domingo, junio 28, 2015

Nostalgias

Tengo el inmenso placer de presentarles la poesía que hicimos entre Kadannek y yo. Le agradezco enormemente que aceptara mi invitación, su interés y el haber firmemente contribuido a crear ese ambiente que siento que, a veces, no se da en este mundo capitalista donde la gente solo piensa en ganar y, en ocasiones, no tiene remilgos en machacar a otros; como siempre, y la misma historia de egoísmo, pavor, envidias y del... "no te enseño lo que sé. No te doy la llave porque podrías quitarme el puesto". Aunque, en ocasiones, puedo entender cierto hermetismo cuando se trata del pan principal que se come día a día, me ha encantado que nosotras, al menos, por esta vez,  hayamos podido romper esos temores y hayamos tomado el papel de maestras y alumnas a la vez, debatiendo, aportando cada una su punto de vista y mejoras, compartiendo técnicas narrativas y tratándomos como iguales, porque realmente, aunque suene a cliché NADIE ES MÁS QUE NADIE. Hemos fomentado y experimentado los inmensos valores y actidudes de compañerismo, respeto, tolerancia, apoyo, sinceridad, ayuda, entrega y el trato de igual a igual, entre otros. Más allá del resultado, del éxito o del fracaso, estoy contenta y orgullosa de nosotras mismas, por haber sido capaces de crear ese ambiente. Gracias, Kadannek, porque sin ti y sin la increíble calidad de persona que llevas dentro, no me hubiera sido posible y ese, es... precisamente, el ambiente que quería crear, siempre me gustó y deseé encontrar. GRACIAS por hacerlo posible.

No descarto volver a hacer otro texto con ella o con otra persona a la que le apetezca. Solo tienen que proponérmelo.

Y, ahora, ya doy paso al poema. Buen provecho.










Fuente de imagen:
 http://www.vjgandia.es/blog/


NOSTALGIAS

En aquel horizonte soñado
donde palpitó una vez la mañana,
ahora, trémulo y agonizante,
me arrastra el ocaso.
Me sé cautiva en su bruma,
me sé doliente en el aire,
me sé, incluso, olvidada,
en los ojos que más me odian.

Como una noche de hormigas,
como una estrella de espectros,
como un relámpago en su cuna
¡Ay, dolor, cómo me asfixias!

Y, así... bajo los aplausos vibrantes
de la ciudad delirante,
entre el enjambre filoso
de coches sin luna,
pienso que puedo ser la lluvia
que falleció en tu maceta
de campanillas dulces,
un gato sin mú-sica
¡o una primavera sin dueño!

Muchas cosas puedo ser,
allá, donde el silencio
ensordece mis sentidos.
Pero aun así,
en el más necio razocinio
de mi laberíntica cordura,
en la más alocada
carrera de mis lágrimas,
concluyo:

Quizás, muy adentro,
más allá del perfume
que despide la flor
aterciopelada de mi alma:
solo soy una niña
que ignora donde nace el grito
y se silencia el olvido.



5 dicen bla,bla,bla:

**kadannek** dijo...

Un gustazo trabajar contigo ^^

Esther R dijo...

Idem :))))

Patricia dijo...

Hola querida amiga, aun te acuerdas de mi? teniamos una cierta amistad hasta que un dia deje de bloguear pero luego regrese (aunque con muchos espacios glup!) y aun ahora me cuesta un poco seguirle el "tono" al blog por esto del tiempo...
Me alegra mucho la amistad de ambas y lo lindo del poema, sigan adelante, me les uno y la verdad me alegra tambien visitarte de ahora en adelante.
Miles de besos, feliz dia!!

Esther R dijo...

¡Qué sorpresa! Por supuesto que me acuerdo de ti ¿Cómo iba a olvidarme? :) ¿Será esto el preludio del regreso de varios bloggers? Espero que andes bien. A ver si me paso pronto por tu blog :)

Igualmente :D

**kadannek** dijo...

Sería maravilloso que varios ex-blogueros regresaran desde su tumba de letras.