viernes, febrero 11, 2011

A un alguien o a un nada.

Querido:

Te cuento que acabo de salir de reanimación, una vez más, quizás. Puede que ya sea la segunda vez o ¿quizás la primera? o puede ser... No lo sé; mi maltrecha memoria no me deja pensar; bucea en las caracolas de la lejanía o quizás eso es lo que prefiera pensar. Debo de haber tenido varios accidentes de tráfico; reconozco que soy una mala conductora pero, tú también tienes la culpa, aunque pueda ser que no te conozca, por dejarme sola. Dime ¿dónde te has metido? Demasiadas señales de tráfico, demasiados vendedores de felicidad pero, ¿sabes? No puedo creer en ellos: venden el juguete de una sonrisa pero, ¿de qué me sirven las estelas multicolor, si luego se van con el aire? Yo quiero arco iris eternos para guardar en mi cajita del corazón; sólo tú podrías hacerlo pero, no eres más que una masa amorfa y metafísica, un cuadro vacío en la pared. Dicen que existen las medias naranjas; a menudo me hago zumo de naranja pero, sólo veo una entera. Puede que si me vieras te sacara las uñas. No te asustes: sólo es un modo de defensa... No te contaré el secreto de todo ello pero, si tú fueras más que un actor de felicidad, entenderías... Pero, sólo tengo un nombre vacío de palabras. Un hospital que sufre apagones de realidad. Un colchón de inexistencia. Quizás te preguntes de qué diablos estaré hablando, quizás no acabes de entender el continuo silencio de mi estado accidentado, pero, al igual que una imagen vale más de mil palabras, la música también. Quizás así termines de comprender:


Son sueños- El canto del loco.

Pero, seguramente no existas o seas el aire que juega con mi cabello; ojalá nos viéramos en otra vida pero, hasta las cortinas del secreto son espesas y hasta allí guardan sus propiedades privadas de secretos. Seguiré teniendo accidentes, tentando esa mano macabra de oscuridad y tú seguirás escondido bajo las misteriosas páginas del mundo. Pero, no quiero volver a accidentarme nunca más. Contigo sería mucho más fácil.

Sé que éste no es probablemente el mejor sitio para hablar pero, tenía que decírtelo, aunque fuera por una vez y como sólo tengo tu nada... Ahora me queda la cinta de esperanza, ésta que enrollo entre mis dedos, de que lo estés leyendo en algún lugar de El Más allá. Atentamente,

D.


7 dicen bla,bla,bla:

Patricia dijo...

Te escucha, seguro que te escucha muy de cerca y sin pensarlo un dia lo tendras frente a frente...creo que las medias naranjas no existen pero asi cada una con toda su peculiaridad y manera tan singular hace que la mezcla sea unica....que linda cancion!! no la conocia, me gusto....la bajare a mi ipod.
besos,

Esther dijo...

¡A mí también, me encanta, la letra y todo! Te puedes identificar con ella.
El Canto del loco es bastante famoso por aquí.

Ya os visitaré :)

Saluditos.

*Sechat* dijo...

Te noto muy romántica y me gusta. Seguro que en el fondo él sabe que le esperas. Un besote.

Anónimo dijo...

En verdad, en verdad te digo, que para mís de lo mejor que te he leído, moza.
Me ha encantado.

Esther dijo...

No sé si estaré equivocada... pero, tengo la sensación de saber quién puedes ser. Si fuera así, me alegro mucho de tenerte por aquí y que aún sigas apoyándome pese a mis rollos... xD pero, bueno, a mí me gustan y me expreso en esta casita libre... Me llevé una muy agradable sorpresa porque reconozco que... Si no es así, da igual, igualmente me alegra de poder contar contigo. Gracias forever! :D

abulico dijo...

Wow! tanto concentrado dentro del alma para un destinatario que a lo mejor no existe... simplemente genial. Como decia un comentario anterior a éste, pienso lo mismo, de lo mejor que te he leido. Me ha impresionado la verdad.

Dinorider d'Andoandor dijo...

mejor pensar que existe