30, 2008

Un año más.



"Y el mundo se llena de luces, todo es alegría, llegó Navidad" decía en su estribillo aquella bella canción, ésa que tuve el placer de escuchar alguna vez desde aquel banquillo.

- Uno, dos, tres...- susurran las campanadas con su inconfundible voz. Sentencia final para el pobre dos mil ocho. El dos mil nueve aparece repentinamente y le da un empujón:

- ¡Quita! ¡Ahora me toca a mí!

Qué triste es a veces la ley de vida, pero en ocasiones nada podemos hacer contra ella.

Resignado, quizás afligido, el dos mil ocho, desaparece, se pierde entre las nubes, se funde con la noche, se difumina como el humo que vuela silente por el tejado del mundo.

La tristeza de unos pocos contrasta extrañamente con los rugidos de los brindis que se oyen desde algún lugar en la lejanía y los buenos deseos susurrados, pensados, silenciosos, habladores. Brindis, risas, champán, burbujas, uvas que pretenden repartir suerte... ... porque el mundo también juega al Carnaval, quiere bailar. Lanza una sonora carcajada al viento, tan poderosa que a muchos llega a contagiar. Se ha vestido de sueño pero, en realidad mundo siempre será, aunque es bonito vestirse de sueños ¿verdad? Es hermoso danzar con las luces o intentarlo por un instante, fundirse en sus notas, aunque como mundo no nos puedas engañar o al menos a mí,no.

¡FELIZ AÑO NUEVO!
(¡Pronto viene ya!)


Un año más, Mecano.

P.D: Entre otras cosas ¡reconozco La ciudad de Las Artes y las ciencias de Valencia! Es la que sale al empezar esa especie de silbidos.

Ojalá que la suerte nos acompañe.

miércoles, diciembre 24, 2008

¡Felices fiestas!

Aquí, el frío glacial golpea nuestros cuerpos. Imagino a los niños del norte, creando quizás muñecos de nieve y tirándose nieve unos a otros. Las calles del mundo también han acudido a su ropero y se han vestido de luces de Navidad, de color ilusión, de villancico, de decoraciones especiales. Se han puesto una fragancia singular y tan poderosa que no sólo aromatizan el ambiente sino que entran en miles y miles de corazones. Es como un hechizo, como la suave nana que te cantaba tu madre antes de dormir. Vienen alas de ángel, notas dulces de azúcar que parecen bailar a nuestro alrededor : el sueño. Procuro no pensar que no quiero despertar, que ese nuevo aroma nunca se irá y entonces, decido creer en lo que decía ese sabio libro poseedor del secreto: " El poder está en la mente" ¡Tenemos mente con pensamientos que se esconden bajo el brindaje de nuestro cuerpo! ¡Entonces, somos poderosos!

Ya sea con calor o con frío, nos vestiremos de fiesta y un nosotros muy grande (tanto que cabe todo el mundo) vibrará con una misma canción llamada Navidad. Si sigues su ritmo ¿a que es delicioso? ¡Todos juntos! Y como dijo alguien que parece bastante inteligente ( pensé que tenía toda la razón y espero que no se enfade si pasa por aquí): si no festejas no está nunca de más encontrar un motivo de alegría para compartir y sino inventarlo. Que me perdone pero, me encantaron esas palabras, pese a que como Tauro cabezota, quizás algún día no las cumpla. Y ahora sí:

¡Feliz Navidad, Blogolandia!

¡Hey! Y ahora me cuelo yo ¿que no se acuerdan de mí? Bueno, para el que no me conozca, soy Lagun, el amoroso ¡Qué agustito que se está aquí!

Lagun sobre el cuerpo de alguna dueña medio dormida.

¡Que yo también quiero saludar! Yo me llamo Lea ¡Felices fiestas!



Y ¡Yo! ¡El nuevo! Vine tras el triste final del reinado de los mandarines de la casa. Soy el nuevo despertador ¡Canto desde las seis de la mañana! Mi nombre es Andrés o Andresito (no, no mires a Esther así, ella no tiene la culpa de mi nombre) ¡Felices fiestas!



Ahora todos: - ¡Felices fiestas!

domingo, diciembre 07, 2008

Psicólogos.

¡Hay que ver! La verdad, es que a veces nos empeñamos en poner nombres hasta a cosas que antes no lo tenían y así, vivimos rodeados de nuevos términos.A veces, parece que no hayan límites para el ingenio humano, sino vean.

Para este vídeo hago alguna aclaración de expresiones típicas de España, por si acaso:

  • "Estar como una cabra" significa estar loco.
  • "Estar cagado de miedo" es tener mucho miedo.
  • "Tocarse los huevos" equivale a hacer el vago.

video

¿Ven?

martes, diciembre 02, 2008

Hoy no es un día más.



Canciones que te hacen vibrar, narradoras de historias propias, ajenas, que te hacen subir como las olas del paraíso o bajar como esa pendiente que nos saluda desde abajo, esperando, impaciente, nuestra bajada. Y entran por todos los poros de tu piel y de tu alma, te hacen bailar, ser, brillar como una estrella o, por el contrario, son un rugido nefasto que se posa sin permiso sobre tus oídos. Notas calmas, suaves; notas revoltosas, notas de aventura, notas vertidas del Frasco de los Sueños. Portarretratos del pasado, el presente hecho persona o videntes del futuro.

¿Quién me traería aquella canción? ¿Quién propició el encuentro? Ella vino hacia mí, como el viento que te revuelve el cabello, como una brisa suave, camuflada en aquel móvil que aquel pariente mío ya no quería. Ése al que de vez en cuando le gustaba crearse sus propias canciones o tocar su música favorita. En esa canción un pariente mío hace los bajos, el otro toca la guitarra, mientras la chica con su voz melódica y dulce hace los altos. Y así recuerdo a aquellos jóvenes a principios de los noventa, educados, animados, sencillos, respetuosos, responsables, nobles... ...dándose en cuerpo y alma a la música, sus coros ¿Quién de ellos compondría aquella bella canción? Ojalá pudiera compartir con vosotros esa canción escondida de casi todo el mundo pero, no creo, conociéndoles, que a ellos les gustara escucharse por internet. Pero, sí que puedo dejar su mensaje.

HOY NO ES UN DÍA MÁS.

Si no puedes decir que no
y a mi lado sientes más a Dios
es más blando el camino si lo pisan dos
es más corto si piensas que hallarás amor

Si me quieres porque crees que soy amor
y lo sientes dentro de tu corazón
piensa siempre que todo lo que te doy
es más grande porque me lo ha dado Dios

Si mañana al despertar
una voz te vuelve a hablar
y te dice: - Inténtalo
no termines antes de empezar

Que para todos
amanece igual, inténtalo
no pierdes nada
hoy no es un día más.

Hace poco, mis pasos se reencontraron con aquel lugar, silente, impregnado de recuerdos, del que colgaba la frase " Pon amor y hallarás amor".