viernes, julio 10, 2009

Genética fatal.



Recuerdo a Margarita, la profesora de biología, atenta, amable, buena en sus explicaciones y también aquellos días, donde el agobio se acumulaba en forma de hojas de papel y los cálculos y demás ideas invasoras bombardeaban tu cabeza, se entrometían en tus pensamientos, incluso en tus sueños. El agobio de hoy es diferente: es una agonía silenciosa que se acumula día a día. Es búsqueda, una pieza que busca encajar en un puzzle de existencia.

Y llegó el día en que nos enseñó algo de genética, esos esquemas donde un hombre y una mujer descubrían los genes de una determinada característica sobre el papel y se nos hacía una pregunta tipo: si un hombre tiene, en cuanto a ojos, gen dominante de color marrón y un gen recesivo de color azul y la mujer tiene la misma combinación ¿qué probabilidades hay de que sus hijos tengan los ojos azules? Nosotros éramos los que jugábamos sobre el papel, cruzando los genes de uno y de otro, dibujando posibilidades. Un gen dominante es un egoísta, nunca deja manifestarse físicamente a un recesivo cuando le coge de la mano.

Sí, Margarita siempre estaba dispuesta a ayudarte. Era como un bálsamo de paz donde cabía toda la paciencia del mundo. Sólo había una cosa que no estaba dispuesta a volver a hacer.

- Profe, ¿me dices qué posibilidades hay de que yo y mis hermanos seamos grupo 0?

- No, eso sí que no lo puedo hacer.

No, no volvería a trazar un esquema así para nadie, nunca más. Aquélla era la misma pregunta que esa moza inocente, le hizo hace años y ella, tan dispuesta y entregada como siempre, había procedido a tintar su deseo de realidad. Ni ella ni la alumna hubieran imaginado la tormenta que les vendría encima, el enorme chaparrón que acabaría mojándolas a las dos pero, que sobre todo atravesaría el alma de esa chiquilla curiosa.

- Mis padres tienen grupo 0- la informó- y yo soy A positivo.

- No puede ser...

- ¿El qué no puede ser?

Cuánto quisiera Margarita haber podido dar marcha atrás, haber podido deshacer ese "sí, te lo hago" ¡Maldita la hora en que lo esbozó en el aire, en que lo desveló del pensamiento! ¡Maldito su buen hacer, su manía de ayudar y apoyar siempre a sus alumnos! No, aquéllo no podía estar pasando, debía de ser un error.

- ¿Estás segura de que tus padres son 0 y tú A?- latidos trémulos hablaban en secreto.

- Sí, a mis padres les hicieron las pruebas hace tiempo y a mí también.

- Oye, mejor otro día...

- Profe, no me dejes así... Ya lo has empezado...- Sí, ya había empezado, ¿cómo decirla que no la daba la gana ahora de seguir? Había dicho que sí: no había vuelta atrás.

- 0 es un gen recesivo y A es un gen dominante. Si tus padres son 0, significa que no tienen gen dominante: los dos tienen la combinación 00 y todos sus hijos serían 0, no podría haber otro grupo, quizás tú...

Los ojos de la joven se llenaron de lágrimas. Parte de aquéllo en lo que había creído se desmenuzaba en mil pedazos, se caía de los bolsillos de su identidad, se convertía en bruma para finalmente suspirar un adiós. ¿Quién era realmente? ¿De dónde venía?

7 dicen bla,bla,bla:

Esther dijo...

Quizás no todo el mundo sepa de qué va eso de genes recesivos o dominantes... No lo expliqué por no hacerlo más aburrido aún pero, si alguien quiere que lo explique... Aunque advierto que como profesora soy patética XD Ya lo dice el dicho que quien avisa no es traidor ¡Je,je!

Saluditos a tod@s y feliz fin de semana.

Lunaria dijo...

Sí que me acuerdo de esas clases geniales de biología. Era una de mis asignaturas favoritas y siempre sacaba sobresaliente. Y es que lo que me gustaba se notaba en las notas.

Pobre chica que se enteró de lo que si no hubiera sido por Margarita, nunca habría sabido. Aunque quizás...como dice el refrán: No hay mal que por bien no venga.
besitos miles.

Yahuan dijo...

pues la verdad nunca puede ser mala, lo que no tiene es remedio, no lo digo yo, lo dicen otros más famosos y yo creo que es verdad.

Besos

abulico dijo...

Pero de todas formas, los padres no son los que transmiten los genes, sino los que educan y crian.

Siempre hay que pensar eso. Las personas son de donde se crian.

Saluditos!!!!

Dinorider d'Andoandor dijo...

Mi profa de Biología del cole era medio flojis flojis por decir flojonaza...

sobre ese caso me recuerda al amigo de un primo que es de un grupo sanguíneo llamado Bombay.

Patricia dijo...

Conoci muchas personas que descubrieron que no eran hijos biologicos por una tercera persona, lo triste fue que algunos se convirtieron en enemigos de los padres (duro y dificil de entender pero real)lo alegre es que otros contestaron "quien me crio y me dio amor es mi padre y madre, lo demas en mi cuerpo fisico se lo dejo a mi doctor que es al unico que le importa".
:)
Genes, sangre, moleculas, mmmm pensar que compartimos un 98% de nuestro ADN con chimpances...pequenya variacion no?
besos,

Sara dijo...

Pfff... menuda situación complicada, aunque tarde o temprano se hubiese enterado!!

Creo que esa es una de las pocas cosas que se me quedó grabada de mis clases de biología en el colegio.