domingo, julio 09, 2006

La playa en nuestro cuerpo


Sentir la arena bajo los pies, dejar que el sol broncee nuestro cuerpo(no sin antes ponernos una buena crema protectora, los que somos muy blancos), una buena dosis de tranquilidad, largos paseos por la playa... ...estas son algunas de las cosas que nos ofrece la playa. Pero, además hay más porque en el ambiente de una buena playa salvaje obtenemos beneficios que el cuerpo agradece. Gracias al agua del mar limpiamos nuestros conductos nasales, de la garganta, de los oídos; seca los granos del acné; cicatriza heridas; elimina la caspa; la piel se sanea. Pero, debemos proteger las pieles más blancas del sol, pues las grandes radiaciones del sol pueden dañar nuestra piel; si vemos que un lunar ha aumentado de tamaño o, ha cambiado de color, es mejor que acudamos al dermatólogo por si nos lo deben quitar.El sol del día no es como el de antaño pues, tiene más radiación . Por ello, algunos medios han advertido que debemos proteger nuestros ojos con gafas de sol ya que, la radiación estropea la mácula del ojo. La mácula del ojo es una zona en el centro de la retina que hace nuestra visión más nítida. Con el sol de hoy en día, el centro puede ser pigmentado o presentar una mancha oscura, lo que entorpece la visión.
En cuanto a los paseos por la orilla del mar, si los hacemos descalzos, el golpear del pié con la orilla del mar beneficia la circulación sanguínea.
La playa tiene el inconveniente de que es uno de los lugares donde más incide la radiación del sol, a nivel de salud. Pero, sacamos más beneficios que desventajas. Además, si tomamos las precauciones necesarias, los dos inconvenientes citados desaparecen.
Una buena playa es la de San Pedro del Pinatar, en la provincia de Murcia. Además, no muy lejos de allí, existe lo que se llama "los barros" donde hay charcas con mucha sal concentrada y donde la gente se embadurna de barro, que dicen que tiene propiedades medicinales. Allí, por la gran concentración de sal se frota, tanto así que yo un día que fui vi a un hombre que se puso encima un gran pedrusco para no salirse del agua.Los barros, en las localidades cercanas al mar y que están al norte de España no existen . En Andalucía no sé si existen. En el sureste, por la región de Murcia sí que hay; yo conozco dos: el de Lo Pagán y el de San Pedro del Pinatar.
Bueno, no sé vosotros pero, yo que sé esto procuro ir a la playa al menos una vez por semana y siempre que se puede.Además, con este tiempo, lo ideal es estar a remojo.
-¡ Patos al agua que rompan fila!

0 dicen bla,bla,bla: