sábado, julio 22, 2006

Las dimensiones del mundo


Para unos es una bonita hipótesis, para otros una gran verdad que se puede apreciar con observación, paciencia y trabajo. ¿Quién sabe? Yo pienso que puede ser cierta: y ciertas cosas que se ponen en ella de manifiesto ya han sido comprobadas científicamente y se ha demostrado que son verdad.
Un error que se da en este mundo tecnológica y científicamente muy desarrollado es que nos pasamos de listos; pensamos que sabemos todo lo que sucede en nuestro planeta o, que sino, nos queda una mínima e infinita minoría por saber, cuando puede( y es lo más seguro) es todo lo contrario. Porque el ser humano tiene cinco sentidos que le comunican con el exterior pero, con muchas limitaciones.
La vista: es el sentido del que más depende el humano para percibir el mundo exterior. Los colores percibidos mediante la vista son una gama de vibraciones producidas en la luz por una sustancia llamada éter y depende de la frecuencia y amplitud de la vibración se producirá un color u otro. El ojo humano sólo puede percibir siete colores: rojo , añil ,anaranjado, amarillo, verde, azul, violeta. De las diferentes mezclas y matices de estos colores se dan otros colores. Pero, los colores que apreciamos no son todos los colores que existen en el mundo pues, se ha comprobado que delante del rojo o detrás del violeta existen otros colores que el ojo humano no percibe, por ejemplo: los rayos ultravioleta e infrarrojos contienen colores (fruto de las vibraciones) que nuestros ojos no pueden percibir.
El oído: gracias a ellos percibimos diversos sonidos , ondas sonoras que aunque invisibles a nuestros limitados ojos, vagan por nuestro alrededor. Existen ciertos sonidos que escapan a nuestros oídos como los ultrasonidos que algunos animales perciben ¿no os habéis fijado en los perros ,por ejemplo? el mío, por corroborar esto, nota cuando alguien está a punto de llegar a casa , aunque no haya entrado ni el portal; se inquieta, mueve las orejas y llora lastimeramente para que le deje acercarse a la puerta de casa. Yo en cambio, no oigo nada y, alguna vez le pregunto: - ¿Qué te pasa? - y le intento tranquilizar: -No viene nadie.-Pero, ja, ja: no tarda mucho en aparecer alguien por la puerta.
El olfato: es un sentido poco desarrollado en el ser humano, y cada vez tiende a ser menos avanzado, puesto que poco lo utilizamos. Muchos animales lo tienen más desarrollado, me viene otra vez a la mente el caso del perro. Los que tengáis perro ¿ no os ha pasado que cuando váis a comer y huele la carne (cosa que les encanta) suelen acudir a vuestros pies a mendigar lastimosamente para que les déis algo?
El gusto: gracias a las papilas gustativas de nuestra lengua podemos apreciar los diferentes sabores.
El tacto: se relaciona con la sensibilidad de la piel.

Las dimensiones.

Son siete dimensiones, que a su vez , cuentan con diferentes subdimensiones. Aquí empezaré hablando de la más densa, finalizando con la menos densa de todas.

Dimensión o plano físico.

Es la dimensión más densa y más evidente para los seres humanos, ya que, además, gracias a sus cinco sentidos se pone en contacto con ella. Cuenta con siete subplanos: materia líquida, sólida y gaseosa ( éstos bien conocidos por nosotros). Éstas tres últimas subdimensiones son las inferiores. Pero, recientemente, los científicos han descubierto un cuarto estado de la materia, que esotéricamente se conoce como energía etérica, y que la ciencia a denominado plasma y que se estudia desde hace poco.Así pues, se obtiene la cuarta dimensión : el etérico.Después tenemos el resto de dimensiones que son el superetérico, el subatómico y el superatómico.

Características de la materia etérica.

En el subplano etérico se puede percibir una gama de colores mucho mayor que en los tres subplanos inferiores ( líquido, gas, sólido).En este plano, se pueden divisar los gases, los gérmenes, bacterias, virus , infecciones, éteres, etc.Cada lugar del planeta tiene una cierta naturaleza, que varía con el clima, y una admósfera etérica. Dependiendo de la zona, los éteres se distribuyen de distinta manera, actuando en el físico de los cuerpos etéricos y de en el físico de las personas. También existen los espíritus de la naturaleza, o devas que están en la materia etérica. Existen mareas de materia etérica tal y como existen las mareas del mar y sus cambios se producen al mediodía y medianoche.
Existen corrientes magnéticas,en las que si se poseen los recursos y técnicas precisas, pueden ser aprovechadas. Tal es el caso de los OVNIS o UFOS( en inglés) que alcanzan enormes velocidades para no ser vistos.

Plano o dimensión astral.

Este plano es muy diferente del físico. Allí, la materia tiene mucha movilidad y es capaz de pasar de una forma a otra, con suma rapidez. En este plano, existen muchos colores que el ojo humano no es capaz de captar.
Un mundo en el que no existe la oscuridad, todo es luminosidad; todo esta iluminado por una luminosidad difusa que procede de los objetos astrales y que no se sabe de dónde viene.
Los objetos de esta dimensión , si nos pusiéramos sentados frente a ellos, no veríamos sólo la cara que está enfrente nuestro, sino que veríamos a la vez la parte de detrás, las de los lados , la de arriba, la de abajo y su interior. También se puede comtemplar las partículas que componen las cosas y el aura de los seres, los cuatro subniveles de la materia etérica, colores inflarrojos , ultravioletas u otros colores que nuestro ojo no percibe.
La materia astral transmite y recibe los impulsos del movimiento que produce los sentimientos , todo tipo de emociones ( amor, odio, venganza...), placer, dolor y es por ello, que a esta dimensión también se la puede conocer como la de los deseos o emociones.
Todos los objetos físicos tienen materia astral y una contraparte de esta materia. Cuando un ser muere, esta contraparte se destruye y lo mismo ocurre cuando se destruye un objeto. Cuando movemos un objeto físico se mueve su parte astral pero, no la contraparte.Cosa tan extraña como las demás es que no existen ni leyes físicas ni gravedad.
En cuanto a los subniveles de esta dimensión existen siete y se encuentran en el interior del ser humano, al igual que los planos. En los inferiores está el odio, la crueldad, ambiciones humanas terroríficas, el egoísmo,etc. Se corresponde con lo que los cristianos llamarían el infierno y donde también tienen lugar los castigos. Después estarían los subplanos intermedios que es donde van los recien fallecidos, donde sus anhelos , sus ambiciones se transforman en materia astral. En los subplanos superiores es donde encontramos la bondad y los buenos sentimientos.
Los habitantes de la dimensión astral, se pueden clasificar en humanos y no humanos. El grupo de los no humanos es más amplio y numeroso aún que ese mismo grupo en la dimensión física.Entre los no humanos puede mencionarse algunos espíritus de la naturaleza y ángeles. Dentro de esta división, hay seres que habitualmente viven en este plano y otros que simplemente, vienen de visita. Además, es aquí donde van los recien fallecidos y donde están las almas de aquellos que duermen y que sin ser conscientes vagan por este plano, porque son capaces de viajar astralmente.En cuanto al viaje astral, si el individuo está espiritualmente muy desarrollado, durante el sueño, el alma y el cuerpo astral se desprenden del cuerpo físico pero, si espiritualmente está poco desarrollado el estas partes quedarán inactivas , como el cuerpo físico. Si en el trance, a estos individuos se les despierta, tendrán la sensación de haber tenido un sueño muy extraño. Cabe hablar de los discípulos o seres superiores que deciden realizar en este plano alguna labor voluntariamente o vienen a aprender , siendo conscientes de ello, aunque normalmente ellos preferirán la dimensión mental.

Dimensión o plano mental.

El alma está sujeta a leyes menos limitadoras que en el plano anterior. Al igual que todos los demás, está dividido en siete subplanos. Estos siete subplanos se dividen en cuatro subplanos inferiores y tres superiores. A estos planos se les denomina, mental superior o abstracto y mental inferior o concreto. Es la dimensión de los pensamientos. Donde los fenómenos que afectan a un individuo se producen todos al mismo tiempo y en el mismo lugar.
El subplano mental abstracto, es lo que los cristianos llamarían el cielo , la verdadera morada del alma. Además, aquí se encuentra lo que llaman el cuerpo causal, donde se guardan las experiencias del ser humano, recogidas vida tras vida. Es donde se encuentran las ideas, los pensamientos, etc.
El subplano de mente concreta es dónde se mide, se estudia, se analiza,etc.
Es importante tener en cuenta que la mente no es lo mismo que el cerebro. El cerebro es un órgano físico, un conjunto de células que la mente utiliza para poner en contacto al ser humano con el mundo exterior, ser consciente de experiencias que serán la vía para que vaya evolucionando espiritualmente y que le podrán servir de ayuda para acercarse al grado de perfección, que es la meta de todo ser humano. La mente, en cambio, es abstracta y se vale del cerebro, que es su soporte físico, para acumular experiencias. En esta dimensión también existe una gran diversidad de habitantes, como son ángeles de jerarquía superior . En los subplanos superiores podemos encontrar personajes tales como maestros de la sabiduría y ángeles solares, entre otros. Además, aquí es donde los díscipulos sabios llevan a cabo sus labores.

Dimensión o plano intuicional.

De esta dimensión poco se puede decir. Se considera la dimensión que está en el centro de todo este conjunto de dimensiones. Se podría relacionar con el corazón humano. En ella se da la intuición , se distingue la verdad de manera rápida, instintiva, sin velos, con claridad. Pero, esta intuición no es lo mismo que la intuición adivinatoria o corazonada. Esta intuición es distinta, es la que el alma utiliza para descubrir la gran verdad.
Las fuerzas y energías de este plano son las que serán utilizadas por los maestros de la sabiduría.
Además en este plano, se da el amor puro.
Esta dimensión es la primera dimensión dibina, a la que los individuos entran cuando espiritualmente están muy avanzados.

Dimensiones o planos átmico, monádico y divino.

En estos planos actúan aún muchas menos leyes que en las demás. En ellos están los espíritus puros, trascendentes del cuerpo humano. Se dice que es una de las residencias más hermosas que nos ha preparado Dios.
En el plano átmico, la voluntad del ser, el aspecto espiritual.
En el plano monádico se manifiesta nuestro verdadero ser. Dónde se manifiesta el espíritu y, es la meta que debemos alcanzar en este planeta. Aquí nos hemos convertido en los hombres perfectos y maestros de la sabiduría. Es aquí cuando realmente somos conscientes y conocedores del plan de Dios.

A todas estas dimensiones con sus subplanos se las conoce con el nombre de EL PLANO FÍSICO CÓSMICO.

Me gustaría saber si realmente todo esto es verdad. Pero, desgraciadamente, y aunque alguna cosilla de aquí se ha demostrado que es cierta, seguro que todo ésto no se puede demostrar en su totalidad por su gran cantidad de aspectos y su complejidad. Será cuestión de interpretar los escritos bíblicos y no créerselos al pié de la letra;por ejemplo, bien sabido es el dicho, o al menos por los cristianos: " polvo eres y en polvo te convertirás." y ello no significa que estemos compuestos por motas de polvo y que en nuestra hora ¡plas ! nos difuminemos en polvo, como el que se puedee difundir cuando barremos un sitio lleno de restos de tierra. Tampoco es cierta la historia de Adam y Eva, éso de que a Adam Dios le creó a partir de una escultura de barro y a Eva de una costilla. Ésa historia, no se puede tomar tal cual, debe interpretarse como que todo lo que somos, nuestra alma e incluso todo lo que vemos alrededor nuestro es obra de Dios. En textos religiosos, nos afirman que existe un cielo, y que nuestras almas van a él pero, quizás no se quiera decir realmente éso sino, que Dios a dispuesto otra dimensión o incluso otros planetas más bellos que éste y dónde podemos ser más felices, mundos que ni siquiera imaginaríamos que existen. Pero, la clave para ascender espiritualmente está en el amor. De esta teoría y ni siquiera teoría, más bien hipótesis, ya que nunca se podrá demostrar, sólo podemos tomar la actitud de creer o no creer. Es cuestión de fe...
(artículo relacionado: ¿ la gran verdad de nuestra existencia?).














2 dicen bla,bla,bla:

Dragón del 96 dijo...

Muy interesante el artículo, aunque muchas cosas que quedan en el aire. Por un tiempo se me dio por leer notas así, están en toda la red, pero lo tomó como lectura entretenida más que creer en ella fervientemente. Claro que nada (tal vez si y no lo sé) de esto esta probado científicamente (¿cómo se puede afirmar que existe un plano de verdad absoluta?) pero creo que mucho de ello tiene que ver con la misma percepción humana. En todo caso, son definiciones que nosotros le imponemos para explicar lo que no conocemos, típico en nosotros para definir las cosas que nos rodean o vivimos. No desmitifico la teoría pero tampoco lo apruebo.

Si digo que no creo en dios te mentiría, pero creer en él es tan fantástico como creer en esto, sin embargo nuestra necesidad de creer en algo superior, o definir a donde ira nuestra alma al morir, nos empuja a crear a veces teorías un poco descabelladas. Hay personas que creen en eso y lo respeto, hasta podría decir que creo en ello, pero es solo para llenar el vacío de conocimiento que tenemos en torno a eso. ¿Fui claro? Ya me mareé.

Completamente de acuerdo con lo de la óptica, me apreció lo más resaltante de todo el artículo.

Gracias por la visita, saludos.

Ursula dijo...

Hola, te devolvía la visita... Muy interesante todo lo que has escrito, realmente a veces creemos conocerlo todo pero el mundo tiene muchos misterios que están mas allá de la comprensión humana o lo que nuestros sentidos puedan alcanzar...
Saludos!