viernes, diciembre 04, 2015

Yo te respondo

¿Recuerdan aquel tiempo en el que nos dedicábamos a responder preguntas e, incluso, invitábamos a otros blogs a responderlas? Para mí, ese es el auténtico significado de la palabra meme.Como a mí sí que me gustaría que todo siguiera igual o mejor, no me gustan las despedidas y bueno, otras cosas que mejor me dejo en el tintero, voy hacer, de nuevo, honor a aquellos tiempos. Si alguien quiere, que responda también y que me invite. Estaré encantada de profundizar en la fachada de su edificio.
-------------------------------------------------------------


1.- ¿Has tenido alguna vez una cita a ciegas? ¿Cómo fue? 

No, nunca. 

2.- ¿Has tenido una mascota?

Sí, siempre he tenido y aún tengo. 


3.- ¿Cuál sería el título de tu autobiografía?

La desgraciada a la que nadie amó de verdad. Precioso ¿verdad? :P


4.- ¿Alguna vez te has enamorado de quien no deberías?

Sí, porque nunca me quisieron de verdad. Entonces, cualquier número por un cero, siempre es cero patatero. 


5.- El mundo no es tan cruel como parece. 

Mentira. Sí, sí que lo es y mucho. 

6.- ¿Cosas raras que te han pasado en estos días?

Ahora, nada, pero sí que me han pasado y muchas. Más bien, casi todas relacionadas con lo mismo y mejor vamos a callar. 

7.- ¿Qué no quisieras perder en la vida?

Creo que ya lo perdí. 


8.- ¿Cuál es tu estación favorita?

Primavera. 


9.- ¿Puedes amar realmente a más de una persona?

Si te refieres al amor de pareja, no. Eso no es amar. No es amor verdadero. Por fi, no uses ni siquiera el verbo "amar" para esa pregunta. 

10.- ¿Qué plato puedes cocinar?

Chips Ahoys


11.- ¿De qué color es tu pelo?

Castaño. 

12.- ¿Cuál es tu programa televisivo favorito?

Ninguno me entusiasma. Veo poco la tele, pero de lo que más La voz Kids y Callejeros viajeros. 

13.- ¿En qué posición duermes?

Boca arriba.

14.- ¿Te arrepientes de algo?

Sí. Básicamente, de no saber focalizar mi dedicación y energía a personas y cosas que valen la pena de verdad. De estar a veces, tan ciega. Espero ser capaz de solucionarlo algún día. 

15.- ¿Cuántos juegos tienes en el móvil?

Ninguno, al menos, que haya puesto yo. 

16.- ¿Cuál es tu ensalada favorita?

De pasta. 

17.-  ¿Cuál es el objeto más interesante de tu cuarto?

Un cuaderno, pero no sé si ponerlo, porque a veces, lo cambio de sitio. También me gustaba un vasito de plata con mi nombre, lo estoy echando de menos, pero desapareció misteriosamente. 


18.- ¿Qué es para ti la música?

Vibración en el alma, en el corazón.

19.- ¿Cuál es el mayor problema de tu ciudad?

Si quito el problema del paro, que está en todos sitios, no hay casi contenedores ni de pilas ni de plásticos.

20.- ¿Qué piensas sobre los tatuajes?

Una forma tonta de estropearse el cuerpo, pero a quien le guste...

21.- ¿Qué es lo último que has comido?

No he comido. He bebido: leche con cola-cao y me chocolateo de gusto que no veas.

22.- ¿Crees en el amor?

No mucho. La gran mayoría de gente no sabe querer ni tienen la más remota idea de lo qué es eso.

23.- ¿Qué me recomendarías? 

Reaprender a valorar a los que siempre estuvieron a tu lado, seguir practicando la empatía y no pensar solo en tu propio beneficio, sino también en cómo puede afectar a los demás. Sentir de verdad y dejar de seguir practicando actitudes hipócritas.

miércoles, septiembre 02, 2015

Carta XXVII (A tu llamado)

Querido:

Te escribo, de nuevo, en el horizonte estival del otoño. Escribo... una verdadera bazofia, lo sé, pero la calidad se torna en un detalle sin importancia cuando se trata de buscarte. Solo me conformo con guardar la calidad y la fidelidad de mi corazón y guardarlo solo para ti. Guardarme... Dios me permita llegar solo hasta ti.

¿Cómo puedo llegar a ti? ¿Cómo conocerte? ¿Lo hice alguna vez? Quizás, los pentagramas del cielo me lleven hasta ti. Si estás allí, quizás, la muerte me enseñe el camino que me lleve hasta ti ¿Hay esperanza para nosotros? Solo veo un tumulto de gente que no me ve o, quizás, sea solo a ratos. Pero... esta noche, aunque el perro de la soledad me pisa las rodillas y vigilará el cabezal de mi cama, como magia, esta canción llega hasta mí. Y no puedo más que robársela a Geri Halliwell para que la bailes junto a mí. Querido, baila allá donde estés, porque yo siempre... te estoy llamando.




Tuya,

                                                                           Felicity Nmc/Esther

Y que resuene en todo el mundo que te sigo buscando y que jamás me cansaré.

sábado, agosto 22, 2015

Carta XXVI (¿Cenicienta?)

Querido:

Aquí me tienes otra vez. Nunca dejaré de escribirte, aunque puede que no te conozca y, aun si dejara de hacerlo, estate seguro de que siempre te llevaré junto a mí, pues, es la ÚNICA FORMA QUE CONOZCO DE AMARTE. ¿Cómo puedo no sentir esos labios y ser capaz de soportarlo? ¿Cómo puedo...? No lo sé, quizás, sean mis ganas de bailar ese vals las que me mantienen despierta, aunque la amenaza de la nieve en mis pupilas y la sequía en el torrente de mi corazón estén siempre presentes.

Alguna vez, me pareció escuchar entre los susurros del aire, que CUANDO EL AMOR ES VERDADERO SE ESTÁ DISPUESTO HACER CUALQUIER SACRIFICIO ¿Qué prueba mejor quieres? Pasan los días, los meses, los años y aun así, estoy dispuesta a esperarte, aunque pierda la vida en el camino.

Pero... no venía exactamente a esto, sino a darte las gracias, sí, las gracias ¿Por qué? Por permitirme ser tu Cenicienta de noche, por permitirme haber sentido tu presencia etérea, aunque no fuera más que eso, vapor, o,quizás, aire, energía... Quién sabe.

Aquel día en el que la pena me arrastraba y, los recuerdos del corazón silenciaban sus gritos por el vendaval de mi vida (como ayer, como siempre) apareciste... de repente. Tu compromiso decidido se vislumbraba en el aire y me arrastraba como un huracán impío. Allí, en el salón de actos, en el anuncio de nuestro compromiso, con las pocas fuerzas que me quedaban, sabía que debía acabar con aquello ¿Cómo era posible que aun en la distancia que nos separaba, quisieras casarte conmigo? Y ahí, estabas tú, sentado en la fila de delante de las butacas, sin ni siquiera un sitio libre a tu lado (y creo que aunque lo hubiera, el peso de la distancia me impediría sentarme allí). Confianza ¿dónde estaba la confianza? ¿El primer beso? Debía parar eso. Debía.

Al salir del salón de actos decidí jugar al despiste, pero a última hora, me vestí de adulta para poder enfrentarme. Retraída por aquella falta de familiaridad con el grupo, la torpeza y mi fantasma de invisibilidad vinieron a buscarme. Aun así, me llamaste para que te acompañara a la entrada del hotel.

Frente al hall de ascensores, me enseñaste tu antebrazo, que temblaba como el más feliz de los novios. Linda contradicción.

-Estoy muy nervioso -admitiste -, ¿Puedes llevarme esto? -Me pasaste un abanico y juntos nos metimos en el ascensor. Él era el tribunal, el atrio donde debía poner un final a todo esto. No podía fallar.

-¿Por qué te quieres casar conmigo? -te pregunté sin ninguna esperanza de que me tuvieras en consideración.

Lentamente, te quitaste los auriculares y me contestaste, sí, ¡me contestaste!

Allí, entre dientes, en el sabor grisáceo de... a saber qué planta, musité:

-Pero... ¡Si ni siquiera nos hemos besado!

Aun así, sentí que ya te empezaba a querer, quizás, PORQUE ERAS EL ÚNICO QUE MOSTRABA LA FIRME DETERMINACIÓN DE QUEDARTE A MI LADO.

No sé por qué me despertaste de ese vals. Quizás fue tu divino nervio que no te dejó respirar. Debería odiarte y sin embargo, te busco; todas las noches salgo a hurtadillas, recupero el zapatito donde registré las últimas líneas de nuestra historia y deseo que vuelvas otra vez para poderla continuar. Si solo puedes ser un sueño ¡tómenme sueños! Quiero sentir la lluvia de tu beso con sus arenas y su piel. Bésame, devórame hasta agotar todas las albas.

Esta noche no será la excepción, cerraré los ojos y esperaré encontrarte ¿Acaso crees que voy a faltar a mi cita? Si este es el precio que estás dispuesto a poner, estoy dispuesta a pagarlo, aunque el producto no fuera, exactamente, lo que más hubiera querido.

Un beso. Siempre tuya,

                                                                                       
                                                                      Felicity Nmc/ Esther




miércoles, agosto 05, 2015

Carta XXV

Querido:

No recuerdo cuando fue el último mes en el que te escribí, pero tu silencio me pesaba como las piedras y me acribillaba el corazón. Nuestra realidad es tan compleja que jamás supe si, realmente, te encontré. Tal vez, me confundiste y me hiciste creer en algún espejismo de pantalla  (¿no es lo que se lleva?). Quizás, andabas por el cielo y te aburrías de observarme desde las estrellas, desde nuestra distancia sempiterna y, tuviste que enviarme algún "despojo humano" que me confesara su atracción, me llenara de sorpresa y que como colofón final, borrara la historia con una fingida dosis de alzheimer y kilómetros de adiós. Fuiste malo, muy malo, pero sé que algún día, donde nos encontremos, sabré perdonarte, porque el VERDADERO AMOR TODO LO VENCE y se supone que yo estoy escribiendo a mi VERDADERO AMOR, ¿no?

Me pregunto por qué no pude dar mi teléfono aquel día en la playa y cómo lo recluyo de cualquier persona que me lo pida y que no conozco demasiado bien, Cómo nunca he enviado cartas personales a nadie, cómo... y sin embargo, con él lo hice, a pesar de los pocos datos que de él tenía. Le invité a mi Casalibro, que ahora tiene como tejado la piscina de mi lugar favorito, y le sonreí en cuanto me saludó. Me pregunto qué extraña magia me llevó a hacer todo aquello que jamás había hecho. Los argumentos coherentes se escapan de mi mente y el absurdo me grita su vergüenza. Puede, querido, que me equivocara una vez más, y si tú me lo enviaste ¿te divertiste? ¡Dime!

Querido, no sé hasta cuánto puede durar este juego, pero me tienes como una vieja de 80 años ¿Era así cómo querías verme? ¿Enferma? ¿Curva? ¿Apática? Acaso, ¿quieres que muera? Quizás, me ames tanto que desees llevarme hasta las estrellas y esta forma de tratar de asesinarme, sea el mejor camino que conozcas para que estemos juntos.

Yo, no sé hacer otra cosa que esperarte al compás de las estrellas, dejar pasar el tranvía de la vida y cenar el chal de tu abrazo, aquel que he imaginado tantas veces. Solo queda encender la bengala de los deseos (aunque a veces, he temido que ellos, también, quieran abandonarme).

Querido, TE ESPERARÉ, aunque tenga que subir a las estrellas para poder rescatarte. Entonces, me contarás cuál es el sabor de los besos (en el Universo ¿serán gélidos o conservarán un leve aroma de frutas?) ¡Oh! Tengo tantas preguntas que podrían ser silencio...

Hubiera preferido que hubiéramos podido caminar juntos y no cargar con esta vida térrena que me obligó a separme de ti. Ojalá, no te escondas, ni siquiera tras la conífera de las estrellas y vengas ahora mismo aquí, a darme un beso. Pero... si he de caminar con mi tristeza solitaria, lo haré. Todo sea por saber encontrarte porque ESTOY SEGURA DE QUE NUESTRO AMOR NO NECESITARÁ LA VIDA PARA SEGUIR VIVIENDO. LO HARÁ MÁS ALLÁ DE LAS ESTRELLAS.

domingo, junio 28, 2015

Nostalgias

Tengo el inmenso placer de presentarles la poesía que hicimos entre Kadannek y yo. Le agradezco enormemente que aceptara mi invitación, su interés y el haber firmemente contribuido a crear ese ambiente que siento que, a veces, no se da en este mundo capitalista donde la gente solo piensa en ganar y, en ocasiones, no tiene remilgos en machacar a otros; como siempre, y la misma historia de egoísmo, pavor, envidias y del... "no te enseño lo que sé. No te doy la llave porque podrías quitarme el puesto". Aunque, en ocasiones, puedo entender cierto hermetismo cuando se trata del pan principal que se come día a día, me ha encantado que nosotras, al menos, por esta vez,  hayamos podido romper esos temores y hayamos tomado el papel de maestras y alumnas a la vez, debatiendo, aportando cada una su punto de vista y mejoras, compartiendo técnicas narrativas y tratándomos como iguales, porque realmente, aunque suene a cliché NADIE ES MÁS QUE NADIE. Hemos fomentado y experimentado los inmensos valores y actidudes de compañerismo, respeto, tolerancia, apoyo, sinceridad, ayuda, entrega y el trato de igual a igual, entre otros. Más allá del resultado, del éxito o del fracaso, estoy contenta y orgullosa de nosotras mismas, por haber sido capaces de crear ese ambiente. Gracias, Kadannek, porque sin ti y sin la increíble calidad de persona que llevas dentro, no me hubiera sido posible y ese, es... precisamente, el ambiente que quería crear, siempre me gustó y deseé encontrar. GRACIAS por hacerlo posible.

No descarto volver a hacer otro texto con ella o con otra persona a la que le apetezca. Solo tienen que proponérmelo.

Y, ahora, ya doy paso al poema. Buen provecho.










Fuente de imagen:
 http://www.vjgandia.es/blog/


NOSTALGIAS

En aquel horizonte soñado
donde palpitó una vez la mañana,
ahora, trémulo y agonizante,
me arrastra el ocaso.
Me sé cautiva en su bruma,
me sé doliente en el aire,
me sé, incluso, olvidada,
en los ojos que más me odian.

Como una noche de hormigas,
como una estrella de espectros,
como un relámpago en su cuna
¡Ay, dolor, cómo me asfixias!

Y, así... bajo los aplausos vibrantes
de la ciudad delirante,
entre el enjambre filoso
de coches sin luna,
pienso que puedo ser la lluvia
que falleció en tu maceta
de campanillas dulces,
un gato sin mú-sica
¡o una primavera sin dueño!

Muchas cosas puedo ser,
allá, donde el silencio
ensordece mis sentidos.
Pero aun así,
en el más necio razocinio
de mi laberíntica cordura,
en la más alocada
carrera de mis lágrimas,
concluyo:

Quizás, muy adentro,
más allá del perfume
que despide la flor
aterciopelada de mi alma:
solo soy una niña
que ignora donde nace el grito
y se silencia el olvido.



jueves, junio 11, 2015

La gran estafa de tu vida.

Si comparto este vídeo es porque detecto su increíble valor y que mi... rebeldía, en cierta forma, es del todo comprensible.

CAMINEMOS HACIA LA LIBERTAD.


miércoles, junio 03, 2015

Carta XXIV (Capricho)

Ya está. Te lo advertí: te dije que si no aparecías continuaría escribiéndote; creí que lo habías entendido. Así que aquí me tienes, que aunque peque de pesada, no me importa porque, a ver si te enteras, pueden pasar 1000 años, que nunca me cansaré de escribirte, porque... a día de hoy, ESCRIBIRTE ES LA ÚNICA FORMA QUE CONOZCO DE AMARTE. Así que aunque, mis muñecas artrósicas trataran de enmundecerme las manos, aunque los dedos permanecieran rígidos como palos o aunque me faltaran los brazos, no te preocupes que continuaría fiel a mi cita, a no ser que pongas remedio con un beso.

Aquí me tienes, vestida con pijama de invierno en pleno junio, mientras la penumbra se me pega al cuerpo, invitándome a dormir en una nana de sueños, sueños que espero que me lleven hasta ti, aunque qué mejor sería un camino que un sueño, para poder sentir en la distancia, en el contacto, el pantanoso tacto de tu piel.

Querido, hoy me levanté con un propósito claramente caprichoso: quería escuchar el oro entre mis manos, pero me di cuenta de una cosa: no podía hacerlo sin ti. Querido ¿cómo crees que puedo coleccionar así los latidos de tu pecho? Quiero apoyar en él la cabeza y sentir el "¡Pum, pum! ¡Pum, pum!" cada vez que me sientas encima, debajo o bien cerca. Y ¿qué tal si le añadimos tu respiración plácida? El collar quedaría genial. Querido, pero... ¿acaso pretendes que me invente esta sinfonía dentro de la cabeza? ¿Cómo puedes pretender que cree eso de la nada? Vale, vale, continuaré creando luces y luciérnagas, lunas y estrellas fugaces dentro de mi habitación, si es que tú te empeñas, pero podría hacerlo mucho mejor, mucho mejor, si tú quisieras.  Todo sea con tal de seguir ejerciendo este noble oficio que es seguir amándote y ofreciéndote el corazón.

                                          La Justiciera del Amor/Felicity Nmc/ Esther

P.D: cuéntame cómo te ha ido, escríbeme, háblame, desde el borboteo suave de un sueño, desde la tierra mismo o desde un helicóptero, es igual. Cuéntame, si es que eres capaz.

sábado, mayo 30, 2015

Experiencia fatal

Estuve debatiéndome entre si contarlo o, no, pero por lo mal que lo he pasado recientemente, he decidido contar mi experiencia, por si puede servir a alguien para reflexionar y quien sabe, si para evitar consecuencias peores, porque con LA SALUD NO SE JUEGA Y ESTA DEBERÍA ESTAR POR ENCIMA DE CUALQUIER INTERÉS ECONÓMICO. Que quede claro que no pretendo perjudicar a nadie, pero bien claro dejo lo que menciono en letras mayúsculas.

Comencé a consumir bebidas energéticas en aquellos días arduos de estudio en los que las noches ya no parecían ser suficientes para meterse en la cabeza todo el temario o cuando el sueño parecía que me vencía en los momentos más inoportunos. Nunca fui consumidora regular; solo he hecho uso de estas bebidas muy esporádicamente, días sueltos, con meses enteros en los que no la he probado. Mi familia y alguna que otra amistad, siempre trataban de advertirme sobre los peligros de tomar este tipo de bebidas, pero yo siempre encontraba los lugares más insospechados donde esconderlas. Jamás encontré el momento en el que informarme; simplemente, no me molesté, a pesar de haber tenido (para más inri), relaciones con la sanidad, pero incluso, algunos profesionales de la salud disfrutan de malas prácticas ¿POR QUÉ? Es un dato curioso, pero fíjense: como aquellos médicos que salen a fumar u otros tipos de profesionales. Por suerte, parece que el consumo de ciertos productos nocivos (no todos) esté disminuyendo. Quizás debería ser así y sentimos en el alma que a cierta gente se les pueda chafar un negocio, pero con LA SALUD NO SE JUEGA. Se me ocurre que no tendría que estropeárseles el negocio: innóvense, busquen otras alternativas que sean más saludables, novedosas y que mantengan contentas, felices y SALUDABLES a todas las partes. Sé que no es fácil, pero es lo que hay.

¿Por qué?  ¿Por qué lo hacía a pesar de oír los rumores de agua? ¿Por qué a veces elegimos caminos que no nos sientan bien? A veces, por desgracia, ALGUNOS SERES HUMANOS TENDEMOS A LA AUTODESTRUCCIÓN. El mundo es complejo, una maraña de ingredientes con diversos sabores que a veces, son tan dispares que chocan entre sí. Todo esto nos confunde, nos abruma, nos despista y no siempre es tan fácil distinguir un sabor dulce de otro salado. Pero... creo que a pesar de toda esta complejidad que nos ahoga, en este tema y en otras disciplinas existen dos aspectos claros, al menos, que son sustancia de todo contexto en el que nos movamos: ya sea política, consumo, romance... Pero... no entraré en esto, al menos, por ahora. Mi pregunta era ¿POR QUÉ? ¿POR QUÉ LO HICE? Creo que un argumento de gran peso es:  "Yo soy fuerte, no va a pasar nada".

Como os dije, no fui consumidora habitual, pero en los últimos años, casi imperceptiblemente, en mi caso, noté algo curioso: los efectos parecían ser cada vez más fuertes, aunque aumentaban muy lentamente, de forma casi imperceptible; he llegado a estar en una clase completamente tiesa y a resultarme casi insoportable mantenerme sentada. Pero... hace pocos días, fue nefasto para mí, claro que he de advertirles que aquella mañana bebí café, algo que me gusta. No llegué a beber la lata entera, pero les cuento que, al mediodía una sensación de creciente agobio cayó sobre mí. Fui incapaz de acabar mi comida, las náuseas se me acumulaban en el cuello como un collarín y en la cabeza... una sensación extraña se cernía sobre ella, que enmarcaría entre vigilia y desmayo. Mis movimientos eran rápidos y fuertes y tenía ganas de tirarlo todo. No sé cuántas veces recorrí el pasillo y cuántas me tumbé, cuántas cambié de postura, hasta que me quedé dormida. Al día siguiente, continué sintiéndome extraña, pero al mediodía, después de que un familiar aludiera a mi mal aspecto físico y me regañara y con razón, comencé a tener unos temblores terribles (supongo que tendrían cierto componente de sugestión: no encontrándome del todo bien y que encima, me hicieran más consciente de esa realidad). Tampoco fui capaz de acabar mi comida y permanecí varias horas temblando, sin control y de forma desorbitrada. Les juro que traté de calmarme y que incluso, tumbada, hablaba con mis familiares y hasta veía la televisión y, aunque mi alma estaba ya calmada y me ayudé con el argumento de "no tienes nada", ni aun así, era capaz de eliminar aquellos temblores, hasta que al final, tuvieron que administrarme un calmante muy fuerte que. aunque me tardó un rato en hacer efecto, al fin consiguió que cayera en un sueño ligero que me libró de todo temblor.

Mi lógica "médica" siempre me llevó a pensar que las sustancias de estas bebidas se eliminaban por ciertas vías intra y extracorporales, pero mi fatal experiencia, me llevó a pensar que esto podría no ser así: PUDIERA SER QUE EN EL CUERPO FUERA QUEDANDO COMO UNA ESPECIE DE MEMORIA "VÍRICA" QUE PROVOCARA QUE A MAYOR CONSUMO, SE PRODUJERA MÁS REACCIÓN. AL MENOS, EN ALGUNOS CASOS. 

Obviamente y tras lo ocurrido, al fin, estuve profundizando en el tema. Brevemente, les contaré algunos de los efectos nocivos de este tipo de productos.

1.- Dadas las altas dosis de cafeína se acelera el ritmo cardiaco y se hiperestimula el sistema nervioso central. Aumenta la presión sanguínea y esta presión generalizada, junto a otros factores, puede llegar a provocar incluso, una insuficiencia renal. Obviamente, pueden producirse problemas de sueño, irritabilidad, náuseas, vómitos, ansiedad, nerviosismo. temblores y micción frecuente. También, pueden darse INFARTOS en diferentes partes del cuerpo como en el corazón o en el cerebro, llegando incluso a la MUERTE o crearse isquemias (obstrucción parcial de sangre en las vías sanguíneas) que podrían paralizar una parte del cuerpo como un brazo, una parte de la cara...  Dado que hay riesgo de isquemias e infartos, también pueden verse afectados otros órganos como el hígado, muriendo parte de ellos y que no funcionen correctamente.

2.- El alto contenido en azúcares puede provocar aumento de peso, si se consume de manera desmesurada y regular. Puede aparecer una diabetes e incluso, atontamiento mental. Obviamente, el sobreexceso de azúcares y otras sustancias que se generan en el cuerpo, pueden hacer que aumenten ciertas hormonas (como la insulina, para los azúcares), lo que provoca una alteración metabólica general importante que puede dar lugar a otras posibles enfermedades.

3.- En ciertas personas, estas bebidas pueden crearles cierto grado de adicción.

4.- Aún se desconoce qué efectos puede provocar esta bebida combinada con otros medicamentos.

5.- Combinar esta bebida con alcohol puede resultar MORTAL, ya que el alcohol es un inmunodepresor (relajante) y combinarlo de forma abrupta con un estimulante, puede provocar una especie de efecto de choque en el corazón, que puede llevar directamente, a un paro cardiaco.

Obviamente, el grado de los efectos varía de una persona a otra, según sus características, su consumo en frecuencia y en cantidad  y su estilo de vida. Pero... el riesgo está ahí. Yo... podría decir que siempre me he considerado una persona de salud de hierro y que, según cuentan parte de mi "linaje", por deciroslo así, son duros como las piedras. Pero... da igual lo fuerte que puedas sentirte y el "no me puede pasar a mí". Puede... que un día ¡zas! Te llegue una sorpresa pues, nadie escapa a los pegajosos tentáculos de la muerte, eso creo, al menos, por hoy.

No me siento orgullosa de mi comportamiento y reconozco que yo me lo busqué, pero al menos (como ya mencioné), espero que mi experiencia y toda la información que recopilé, pueda hacerles reflexionar o, por qué no, si alguien lo desea, que me cuente su propia vivencia. Siempre existe la posibilidad de que podamos enriquecernos los unos de los otros, siempre que se haga con educación y respeto.

 Puedo dar gracias a Dios o a quien sea de que sobreviví y que me encuentro mejor. Nadie puede imaginar lo desesperante que es sentir que... (no quiero pensarlo) puedes estar yéndote o que te puede estar pasando algo terrible y sin embargo, los demás, no pueden hacer otra cosa mejor de la que hacen. Ese "¡Ayúdame, por favor!" "¿Qué puedo hacer?" Y que no haya nada más que puedan hacer por ti. Obviamente, usted, posible lector, tiene la última palabra para decidir si sigue consumiendo este tipo de bebidas, pero a día de hoy, mi voto es NO. Para mí, si ya le hice reflexionar, es un logro, independientemente ya de cómo actúe.

Artículo médico que me gustó, por si quieren profundizar, aquí. 

miércoles, mayo 20, 2015

Carta XXIII (Tiempo)

Querido:

¿Cómo te encuentras? Si estás, si eres, si alguna vez fuíste.

Querido, te escribo con un año más sobre mis espaldas. Algo me dijo que era un número especial como aquel nueve de corazones que encontré en la carretera. Quizás, quise creerlo... Necesitaba creerlo, como muchas cosas que, en el fondo, todos necesitamos creer, especialmente, las almas solitarias como yo, los invisibles, los olvidados...

Cómo me gustaría creer en el amor y, aún, tontamente, aunque sepa de sus mentiras que se esconden tras los cristales, a veces, disfrazadas de alegría, aunque me aborrezca, aunque trate de quitarme los  cuchillos del estómago que tantas veces me clavaron, a veces, creo ver su estrella fugaz. Extiendo la mano, pero ella parece no ser para mí. A veces, creí tocarla con la punta de los dedos, pero cuando quise tenerla en mi cercanía, solo creó una defectuosa cacofonía que se hundió con el tiempo, PORQUE LA MENTIRA ABUNDA, LA MENTIRA ABUNDA...

Tiempo, quiero que pare el tiempo, pero el tiempo nunca deja de crecer y la distancia... Ya no quiero contar los días. Por favor,  inventen un cigarrillo en el que no solo pueda drogarme a ratos con mensajes de irrealidad. Sueños, describo sueños... es lo único que no me pueden ya quitar. Pero... los sueños no sacian, no sacian, solo son nanas que me arropan por las noches, pero son invisibles y sus tactos no se agitan en la piel.

Tic-tac, tic-tac, quiero que pare el tiempo, si ello supone no tenerte junto a mí. El tiempo duele y me raja la garganta. Podrás decir: "No parece que estés tan mal,te veo sonreír". ¿Qué opción tengo? Puedo sonreír con gente, pero no serán sonrisas del corazón o quizás solo sean un lucero minúsculo en un ámbito dominado de la oscuridad; las lágrimas también se cansan de crecer, de crecer o quizás, las expulse con mi llanto interior o de otra forma. SE ME OCURRE QUE DEBEN HABER MUCHAS FORMAS DE LLORAR.

Olvídeme, mundo. Yo no necesito su compasión: SOLO UN CORAZÓN DONDE QUEDARME A DORMIR MÁS QUE EN UN CUARTO DE ESTACIÓN.

Y, sí, querido, aquí me tendrás escribiéndote hasta la saciedad miles de repeticiones sin control que el tiempo me obligará a repetir pues, tu ausencia me repite en el estómago, y en cada uno de mis días.

El calendario en la cocina, en el ordenador, en el móvil, me informan de las páginas de 24 horas que pasan, sin que tú des señales de vida y yo... que ya no las quiero pensar, SI ELLO SUPONE ESTAR SIEMPRE SIN TI.

La Justiciera del Amor/ Felicity Nmc/ Esther/ Estefani, Elisabeth... (como quieras).

P.D: Soy cansina, aburrida, lo que quieras... pero no me importa porque hay algo de lo que nunca me cansaré: DE RECLAMAR EL SABOR DE TUS BESOS. 

sábado, mayo 16, 2015

viernes, mayo 15, 2015

Historias de mierda

¿Qué hago yo con estas lágrimas? Supongo que debo dejarlas correr porque dicen que así, la lluvia se hará menos densa, menos densa...

Lluvia que replicas hasta en los días de verano, cuando solo quiero silenciarte, silenciar los olvidos.

-Señor doctor ¿qué puedo hacer?

-Deja de tomar la lluvia.

-¿Cómo lo hago?

- Eso debes averiguarlo tú.

¡Dios! Bajo con el perro. Cómo puedo tragarme estas lágrimas. Déjalas correr, déjalas correr, algún día morirán.

Me pregunto cuándo terminarán los manantiales en la tierra y una vez que dejen de manar qué pasará.

Y de nuevo, con la humedad de la soledad martilleando en mis huesos, descubro que EL OLVIDO ES PRIVILEGIO DE UNOS CUÁNTOS MUCHOS HIJOS LIBRES pero... quizás esclavos de llevar a sus espaldas historias de mierda, de mierda... Yo nunca quise formar parte de ellas¿por qué me metieron ahí? Hubiera preferido darte mi mano, ir juntos al paisaje del cielo y regresar, regresar... y dejar a los demás con sus historias de mierda. Ahora, solo tengo la humedad en los huesos, la explosión de la lluvia y una brújula sin nombre.

Cruzo la carretera. El coche se avalanza sobre mí. ¡Eh! ¡Que estoy cruzando el paso de cebra! ¡Tengo preferencia! Paso por delante del escaparate de las navidades pasadas... un momento: ¿dónde está mi silueta? Creo que, de nuevo, acabo de darme cuenta de que realmente NO EXISTO.



viernes, mayo 08, 2015

viernes, mayo 01, 2015

El ganador se lo lleva todo y, entonces...

 :(

Pero... desde el otro lado, ¿nos oyen cuando lloramos? 


Carta XXII

Querido:

 Vengo de un mundo perdido donde los marineros me ofrecieron migajas a cambio de un poco de faena. Caía la noche y el desierto me pegaba el aliento sobre mi espalda. No importaba. Debía estar contenta con esos marineros que me prometen unos cuantos euros de felicidad, sí. Un futuro en el que mejor no pensar y sus desdoblados dientes que espero que no me engañaran con sus promesas porque EL MUNDO ES UNA METIRA.

 Me encantaría hacerte partícipe de mis aventuras corrientes, soporíferas, pero llenas de color rojo vivo, pero... simplemente, no puedo. No vale la pena. Desconectada del mundo y de tu silencio incoloro ¿Qué se supone que más podría hacer?

 Y allí me perdí, en el sofá del descanso. Ver las notas de las horas pasar como el éxtasis de una droga, una droga que, por suerte no consumo. Y tratar de barrer... barrer...

Allí, en el salón, frente a mi figura mortecina, apareció Bridget Jones, Bridget Jones que perdió a su pareja, pero luego...

Un lago. Un espejo que quizás imaginé. Y esa sensación de que ya no supe lo que viví. ¿Te ha pasado alguna vez? Dime ¿Te ha pasado?

Terminó la película y los restos de moribunda lluvia rodaron por mi piel. No me preguntes por qué, pero así fue. Entonces, cogí un móvil y ella me preguntó : "Cuéntame, cómo te fue". Llevaba las alas de un ángel y un tatuaje invisible que decía "Siempre estaré contigo". La lluvia se mezcló con el sol y así, mostraron su contraste.

 Bridget Jones dijo:

 - Se puede tener 33 años, el culo como dos balones de fútbol y ser feliz.

 Quise creerla. Su perfume de Lacome era realmente exquisito. Pero de repente, me dije:

- LO QUE SUCEDE EN LAS PELÍCULAS SOLO EXISTE EN LAS PELÍCULAS.

 Querido, dejo ya de construirte estos peldaños de decadencia, solo por hoy. Aquí esperaré la noche próxima donde el día se confunde con la noche y la noche con el día. La que no te espera y a veces, sí.

 Felicity Nmc/Esther/ Justiciera del amor/ Elisabeth/ Estefani... como quieras.

miércoles, abril 15, 2015

22 cosas que odio y que adoro.

Detesto... 

1.- La hipocresía y la mentira.
2.- Los infieles y todo lo relacionado con ellos.
3.- La gente a la que no le importa jugar con los sentimientos de los demás y luego, dejarlos en la estacada.
4.- El uso tan gratuito que se hace hoy en día de frases tales como "te quiero"... y otras expresiones que no deberían estar reservadas más que a unos pocos o que te llamen "amig@" cuando realmente, no lo eres.
5.- Las espinacas.
6.- Las acelgas.
7.- Que te traten de tont@ delante de tus narices y que piensen que realmente, no te estás enterando de nada o que te vas a tragar todas sus m...
8.- Los médicos que tocan.
9.- La prueba del oculista de la pizarrita.
10.- Que los hombres llamen amigas a sus ligues baratos.
11.- Llevar todo tipo de gafas.
12.- Callar demasiado cuando debería decir.
13.- Que la gente se vaya y te deje sin respuestas, despedidas o sin ningún tipo de explicación.
14.- Que te ignoren cuando escribes un mensaje o te diriges expresamente a alguien. Me parece una falta de sensibilidad y de educación tremenda, además, de que te hacen sentir como una cucharacha.
15.- Que se haga tan pronto de noche en invierno.
16.- La temperatura menor de 26 ºC y mayor de 26 xD
17.- Que para la mayoría de la gente sea tan fácil olvidar y en cambio para mí, sea tan difícil.
18.- Estar atrapada en el sistema, pero al que sin embargo, sigo porque no conozco ni se me ocurre otra cosa mejor.
19.- Los psicólogos y otro tipo de gente, cuando secretamente, te estudian como a una rata de laboratorio y creen conocerte mejor incluso, que tú mismo solo por tener su... título. Expertos manipuladores en muchas ocasiones, aunque no los únicos, por desgracia.
20.- Que alguien se ponga a llorar delante mío por alguna desgracia o, en un funeral y no saber bien qué hacer ni qué decir.
21.- Tener que esperar a que la sopa se enfríe. La prefiero tibia.
22.- Programas tales como Gran Hermano, Sálvame de Luxe, Adam y Eva... (gustos son gustos).

Me gusta... 

1.- Los abrazos de mi sobrina.
2.- Sentir a mi perro sobre mis rodillas o directamente sobre mí. Y los perros, en general.
3.- El tacto del pie desnudo sobre la hierba o algo similar.
4.- Lo Pagan, su playa solitaria, sus charcas...
5.- La casa cuando está silenciosa, quizás, incluso oscura.
6.- Beber café,
7.- Las intuiciones y los sueños premonitorios (estos últimos, los echo muchísimo de menos).
8.-  Escapar (libros, caminatas a algún lugar... lo que sea).
9.- Aprender algo de ti, cualquier cosa, aunque al resto le pudiera parecer una tontería o yo fuera patética haciéndolo. Si no me atrevo a ponerlo en práctica, escuchar al menos, tu explicación ¡explica! O simplemente, observándote puedo aprender ¿quién sabe? Pero... mejor si me explicas ¡Je,je!
10.- Todos los dulces, especialmente el chocolate, menos los polvorones.
11.- La sensación de ese sol sobre tu cara cuando no hace demasiado calor, pero tampoco demasiado frío.
12.- Senderismo. Escapadas por la naturaleza o, en su defecto, a paseos tampoco les hago ascos, para nada.
13.- Sentir la cercanía de la gente que siento que me quiere o me aprecia de verdad.
14.- Los vestidos de calle, de fiesta, da igual...
15.- La sinceridad.
16.-Las flores naturales y mejor si son multicolor.
17.-  Los gusanitos.
18.- Sentirme ágil de movimiento o que mis pies pueden volar.
19.- Mis reflejos (sospecho que tengo unos reflejos de miedo, aunque tampoco, me interesa saber hasta qué punto ¡je,je!).
20.- Mis padres (aunque tengamos nuestras cosas).
21.- Saber de grandes, verdaderas y ¡JUSTAS! historias de amor.
22.- Aunque me gusta la música, especialmente, esta canción e imaginarme vestida de blanco, dando vueltas frente a un espejo en el que se refleje una luna gigante, sabiendo que alguien me piensa y luego, en un gran jardín o, si es con alguien mejor xD Todo esto, a pesar de que seguramente, nunca lo haré :P Una... también tiene sus fantasías.

-------------------------------------------------------------------------

Si alguien por casualidad, hiciera este meme y me invitara, estaría encantada de tener la oportunidad de leerlo (aunque no creo que nadie lo haga xD).

Como siempre, si a alguien no le gusta algo pues, ya saben que yo no vine a este mundo a complacer a todos. ¿No se habla de libertad de expresión? Pues, que sea efectiva de una vez.

Un cordial saludo, posible viajero cibernético.

lunes, abril 06, 2015

Tantos...

"Tantos corazones sinceros siendo destruidos y tantos corazones hipócritas siendo amados", La Arrolladora banda El Limón.

lunes, marzo 30, 2015

La luna...



La luna está empañada. Será que no deja de llorar. 

Humedad, ¡cómo me dueles!


jueves, marzo 26, 2015

Carta XXI (Petición)

Querido:

Entre aviones que eclosionan, banderas de hipocresías y lunas que la gente cree ocultar, estoy yo. No es el lugar más deseable para vivir ¿verdad? Sin embargo, EL NACIMIENTO NO ENTIENDE DE LUGARES, ÉPOCAS, NI NADA QUE SE LE PAREZCA. El nacimiento, respira libertad. ¿Qué culpa tengo yo de tener esta edad? ¿De ir acumulando lustros tras mi espalda? ¿Crees que no me duele la sed del corazón? Un corazón que quiere amar. Un corazón que nunca será besado. El beso... debe de tener una fragancia exquisita. Debe de ser como el vals de los delfines, aunque no se sienta, aunque no se note; el beso... ¡el beso! Qué más quisiera yo encontrarlo en mi ventana y llevármelo en un colgante del corazón: el beso... ¡el beso! Tan rojo como exquisito... Inmaterial y material. Un amor con pareja de baile que llevar en el pecho. Como será ¿cómo será? Y sin embargo, hay personas que poseen un beso, que puede susurrarle por las noches nanas de respiración, acompañarles a aventuras de carretera, de eclipses o, por qué no ¡de cazuelas! Y sin embargo, no saben apreciarlo. Mataría por tener un beso así, donde los latidos se asfixian por el monóxido del amor, AMOR VERDADERO, donde los cabellos se peinan el uno al otro y ¡las palmas! y... la danza de los delfines, digo... de las almas, aún sumidas en el monólogo de la costumbre. ¿Cómo será?

Sin embargo, solo puedo estar aquí, en este albergue social, con un montón de nubes por pensamientos confusos y la firme determinación de no querer pensar para que no duela... para no llorar todo aquello que me negó el Universo. Y callo, aunque lo sepa todo. Callo todo lo que podría contar ¿acaso, me creería tu voz? Tu voz... ¿dónde está? Miles de veces creí escucharte tras espejos encantados, hasta descubrí que solo se reían de mí. ¿Loca? ¿Me llamarían loca? Yo solo fui una mujer que una vez quiso amar y creer que aquello que decían los demás era verdad.

Ojos... Bajo el rímel derretido, yo te maldigo y... ¡te espero! Bajo la noche del día, espero tu lámpara, para que me ilumine ¡ilumine! y te saque de tu ceguera. Por favor, ven a buscarme: sácame de este dolor, de las risas ilusorias, de las espadas que atraviesan la piel. Llévame afuera a ver primaveras; bajo medialunas ojerosas yo me escondo y lluvia y ¡rayos! ¿Estoy enferma? Sí, estoy enferma, de las guerras abiertas, de presentir el mañana, de las noches sin sol. Estoy enferma... de todo... y de este lugar mortecino en el que no puedo oír tu voz.

He aquí otra de mis peticiones, mientras ni siquiera soy capaz de abrir un mísero correo. Estoy aquí, creando nubes y pidiéndote, de nuevo, que me vengas a buscar. Desgárrame la espada de mi espalda, sácame las balas y bórrame las cicatrices. SOLO este simple ruego. Por favor, ¿es tanto pedir?

La que te maldice y te quiere, te maldice y te quiere, tal vez sin conocerte, pero deseando conocerte en un anhelo rosa que estremece la piel y las raíces del cabello y ¡el laberinto del cerebro! Sí... LA QUE TE MALDICE, PERO TE QUIERE.

La Justiciera del Amor /Esther

domingo, marzo 15, 2015

Estrellas perennes.


Salió, la dama, a buscar su caballero... al que jamás cambiaría porque esa no es actitud  propia de una dama. 

sábado, marzo 14, 2015

Adúlteros.

-Y ellos deberían estar en el infierno. No tienen perdón de Dios -probablemente, me dijo el Papamoscas.Él  me miró desde las alturas, desde aquel lugar donde las cosas se ven pequeñas y con su real envergadura.

Siempre me pregunté cómo podían hacerlo y yo... sin quererlo, me vi obligada a soportar esa peste, esa peste del siglo XXI, incluso, en las más delicadas baladas. A veces, me he dicho: "No, basta" y he desechado una preciosa melodía solo por eso. Ahora mismo, tengo una en mente ¿quieren que se la diga? Mmmm... me cuesta bastante, siento un nudo en la garganta, un impacto brutal que es la suave caricia de un infarto, pero... está bien: El jardín prohibido, cantada por Sandro Giacobbe. Al tomar conciencia de todo lo que implica esta canción, no puedo evitar sentir repulsión o algo atronador que me entristece y me hace pasar por las más sombrías emociones. NO, no puede tener justificación, aunque el mismo adúltero trate de encontrarla para tratar de calmar su porcina consciencia. NO. Y ves a gente que aun así, dice amar a sus parejas ¡como la trucha al trucho y el águila al aguilucho! Y gritan y dicen: "¡hasta el infinito y más allá!" Y son capaces de mandar sus besos por encima de la tierra y mostrar su magia en las mismas redes sociales y qué sé yo. Unos, más discretos; otros, menos. Y luego... NADIE PUEDE AMAR A NADIE SI COMETE ACTOS QUE PUEDAN LASTIMARLE. NADIE AMA A NADIE SI SU AMOR ROMÁNTICO ES COMPARTIDO CON OTROS. Entonces, ¿podría decir que es cierto lo que decía Chris Isaak de que "Nadie ama a nadie"? Dios, no quiero ni pensarlo. Un mundo sin amor... Y fue así, como pasé mi vida preguntándome, dónde estás. Y así, revoloteando por el tema, siendo testigo de la basura repulsiva que se gesta en el siglo XXI, una pregunta reincidente ronda de nuevo por mi cabeza.

¿Cómo pueden hacer eso?

Respuesta: los adúlteros suelen ser personas egoístas (aunque en otros contextos sean estupendos) que solo piensan en satisfacer sus más bajos de deseos. Personas que, en el fondo, no aprecian al que tienen al lado, más allá de su aspecto físico y la satisfacción sexual que pueda proporcionarles. No se les da bien coleccionar gestos simples, instantes, espacios con la especia de su pareja, aquella persona con la que supuestamente, encajaron piezas de amor solitario para convertirlo en uno solo. Son personas que no comprenden que tras la novedad llega la calma, pero que tras ese descampado otoñal se esconde la delicadeza de una flor que acaricia la piel con cariño. Son, realmente, irresponsables con respecto a sus propios sentimientos y al daño que pueden inflingir a los demás. Y... aunque... a veces, puedan lucir una careta de simpatía, carisma, sensibilidad, delicadeza o cualquier otra u otras, que se os ocurran, en el fondo, tienen otra característica común: poseen una insensibilidad monstruosa, podríamos decir que... selectiva (solo para aquello que ya no les interesa, incluso). Los adúlteros suelen ser maestros del engaño y a tanto nivel puede llegar esta destreza, que hasta aprenden a engañarse a sí mismos. Todo lo que les envuelve suele ser una mentira y todo lo que tocan lo cambian de aspecto. Un adúltero puede, incluso, llegar a ser un gran manipulador, incluso para conseguir lo que él quiere. Él conoce un gran secreto que es que mediante, la adulación, la palabra y una sonrisa, siempre puede conseguir lo que él quiere y aligerar el peso de sus propias losas. El adúltero hace perder el tiempo a toda persona que se encuentre a su lado pues, con su silencio o su traición, asesina vidas. Un adúltero rompe el corazón, sin importar cómo, dónde, cuándo... Y sí, es cierto: se puede morir de amor, más bien se podría decir desamor pues, no sería la primera vez en la historia que alguna persona traicionada decide tirarse por un puente, o, sino, al menos, muere en vida (no sé qué es peor). Y aquí, a estas alturas ¿DE VERAS SIGUES PENSANDO QUE ESA PERSONA ADORABLE, ATRACTIVA Y GENIAL ES UNA BUENA ELECCIÓN? Yo creo que no.

Y así, concluyo: sí, Señor Papamoscas, o quien quiera que seas: ellos no merecen más que el más puro infierno; beber el veneno de la soledad y que les reviente por dentro, pero... a veces, ni el mismo cielo cobra justicia. Y así, la vida se llama injusticia y los actos delictivos, despreocupación. Y no, no pretendo ser una Bruja Maléfica, pero es difícil mi posición y ante, el perfume liviano en el estercolero, supongo que a alguien le tenía que tocar este comprometido papel. 

martes, marzo 10, 2015

Carta XX

Querido:

Hoy estuve preguntándome por qué las ratas se empeñan en esconderse cuando sabe el mundo que ellas existen. Ratas como tú. Para qué ocultar los pecados. Para qué empeñarse en enterrar lo que todo el mundo conoce. Sí, muchas veces, me he preguntado eso y como siempre...

Y... de nuevo, vienen los árboles de la sospecha que me aterrorizan por las noches y pesan en mi estómago. Por favor, ven, abrázame y dime que son mentiras, una vez más, que... no tengo nada que temer. Tengo miedo de... oír palabras en mis sueños, de vivir en un mundo de mentiras e hipocresías, de teñirme del rojo de un infarto porque yo...SOY VERDAD; las muñecas mudas no cuentan mentiras porque permanezcan quietas. Las muñecas mudas no actúan en obras de su vida que al fin y al cabo, son solo teatro. Yo soy amor y quiero amor.

Querido ¿dónde estás? ¿Pueden dos almas desconocidas ser inmensamente conocidas? Y yo... que no quiero morir de amor y vivo en una ciudad con cierto historial de suicidios; qué irónico. Unos mueren de amor y otros, solo se dedican a matar.

La rosa, la rosa de la que hablé murió. Sus pétalos ennegrecidos parecían querer acariciar mi rostro y por un momento, quise sentir su tacto ennegrecido sobre mi piel.

Y aquí me hallo, en lo alto de esta torre invisible, donde alguna veces traté de decir un adiós (deseado,pero sobre todo indeseado; es cierto) y me alegré cuando tus labios dijeron: "no te diré adiós" , pero... los cerrojos están echados, las puertas mudas y muy pocas veces, me parece oír voces y, es entonces, cuando me pregunto si vendrán a ponerme un zapatito de cristal o, simplemente, abrirán la puerta para dejar que bailen mis pelos de loca con la rama de los árboles y de la soledad. Y aun así, en ocasiones me siento sola: cuando escribo en mi libreta un millón de puntos suspensivos ¿Cómo se puede interpretar una boca que dice "sí", pero que luego dice "no"? Gran misterio como tantos otros que... mi desordenada cabeza nunca supo aprender, PERO ME GUSTARÍA QUE MI CORAZÓN NO MURIERA, NO MURIERA, porque... crueles falsedades pueden matarlo.

Querido, demando una respuesta que sé que contestará el viento porque ya, apenas puedo oír tu voz.

La Justiciera del Amor/Felicity Nmc/ Esther



sábado, febrero 14, 2015

Carta XIX (San Valentín).

Querido:

Te escribo a estas horas de la noche porque pensé en no hacerlo, pero... ya ves... ¿No se supone que es tradición pensarse? ¿Crear danzas bajo la lluvia y canciones de "te quieros"? Lo cierto, es que nada de esas cosas serán para mí. Lo sé. Y me pregunto cómo serán esos olores, esos tactos, esos sabores: si serán húmedos como la lluvia o ardientes como el sol, quizás ambos; si clavarán sus uñas en el corazón, si, si... Solo puedo preguntar pues, nunca obtendré respuestas. Solo me podrán contar y sentarme en las gradas, mientras veo como otros bailan bajo la lluvia, como saltan... TODO LO QUE QUISE HACER YO...

Pensé en no escribirte ¿por qué? Porque ya no me quedan palabras, ni sangre en las venas, ni gotas de pensamiento. Solo tengo un pañuelo podrido en la garganta que me ahoga y no me deja hablar, el olor de la putrefacción meciéndose en la carne y un montón de recuerdos de basura. Sí, no puedo ofrecer primaveras porque en mi mente solo habita el invierno. No puedo escribirte palabras porque son como el hálito tuberculoso que se difumina en el aire porque no sirven de nada ¿qué puedo hacer? Repetirte las mimas figuras geométricas, buscar la manera de que me escuches, pero como me dijo alguien HAY VECES EN QUE NADA SIRVE DE NADA y aunque, lo intentara no lo escucharías.

Supongo que... tal vez, andas demasiado ocupado, brincando por los senderos del mundo, lanzando besos ahí donde no estoy. Supongo que para algunos es fácil, coger el coche, echar al perro y no volver la vista atrás. Debe de ser, sí, como ese instante perruno cuando uno, ve atónito el coche marchar y, entonces, el frío inclemente, aunque pudiera ser verano, le acribilla las entrañas y le parte el alma. Aprendí que las cosas deben de ser así y aún no logro encajar las cortinas en las ventanas porque el invierno me parece demasiado duro y me golpea los dedos y... me duele todo.

Bueno... si es que no te puedo escribir otra cosa: ya busqué las palabras en mi mente, pero hoy estaba demasiado oscura, créeme y llena de gusanos. Por lo menos, espero que te haya resultado original, allá por donde estés.

Aquí me quedo, mientras bebo las copas de tu ausencia, una noche más de mil lunas.

¡A tu Salud!

                      La Justiciera del Amor/Especialista en abandonos civiles

jueves, enero 29, 2015

Carta XVIII

Querido:

Si no fuera por el encabezado de estas cartas ya no llevaría la cuenta de cuántas llevo escribiéndote y, aunque tú ya conozcas demasiado bien el ruido que me produce tu ausencia, aun así, no puedo dejar de escribirte porque ESCRIBIRTE ES LA ÚNICA FORMA QUE TENGO DE AMARTE y sustituir el tacto de tu piel. Sería repetirte la misma historia, recordándote que ya no estás. Quién iba a decirme que cuando miraba aquellas farolas en la autopista y soñaba con tu amor, realmente terminaría SOLA y es que desde niña empecé a amarte. Desde niña traté de conocerte.

Todas las mañanas me cuelo en por el parque. Voy al edificio BUROCRÁTICO y me hago esclava del sistema. Quizás es una forma de re-olvidarte. Quizás, es mi forma de calmar la ira, la oscuridad y los restos de putrefacción que invaden mi cuerpo. Fíjate que ya no puedo ni ser donante, fíjate: quizás mi tensión quiso dormir y entender QUE DORMIR ES LO MÁS CERCA QUE PUEDO ESTAR DEL CIELO pues, dormir vacía las maletas de la cabeza, dormir calla la realidad, esta realidad oscura, ilógica y cáustica. Y mientras me siento sola: llena de patanes, viles timadores del corazón y personas que pretenden ser mi jefe. El abrigo negro roza las ramas de látigo; pretenden rasgar el vacío y matar mi corazón. Me dijeron que si no te asomabas. quizás este camino debería recorrerlo sola y que mi misión sería aún mucho más noble, pero... ¿de verdad, me vas a dejar sola? Las eternas preguntas en la cabeza. Qué hice yo para merecer esto? Las eternas preguntas que solo quieren ser música desatendida porque escucharlas con atención ya duele demasiado. Recuerdos de demonios que pasaron y te preguntas CÓMO PUEDEN SER ASÍ, CÓMO PUEDES SER ASÍ. Seguiré llorando tras las esquinas y no me verás porque, en el fondo soy una mujer débil y fuerte. Las mismas púas acuosas atravesando las piezas del alma y no te importará. Soy una muñeca vacía que sonríe en el estante: soy una muñeca vacía y rellena de lluvia. Y creo ver un girasol en cualquier sonrisa ajena: creo verlo. Serán las ganas de verte. De todas formas, no me culpes: al fin y al cabo, no me dejaste otro remedio que una desorientación mental, realmente cruel, aunque lo peor es el frío que llega especialmente por las noches. ¿Por qué? Porque... simplemente, necesito caminar y, encontrar un lugar donde tratar de enterrar tu ausencia. No me culpes pues, tú lo quisiste así. ¿Dónde podría encontrarte? ¿En los pentagramas del cielo? Es imposible subir en la oscuridad. Demasiado largo el camino para escribir un invierno de eternidad.

¿Me recuerdas, querido, mientras miraba las farolas de aquella autopista? Aún, puede que sin conocerte, soñé contigo. ¿Acaso, te crees que prefiero estar sola? ¡Qué gran estupidez! Por eso, te ruego, querido, aparece: no me dejes en medio de este mundo de patanes que nunca supieron amar.

jueves, enero 15, 2015

Carta XVII (Príncipe tritón).

Querido:

En el palacio común de los vasallos creí ver tu reflejo. Me miro al espejo y no sé si te veo a ti o a mí misma. La vida... la vida me obliga a aprender artes oscuras. Soy mala estudiante, pero múltiples maestros propagan su arte oscuro; no quisiera irme al lado oscuro, las lecciones llenan de espinas mi corazón y solo deseo ya huir; quizás sea cierto: NO ES BUENO TENER A MUCHA GENTE, PORQUE SOLO TE TRAEN PROBLEMAS. Y aquí... en este mundo níveo fluyen los recuerdos, recuerdos que solo sirven para encender la cascada de los ojos. Nada más. Pero... querido: he de contarte una cosa: así sucedió todo.

Me hallaba en una de mis clases, cuando, de repente, anunciaron que venía un príncipe tritón al que le había gustado una persona de mi grupo estudiantil como esposa y aunque, muchos preguntaron que quien era, no hubo forma de saber la respuesta. Entonces, los recuerdos de la bruja-halcón me asaltaron y una sensación de intuición se me clavó en el corazón.

El príncipe tritón me saludó, como si me conociera de toda la vida. El príncipe tritón trató de susurrarme por los pasillos una encantadora banalidad de... ESAS QUE TÚ YA NO ME QUIERES CONTAR y aunque, yo ya siempre me creí invisible tras los espejos, aunque TU AUSENCIA ME HACE SENTIR NADA, solo con sus dardos amistosos HUELO LA DIFERENCIA. CUANDO LOS SILENCIOS DE OTROS TE SILENCIAN, cuando no les importa dejarte con una cascada de lluvia, cuando con sus actitudes descorteses e indiferencias te convierten en espíritu, un simple rayo de luz dirigido a ti, una simple mirada, como si, de nuevo, pudieran verte, es como el sol abrillantando tus cabellos.

Querido, no sé bien qué intenciones tiene el príncipe tritón ni a quién busca exactamente o, si yo soy, una simple dama de corte que está cerca de su amada. Y, aunque me agrada la simpatía del príncipe tritón, no puedo evitar sentarme sobre el alféizar de la ventana. Él me recuerda que algún día podría volar y dejar de beber tu silencio: ¡Él me lo recuerda! Y vuelvo a pensar que YO NO MEREZCO LA NOCHE Y QUE... SIMPLEMENTE, ME GUSTARÍA VOLAR SOBRE UN COLUMPIO, CON EL SOL TOSTÁNDOME EL CABELLO Y LOS BAJOS DE LA FALDA BAILANDO.

De momento, el príncipe tritón sigue paseándose, mandándome saludos reales y sonrisas corteses. Le miro, le miro con esa energía de vida y no puedo evitar entristecerme, pensando QUE PODRÍAS HABER SIDO TÚ. Cuando la noche oscura se me acerca, cuando está a punto de pasarse un nuevo capítulo del día, entonces, lloro.

Querido, quiero decirte que si algún día decido volar, si tomo un camino que me aleje de ti y en el que no estés tú; si el CORAZÓN SE TE APLASTA COMO UNA LOMBRIZ, ten presente que YO TE ESTUVE ESPERANDO Y TÚ NO VINISTE.

De momento, el príncipe tritón sigue siendo un simple conocido, pero... QUIÉN NO PODRÍA DECIRME QUE ALGÚN DÍA PUDIERA QUERER BAILAR UN VALS. Me conmueven los corazones que me dibujan en la realidad, mientras otros me eliminan con su ausencia.

                                                     La justiciera del amor.


lunes, enero 05, 2015

Emily...

                                          Fuente de imagen aquí.

Emily era tan perfecta en cuanto a la ejecución de sus tareas que... un día, acabó por desdoblarse.

Carta XVI (Año Nuevo).

Querido:

¿Qué más podría decirte? Tú, de sobra debes de conocer mis gritos; que te busco en la madrugada y ocupas el baúl de mis sueños. Ni siquiera sé si te observé mientras duermes, pero quisiera poder haberlo hecho; no me queda más que mirar a las estrellas, TU ESTRELLA, y preguntarme si algún día ellas pueden bajar.

Un día, creí escuchar tu luz celestial, en realidad, en varias ocasiones. Me dijiste que eras una estrella vieja, sin embargo, no lo creí: tu alma rebosa vida y huele a pintura y a sal y a sueños... Yo no entiendo de la edad de las estrellas. Nunca lo entendí. SÉ QUE DOS ESTRELLAS BRILLAN MÁS QUE UNA; SOLO SÉ ESO.

A veces, rasgo las paredes y escribo canciones estúpidas, pensando donde estás. Pienso en las veces en que me metieron en el tunel y en que no me gustaría volver allí otra vez. Pero... difícil es tener que cumplir siempre con el papel de toalla en el baño. Nunca me gustó ser toalla o cualquier otro utensilio que se rasga y, después, cae por los desagües del tiempo. ¿Dónde estás hechicero? Es imposible que nadie me esté viendo en las paredes de este hospital. Y a veces, creo enfermar. LAS VELAS APAGADAS ANUNCIAN LA MUERTE DE VIDA, ANUNCIAN MUERTE, pero luego, mi fortaleza heredada me hace renacer, otra vez... y quizás, esa fortaleza sea mi tortura porque es una agonía que se alarga a lo largo de los siglos.

Cógeme, de la mano, y permite que cante canciones para ti. Compongamos juntos estas notas de vals ¿Me permites? SÁCAME A DANZAR CON EL ALMA, QUE YO TE SACO CON LA MÍA.

Y aquí estoy un año más... sin ti... pero deseándote cada día y no, no pienses que porque cambien las cifras de los años me voy a cansar de escribirte porque al fin y al cabo, ESCRIBIRTE ES LA ÚNICA MANERA QUE CONOZCO DE AMARTE Y AMARTE ES MI MÁS PRECIADA META, MI PLACER, MI VICIO Y MI PROFESIÓN.

TÚ NO APAREZCAS, PERO ME TEMO QUE SE TE VAN ACUMULANDO LAS CARTAS...

                                   La Justiciera del amor, tuya, por siempre.



domingo, enero 04, 2015

Caracola.

                                          Imagen: Escocia.

Extendí la mano por última vez aquella tarde de diciembre. Ya no volví a escuchar las campanas de su voz. Aprendí a conformarme con los ecos lejanos y sin caligrafías. Aprendí otra vez.

No saben las veces que traté de agarrar su mano ¡cuántas veces! Pero... un muro de hielo se instauró entre los dos bancos y ¡sus dientes muerden la piel! ¡Muerden la piel!

A veces, desearías romper ese muro ¿Será posible?, te preguntas. Te acercas. Golpeas el dorso del hielo, pero alli, al otro lado, SU FIGURA, te  da la espalda. Entonces, te obligas a recordar que es invierno y que posiblemente, la primavera ya nunca vendrá. Si tan solo pudieras ayudarme... Si tú golpearas desde el otro lado, quizás el muro se podría romper.

SOLO... SOLO TENGO UNA CARACOLA Y... NADA MÁS.


jueves, enero 01, 2015

2015 (Especial Invisibles).

¿Quizás seas una de esas personas a las que nadie suele tener en cuenta? ¿Puede ser que des una opinión pública más larga de lo normal y no quieran leerte más de cuatro líneas, mientras a otros les leerían la vida? ¿Puede ser que dijeras algo y que los demás, hicieran como que no han escuchado nada? ¿Que te traten como un niñ@? O es más ¡que seas un niño! ¿Eres un anciano al que le gritan o hablan al oído como si fuera tonto? O quizás seas un fetiche temporal al que todos se permiten utilizar y tirar a la basura cuando se compran el nuevo móvil humano de turno ¿Eres tú? ¿Eres tú? Si eres tú, bienvenido: tengo unas palabras para ti.

Hoy quería dedicarme, en especial,  a aquellos que, como yo, han sentido o sufren alguna de estas cosas o (varias o... ¡todas!), a diario, a los verdaderos INVISIBLES, no a esos de pacotilla que tienen 800 amigos de facebook, son más inteligentes que el demonio o han llegado a tocar los escalafones más altos de la sociedad y se creen los dioses del mambo. En especial, saben o habrán intuído que estoy sensibilizada con los pobres corazones románticos, quizás, esos que la gente alquila por un tiempo, pero nunca para toda una vida; quizás, esos que son engañados por su propio casero. No hay cosa que más me indigne, aunque hayan otras cosas realmente indignantes en este mundo, pero UNO TIENE QUE VERSE EN LA SITUACIÓN, UNO TIENE QUE VERSE EN EL MISMO PELLEJO DÍA TRAS DÍA, AÑO TRAS AÑO, HORA TRAS HORA, SEGUNDO TRAS SEGUNDO, MILISEGUNDO TRAS MILISEGUNDO y he aquí, la especial razón de mi sensibilización y de mi especial pesadez pues, tantas reiteraciones queman el alma ¡queman el alma!

Quizás, esperabas que te llamara; una simple llamada de teléfono; no descubrir que tu pareja es una vulgar mentirosa con dobles vidas, incluso, quíntuples (quién sabe) o sino, si no la has descubierto, deseo de todo corazón que la descubras para que encuentres A ALGUIEN QUE VALGA LA PENA DE VERDAD. Y te despiertas, te despiertas esperando que algún día te vea o, que tu madre vuelva con tu padre (que deje detrás ese vicio; volver a ser una familia extrañamente normal o ¿debería decir anormal? Las familias estables no se llevan, no se llevan o... que recuerde tu amor, el hogar, todo lo que compartíais juntos, que LO RECUERDE y que vuelva a casa, simplemente, ese es tu deseo.

¿Por qué es tan fácil coquetear con objetos físicos y otras cosas, más simples, son tan difíciles? A veces, solo pides eso, así de simple: una llamada, que te rescaten del olvido, su voz.

Podría deciros lo típico: "Ya vendrá el/la apropiad@", "Ya vendrá", pero lamentablemente, eso no está al 100 % asegurado. No quiero quitaros vuestros sueños, pero cierto es. Aun así, podrán quitarnos LA ALEGRÍA DE VIVIR, esos vampiros impíos, enturbiárnosla, pero no podrán robarnos la capacidad de soñar.Y llegará un día en el que, ante la oscuridad eterna, comenzaremos a decir que MERECEMOS ALGO MEJOR, ALGO MEJOR. Pero... pasará cierto tiempo, hasta que seamos capaces de convencernos, de decir REALMENTE QUIERO SALIR DE ESTO, QUIERO SALIR y entonces, mirarás al frente y un día, de verdad, YA NO HABRÁ MARCHA ATRÁS.

Cuánto nos gustaría ser apreciados por alguien al que llamemos especial; que nos llame especial y  QUE ESE ALGUIEN SÍ QUE SEPA MIRARNOS Y VER EN NOSOTROS NUESTRO VALOR y olvidar y olvidar a aquellas "cosas" que nos trataron como escoria o, mejor dicho, ni eso: porque quizás,en cuanto a asuntos de INDIFERENCIA EXISTA ALGO PEOR QUE EL HECHO DE QUE   TE TRATEN COMO UNA ESCORIA: EL QUE TE HAGAN SENTIR COMO UNA NADA . Claro que hay nadas y nadas. Quizás, nosotros nos veamos obligados a utilizarla, a ponernos una de sus máscaras cuando comprendamos, al fin, que en el hogar de un corazón no hay un hogar para nosotros: A VECES PUEDE SUCEDER, PUEDE SUCEDER...

No puedo negar que ser apreciado por alguien de verdad y ENCONTRAR UN VERDADERO LUGAR DONDE QUEDARSE, DONDE NO SE FIJAN PAPELES HERMOSOS Y SE DIFUNDAN POR FACEBOOK Y POR EL MUNDO, debe de ser realmente hermoso. Al fin y al cabo, LA OSCURIDAD DE ESTE MALDITO MUNDO, LA OSCURIDAD QUE LA GENTE CON SU EGOÍSMO, SU CEGUERA Y SUS VICIOS E IRRESPONSABILIDADES CREA, hace que las cosas más hermosas, las cosas realmente verdaderas, puedan brillar con más fuerza. Me atrevo a pensar que EL AMOR VERDADERO DEBE DE SER MEJOR QUE LAS JOYAS ESAS QUE SE ENCUENTRAN EN LA JOYERÍA: EXCLUSIVO, FINO Y EXQUISITO, pero no podemos dejar de lado la triste realidad a la que nos enfrentamos día a día: demasiados poetas podridos, demasiados vicios y demasiados problemas de oculista. Difícil encontrar la verdad en los ojos de alguien. Difícil.

¡Pobres corazones solitarios! ¡Pobres! Pero... quizás, queda, nos queda... queda... tratar de conservar nuestros sueños (aunque sea difícil), seguir adelante y vivir, simplemente...


¡VIVIR! 

Quizás, algún día podamos hacer algo más que mandar a esa gentuza que nos hizo daño, al más merecido infierno, pero no solo decirlo, sino HACERLO DE VERDAD y al fin, no nos haga falta decir que ya no necesitemos a nadie que nos quiera de verdad, sino que lo sintamos de verdad.

Sé que no es lo que se esperaría más por estas fechas, donde las "felices fiestas" y el "feliz Año Nuevo",a veces se convierten en meros compromisos o muestras de educación. Reservemos un lugar especial para AQUELLAS PERSONAS QUE REALMENTE SIEMPRE DEMOSTRARON ESTAR A NUESTRO LADO. Pongamos esperanza en que algún día aprenderemos estas lecciones, que entrarán por nuestras venas y que sabremos, aprenderemos a OLVIDAR a aquellos que CON TAN ASOMBROSA FACILIDAD NOS APARTARON DE SUS VIDAS.

Ya está... dentro de nada se cerrará la función. Estamos en el 2015 y... ¿acaso algo es diferente? El mismo perfume y las flores tiene el mismo color. El mismo estiércol, la misma pestilencia. Una de las únicas cosas que veo a estas fechas es que REALMENTE RESULTAN ORIENTATIVAS PARA SABER QUIÉN ESTÁ REALMENTE SIEMPRE A TU LADO.

Oportunidad, oportunidad de Renacimiento y la firme, la firme esperanza de que alguna vez seremos capaces de eliminar del mobiliario aquellos adornos que ya no sirven para nada. 

Da igual, 2015, 2016 o 17... Da igual ya el día, el mes, el año, aunque en estos días, huela a nuevo por cambiar una cifra del año.

Va por nosotros y/o, vosotros, LOS VERDADEROS INVISIBLES (o al menos, un sector). 

¡CHIN, CHIN!