domingo, julio 19, 2009

Eclipses de finales.



Las calles dibujan sus pasos en ruedas, en pisadas. Entes extraños y no tan extraños se mueven y aceleran el tiempo. Las manillas del reloj también acarician los momentos frenéticos con sus manos de metal.

Sale. El mundo es una amarga taza de café, con pequeñas dosis de sacarina que lo endulzan muy de vez en cuando.

Una compañía, compañías que se difuminarán con el tiempo, como ese arco iris que luce en el cielo y que el tiempo se comerá. Y saldrá de nuevo la soledad y cubrirá su cuerpo. Soledad, inseparable compañera de sus viajes. Pero, hoy lo comprende: en realidad, ella nunca perteneció a nadie; nadie gastaría tampoco instantes suficientes intentando separarla de su ama. Pero, no importa, la Soledad, sí que la quiere, es su amiga, su confidente, la que la salva de peligros y la da alas de libertad. Por eso, hoy disfruta del viaje de la cotidianiedad, se pierde en su aroma, borra pensamientos; sólo uno toma forma. Sólo uno escribe en las páginas de su memoria:

- Algún día me iré aun más lejos y recorreré el mundo- sí, algún día.

12 dicen bla,bla,bla:

Esther dijo...

Bueno, sé que es pesimista pero, las cosas yo las veo así, menos mal que existen las familias :D A mí me encantan. Y bueno, son tristes las despedidas, los finales pero, qué se puede hacer... la vida es así, supongo... Aunque siempre he creído que no todo, todo tiene por qué tener un final :) Aunque siento que cada vez hay menos corazones en el mundo... no sé... quizás esté muy equivocada, si es así, que me lo digan, que me lo demuestren, pero, no sé... cosas que se ven...

Saluditos.

Yahuan dijo...

Una sacarisa muy peculiar que a veces parece que es terrón de azucar. Y el aroma, el aroma nunca deja de estar ahí.

abrazo

Maka dijo...

Vaya, a veces pienso igual que tu Esther, pero me gusta creer que los hay. Que hay corazones.

Y que no todo esta hecho de metal o vanalidades.

La soledad?... pues siempre hara compañia estemos o no estemos junto a alguien, esten o no esten queriendonos. Siempre estara ahi.

No se bien de que escribiste... y lo raro de eso es que no se bien porque me senti identificada.

jaja
saludos!

digler dijo...

yo creo que el "algún día" ocupa un lugar inevitable en nuestras vidas

Dinorider d'Andoandor dijo...

algún día


eso me suena muy familiar

Emma Grandes dijo...

Hola Esther!

Quién no ha dicho algua vez en su vida 'algún día'???? Un relato estremecedor a la par que trepidante.
Cuántas veces habremos visto el mundo de ese color... Lo increíble de todo es poder describirlo no con colores, sino con palabras y hacerlo tan bien como lo has hecho tú.
Encantada de saludarte!

Patricia dijo...

El adios da lugar a un nuevo encuentro, es asi y se repite en cada vida...la soledad quizas la llamaria autocompanyia y bien la describiste inseparable companyera muchas veces puede ayudarte a crecer mas que atormentarte porque en realidad esa "soledad" esta ahi siempre a tu lado asi estes rodeada de muchas personas o con el ser amado...por eso es maravilloso tenerla como amiga. Siempre me dije "jamas pongas tu felicidad en personas o cosas que no puedas controlar" si es asi jamas te sientes "sola".
Algun dia te iras lejos recorreras el mundo y descubriras cuan efimero es todo y cuan acompanyada estas! es hermoso,
besos,

Lluvia dijo...

Yo vengo a dejarte un bonbon con extra de leche condensada. La vida nos puede mostrar su lado amargo pero piensa que sino lo conocieramos no sabriamos valorar la dulzura como es debido. Yo entiendo y comparto ese sentir, esta semana tampoco ha sido facil. Pero como tu dices tenemos la suerte de contar con nuestra familia (y también con mi chico) y eso es algo que siempre va a estar ahi. Amunt "Esthereta"!!!!

Con mucho cariño.
ANA

PD: Lo que me dijiste del frio, estuve en septiembre del año pasado en Chile, este año estoy aguantando el calor de Valencia. Aunque en agosto haré una escapadita al norte, espero que refresque!!! Un abrazote

Carlos dijo...

Ese día llegará porque crees en el. De la misma forma que crees en un mundo al que por nada debes dejar de creer.
Y te parecerá pesimista, y pensarás que bajas los brazos, pero tus palabras impiden cualquier derrota.
Son esas alas de libertad, de sueños, de rebelión frente al tiempo que se piensa dueño de todo.

Alza el vuelo de nuevo!

Un abrazo, go on :)

Maat dijo...

Sacarina... Ni si quiera nos obsequian con dulce azúcar.

Me ha gustado la Soledad como ente físico en lo psíquico.

Volar lejos...

abulico dijo...

No tiene que ser pesimista el mensaje. Si una persona se acostumbra a la soledad, y es feliz así, no hay que sentirse triste. Además, para irse a recorrer el mundo es mejor irse en soledad, que así se hace lo que apetece, y no hay que pedir opinión a los demás.

Un beso muy fuerte, y ánimo!

Alatriste dijo...

Hoy no vengo a leerte, perdóname por ello.

Hoy descubrí que una canción puede hacerte llorar, que la música te hace recordar vivencias de tu vida, las cuales, no tienen por qué ser buenas.

Así que como te considero una buena amistad, quise compartir mi herida contigo, con la esperanza de que la carga sea al fin menos pesada para mí.

Perdón por desahogarme en tu hombro, pero descubrí esta canción por casualidad y no quise sentirme solo ante ella, no quise quedarme abandonado en mi mesa del Café.

Un abrazo fuerte.

http://www.youtube.com/watch?v=6J4H_M3Mckg&feature=related