martes, julio 01, 2008

Telefonofobia.



La quietud de la rutina invadía mi vida. Llegar ahí y conocerlas, compartir tantos minutos, ser parte de aquella casa acogedora que éramos nosotras, fue realmente agradable: M, que me enseñó aquel fenómeno extraño que le pasaba con las luces de la calle que cuando se acercaba a una de ellas, éstas se apagaban. Por otro lado estaba X que era inteligente, muy apegada y bastante distinta de mí. No tardaría mucho tiempo en descubrir su afición a la moda y sobre todo a los zapatos. X tenía una casa enorme en algún lugar de estas tierras y otras dos por el extranjero. Su novio vivía en mi ciudad. Por eso, cuando llegaron las vacaciones de verano, sus visitas a mi ciudad aumentaron. Siempre que llegaba a la gran urbe, tenía que esperar un buen tiempo a que regresara su novio de jugar al fútbol o del trabajo. Entonces, llegó el día en que me propuso quedar. No era que ella me cayera mal ni nada por el estilo, el problema es que parecía que todos los días de mi vida quisiera quedar conmigo. Si la decías que no, ella echaba mano de los más variados argumentos para conseguir su objetivo: recuerdo esa vez en que la conversación telefónica paró 23 minutos después, ante mi cansancio y mi rendido y forzado "sí". Últimamente, siempre acabábamos en aquel parque esperando hasta que llegara su novio, cuando éste llegara yo me iría. Luego, a esta rutina, se unió mi hermana.

- ¡Qué calor que hace! Me apetece un helado- espetaba.- Pero, no tengo dinero.

Siempre me extrañó esta afirmación: si ella cogía un transporte público hasta llegar a la puerta de su novio, era imposible que se fuera con lo justo. Además, ambas sabíamos que ella no era precisamente pobre. No sólo una única vez me tocó invitarla, lo que lo hacía todo más sospechoso. Me debatía entre dos voces: una que decía " ¡No!" y otra que la anulaba diciendo " Venga, no seas tacaña". Quizás, aquellas palabras, por parte de ella, eran una estrategia más para hacerme sentir la pesada losa de culpabilidad si no satisfacía sus caprichos.

No tardó en presentarme a su novio y parte de la familia de éste.

- Un día me voy con Esther y su hermanita y X se queda en casa - bromeó ¿realmente lo hizo? Con el tiempo he aprendido que a veces, a la verdad le gusta disfrazarse de broma. Más tarde, él propuso irnos de fiesta hasta altas horas de la noche con unos amigos suyos, lo que rechacé con excusas.

El día anterior a la final de la Eurocopa, X propuso que nos quedáramos en casa de su novio a verla con ellos. La dije que si iba que la llamaba, aun sabiendo que no lo haría: lo que me apetecía era vivirlo con mi familia. Pero, como dije antes, X no aceptaba un "no" por respuesta. Así que al día siguiente, desde la mañana hasta la hora del gran partido, se dedicó a mandar mensajes y a llamarnos a mi hermana y a mí, cada hora, cada minuto, cada segundo. La ignorábamos: no nos permitiríamos caer de nuevo en sus manipulaciones. Hasta que, a la hora del partido, me mandó un mensaje: estaba bastante enfadada y me decía que no volvería a quedar con nosotras ¿Qué derecho tenía ella a dominarme así? Desde entonces,en silencio, mientras ella dormía en su mundo, fui cerrando la puerta detrás de mí. Me aseguré de que los pestillos estuvieran bien cerrados.

Ayer, oí sus lamentos y golpes tras la puerta: seguía llamando desde la mañana hasta la noche, ideando diferentes estrategias como cambiarse el número de teléfono y hacerse pasar por otras personas. Y mientras, yo, escondiendo mi verdad tras mi espejo. Porque, así se hizo desde tiempos antiguos: es el arte heredado de esconder ciertas evidencias para que sus afilados cristales no corten a otras personas. Pero, ella no me dejó otra opción. Aún así, el teléfono siguió sonando y por algunos instantes logró matar la sequía de mi lágrimas. Sé que ella se esconde detrás de la puerta: sólo tendría que abrirla. Pero ¿de qué serviría? Nada será como antes.

Hoy me siento extraña, tras aquella nube negra que llegó a envolverme con su húmedo manto de lluvia. Dejó de llover pero...

A veces, un único suceso puede cambiarlo todo.

15 dicen bla,bla,bla:

belona dijo...

No estés triste. No hay nada peor que la gente que agobia y no te deje tomar tus propias decisiones.

Desde hace muchos años tenía una amiga, que dejó de serlo hace dos meses.

Esther dijo...

Creía que había parado pero,ahora ella me sigue llamando a casa, a mi móvil... ... con cada llamada me siento de nuevo mal pero, no puedo hacerla caso, porque me pregunto que por qué tanto interés y pasión por mí. Quizás planeó algo con su novio contra mí, está presionada con algo o simplemente se aburre... ...nunca me había pasado nada así. No me siento ahora capaz de confiar en ella y de nuevo me siento triste.No sé si soy yo la monstruo o es ella...

Gracias a todos los que siguen conmigo y saludos.

Sick dijo...

La indiferencia es el peor golpe que se da. Parece evidente que espera una reacción por tu parte, aunque no sepas por qué. Ni fu ni fá. Dejalo pasar.

Besito nena.

Christian dijo...

Hay persianas de la amistad que a veces merecen bajarse por completo, Esther. Pero siempre hay que poner lo bueno y lo malo en la balanza. Es un decisión difícil.

alicia dijo...

Percibo desequilibrio (no me hagas decir de qué tipo, pero lo percibo) por parte de X. Se le va mucho! Intenta pasar de ella y ya se cansará...
Ánimo y no te dejes envolver por su aura negativa.
Hace años me pasó algo similar con una persona. Por suerte, ya no forma parte de mi vida, pero sé que se pasa mal.
No te dejes anular ni dominar.
Hablando en plata: Que le den!
Muchos besotes! Cuídate y deja que te cuiden!
smuakasss!

Dragón del 96 dijo...

Por lo que cuentas es mejor no constestarle. A partir de ahora se presentan dos opciones... o te sigues sintiendo mal o lo enfrentas de una vez para que dejen de jod... molestarte.

Slaudos.

Dragón del 96 dijo...

A porposito, encontré en el blog de una amiga algo que puede ayudarte:

http://justmiau.blogspot.com/2008/05/parece-que-alguns-no-entienden.html

Slau2.

BEA dijo...

Mi niña como te dije no te preocupes por lo que ella te dice.
Pasa olímpicamente. Ya se dará cuenta de que no quieres que te agobie.

A veces las palabras sobran y con que le hagas saber que no le contestas por un tiempo se dará cuenta de que te tiene que dar tu espacio.

Y no estés triste y menos por eso.

Un besazo enorme guapa!!!

Venga va que aquí llegó la Bea pa' alegrarte el día. Guapaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!

ZezinhoMota dijo...

Quando um dia puderes, visita aqui o Norte de Portugal que é muito bonito e um povo hospitaleiro.

Não te esqueças de um dia fazeres uma visita ao Douro e de preferência no Barco e no comboio.

Nem imaginas como irias ver tanta beleza.

Besos.

ZezinhoMota

Alatriste dijo...

He conocido a gente así, por lo que te entiendo perfectamente. Creo que has hecho muy bien y que lo mejor que puedes hacer es seguir manteniendo la distancia. Alguien de esa catadura moral no merece la pena tenerla cerca. Así que no tú no sufras, amiga, que no hiciste nada malo. Defenderse es humano. Te mando muchos ánimos y a olvidar pronto. El mundo está lleno de personas maravillosas, así que pasa de las que no lo son.
Besos.

La gata en el tejado caliente dijo...

Devolviéndote la visita y lo que leo me intriga y a la vez me preocupa... El problema es que hay personas que entienden acoso por afecto, pasa en relaciones de pareja, pasa en familia, pasa en amigos...
Yo me libré de mi acosadora telefónica, desde que la amenacé y le dije (aunque sin estar segura de que pudiera hacerlo) que iba a conseguir los registros de mis llamadas entrantes en mi telefonía celular y que igual iba a aparecer su número y que la iba a denunciar por acoso telefónico. La tuve que cuadrar porque no entendió de la manera amable, le pedí que por favor no me llame a altas horas no entendió le pedí que no me timbre no entendió, cuando empezó a timbrar con id oculto le dije que tenía su número igual y que la iba a denunciar... realmente ya el asunto me estaba estresando y me estaba jorobando en extremo, así que literalmente le dije "ya te jodiste por estúpida". Porque no me dejaba paz ni tranquilidad.

Nadie tiene derecho a perturbar tu vida y tu paz de tal manera que agobie. Y si no entiende, dile sus cuatro verdades y dile que no te llame ni te busque más. A veces cuando se trata de amigos uno no tiene muy claros los límites para ponerles pues nunca piensas que realmente una amiga tuya te vaya a empezar a acosar... Pero te apuesto que si un ex novio o un chico con el que sales te hiciera tanta cosa ya habrías tomado cartas en el asunto, y es que ese es el problema, a veces nos olvidamos que el acoso puede venir de quien sea, hasta de un miembro de tu familia, y cada nivel es distinto.

Si ya ha llegado al punto que ya no sabes que hacer para que te deje tranquila, dile que la vas a denunciar, si te ha estado llamando a tu casa y a tu móvil a cada rato entonces en algún lugar tienen que aparecer los registros de esas llamadas y 20, 30 llamadas en un día no es una cosa normal. Por ningún motivo dejes que te haga sentirte mal por rechazarla, tú tienes derecho a querer tu tranquilidad y eso no te hace monstruo para nada.

En mi caso yo llegué al punto de amenazarla con denuncia porque de otra manera no me entendió, traté ignorandola parecía que eso le daba cuerda, traté pidiéndole por favor que no me timbre(pues no llamaba) tanto ni tan tarde, parecía que eso sólo hacía que me hiciera cuatro llamadas más cada vez más tarde (creo que no tenía vida), le propuse incluso que me llame en cualquier otro momento y que en lugar de timbrar llame si quería conversar conmigo, tampoco. Tuve que decirle sus cuatro verdades y decirle que la iba a denunciar y decírselo feo para que me deje de molestar, porque a la primera tampoco no entendió y cada vez eran más las llamadas y cada vez más tarde (esta vez ocultando id por supuesto pero yo sabía que era ella). No sé en qué etapa estás tú pero si no entiende por las buenas, no te sientas mal de defenderte por las malas... hay gente que no entiende cuando los ignoras hay gente a la que la indiferencia parece que les alimenta... lastimosamente hay gente, como en mi caso fue, que sólo comprende cuando tienen amenaza legal inminente... En mi caso eso fue el santo remedio.

Suerte y si sigue a pesar de la indiferencia ponle el pare de una buena vez! que nadie tiene derecho de perturbar tu paz ni de manipularte y tú no debes dejarte hacer.
Gracias por pasarte por mi post "telefónico" y comentar, de verdad espero que tu problema mejore y sorry por el súper hiper largo comentario, cuando pasas por este tipo de cosas te da rabia ver a otros que también se ven afectados por algo así.

Dinorider d'Andoandor dijo...

la inseguridad y esa enfermiza ansia de dominación son peligrosas, a gente así mejor tenerla a cierta distancia. Uno puede ser juguetón pero los extremos son peligrosos. Mejor corta de raíz por el bien de todos. La gente así uno nucna sabe hasta donde puede llegar y no te sientas culpable pues le hacen un bien, ella tiene que notar que su actitud está mal.

Esther dijo...

No suelo contestar comentarios pero, quería agradecerles sus consejos y el que me apoyaran. No sé si mantendré esta iniciativa de responder comentarios, aunque está bien la idea. Sean pacientes y ¡muchísimas gracias a todos!

Belona: sí, ni que lo digas. Pero, no podía evitarlo, es triste, en fin...

sick: tienes razón, la indiferencia es el mejor método, aunque no siempre funciona.

Christian: sí, aún después de haberlo hecho dudaba pero, creo que no tiene ya solución. Hay algo que me impide ya volver, no sé cómo explicarlo pero, ya no puedo.

alicia:gracias por tus palabras de ánimo, ya me siento mucho mejor,creo.

Dragon del 96: presiento que sí es lo mejor, aunque me gustaría que no hubiera acabado todo así. Gracias por el link que me enviaste, que ya leí. Siempre es bueno saber que no se está sola.

bea:gracias, guapísima por tus palabras de ánimo y tan sabias.

zezinhomota: muito obrigado por o conselho. Também visitaría Lisboa. Saludo.

Alatriste: sí, por suerte no todos somos iguales en ese sentido. Gracias por los ánimos.

la gata en el tejado caliente: gracias por compartir tu experiencia similar conmigo y por tus consejos. Por suerte creo que no tendré que llegar a esos extremos. Todo está hoy mucho más tranquilo, aunque esta mañana he recibido una llamada con número privado... ...pero, parece que todo se tranquiliza,ojalá que sea así.

dinorider d'andoandor: tienes razón. Ya pensé que quizás podría resultar peligroso y en cierto momento temí que pudiera hacerme algo. Aunque no he podido evitar sentirme mal, quisiera que todo pudiera ser como antes y no va a poder ser, porque ya no puedo evitar huir de ella. Sí, la hago un favor, por otro lado.

Saluditos a tod@s.

lovely__lonely dijo...

Hola, soy nueva por tu blog pero ojalá que lo que cuentas en tu post se este solucionando enserio que si, =)

Alma azul dijo...

Tienes razón. Un único suceso puede cambiarlo todo. A mí me acaba de pasar con un gran amigo, que me consideraba su mejor amiga. Con lo que me ha pasado hoy me he dado cuenta de que todo era mentira, una absoluta y gran mentira. Quizás, no vuelva a verlo más y éso me duele.

Un besito.