jueves, julio 26, 2007

Es nuestra historia, la tuya, la mía.




Mi colegio era una buena escuela. Era considerado uno de los mejores de la ciudad. Por aquel entonces, toda la gente de allí te respetaba y te trataba bien. Los profesores, también eran excelentes y lo digo con conocimiento de causa; mis padres no me llevaron al colegio desde los parvularios; mi padre se dedicaba a disfrutar cada día de mí y de mi hermana, llevándonos aquí y allá: al parque, al safari... ...mientras, que los demás niños estaban encerrados en sus aulas. Por éso, cuando por primera vez entramos en el colegio, no sabíamos ni leer, ni escribir: éramos unas analfabetas totales. Los otros niños ya sabían algo, del parvulario pero, nosotras cero.Además, yo y mi hermana no nos molestábamos en hablar castellano; desde pequeñitas nos inventamos un idioma ininteligible para los demás, pero,con el que nosotras mismas nos entendíamos a la perfección. Aún recuerdo alguna palabra de aquel extraño idioma, un lenguaje básico pero, útil. Por éso, fue inevitable que llegaran las sesiones del logopeda. No recuerdo casi nada: de lo único que me acuerdo bien, es de cuando me intentaban enseñar a hacer el sonido "rr", que no pronunciaba bien. El logopeda me ponía como una especie de cepillo eléctrico cerca de la lengua y yo intentaba pronunciar. Hasta que un día, llegó ese gesto de asentimiento por parte de él, que me parece recordar tan bien.

- Para Navidades, todos los niños deben saber leer y escribir- dijo el profesor.

- ¡Madre mía! ¡Con lo analfabetas que son!- dice mi padre que pensó.

Pero, fuera buena o malamente, aprendimos, para sorpresa de todos. Un ejemplo de que hay veces en que sí que se pueden superar los obstáculos. No sé cómo habiéndome pasado aquello, ya de mayor, lo olvidara y me permitiera caer en un pozo negro, de desánimo y apatía. Cuando eres pequeño, no tienes elección, siempre debes seguir la luz de un guía; de mayor puedes mirar tu interior y seguir tu propia estrella ¡Conquístala! Cambié el rumbo, mi brújula ya no marca la misma dirección. Norte, sur, este, oeste... ...¿hacia dónde me dirijo? ¿Hacia dónde nos está transportando la corriente de la vida? ¿Se puede estar totalmente seguro? ¿Dónde te hallas tú, en aguas tranquilas o turbulentas? Quizás, creas que ya sabes cómo acabará tu historia pero, ten cuidado: no des nada por supuesto. Suma a todo el factor X que puede hacer que aparezca lo inimaginable. Porque somos nómadas, siempre caminando: pasos de tierra, aire, océano y fuego. Es mi historia, tu historia, la de todos. Una historia que sabemos cómo empieza pero, no cómo acaba. Son las páginas blancas de un libro, que se van escribiendo. Yo soy la protagonista, y tú, y todos. Es nuestra aventura, la de todos, y la tuya también. Eres el autor, y todos y yo también. Son miles y miles de historias, cada una única, propia. Porque nadie es idéntico a nadie. Porque somos nosotros las voces del cielo y de las estrellas.Pero ¿Por qué todo ésto? por ser nuestra historia, la tuya y la mía. ¿Desenlace? Depende de tí.

9 dicen bla,bla,bla:

Gonzalo Del Rosario dijo...

Yo no sé cómo terminará mi historia, pero espero que no de muy viejo.

Me gustó la etapa de colegial, por ciertas materias (música, literatura, historia, arte) y sobre todo por los amigos, pero sé que aprendí mucho más con mis padres.

Javi dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Cada uno es el autor de su historia y es el que la dirige, aunque se pueda desviar un poco.
Ojalá aprendieramos tan rápido como de pequeños ahora verdad?

Besos!

Gabriel dijo...

Con sueño pero igual comento:
a)Creo que la etapa del colegio, en particular, la infancia es la mas hermosa de toda...libre de preocupaciones y otros demonios...
b)Siempre me he preguntado si efectivamente somos el arquitecto de nuestro propio destino ?
Un beso desde algun lugar de sudamerica

Blue woman dijo...

Hola, hermanita! Fantástico escrito.

Ojalá yo escribiera como tú.

Ya me acuerdo de esas secciones del logopeda. Pero, aprendimos bien. Al menos, sabemos lo básico.

Besitos.

frank zappa dijo...

con distintas vivencias, en tu caso la del colegio, en otros casos, otras historias, los principios suelen ser duros en muchos aspectos, y seguimos adelante y superamos obstaculos siguiendo esa luz o guia, que mencionabas, despues vamos a la deriva, segun nos dicte nuestra conciencia, y segun nos hayan enseñado a vivir nuestros padres, y segun nosotros tengamos ganas de aplicar lo que nos enseñaron, en mi caso, fui un desastre hasta que me aleje de la casa de mis padres, a los 21, y a la distancia encontre el camino, y era el mismo que me habia marcado mi viejo desde chico, solo me negaba a verlo


saludos

ysraelg7 dijo...

Hola... creo que cada persona busca su propio camino y sobre todo descubre su propio yo.

Te cuento algo, cuando era pequeño mi madre me ancargo a un tio que el me enseño a leer, escribir, lavar planchar, pensar, etc, casi todo. Pero resulto que el queria que yo sea su imagen y semejanza, fue a lli donde tomè mis maletas y quise experimentar y recorrer el mundo con mis propias fuerzas enfrentando mis miedos.

Toda persona busca eso, ser ellos mismos, lastimosamente muchos son titeres del destino y de otra gente.

Cuidate mucho y un abrazo a la distancia, seguiremo en contacto gracias, bye.

Dinorider d'Andoandor dijo...

sí, siempre depende de uno...

cuando me mandaron al parvulario (que acá también le dicen indistintamente nido, jardín o kinder) me aburría y me escapaba del salón donde los niños mayores, hasta que la profesora decidió que era mejor librarse de mi!! jajaja

una prima también se inventó un "idioma" así con su hermanita menor.

G-russo dijo...

las respuestas a nuestros mayores enigmas, esta en nuestro interior, solo falta que en su momento existan seres humanos que te ayuden a arreglar la brujula que son nuestros principios para volver al camino correcto

Dragón del 96 dijo...

No recuerod haber estado en algun parvulario, de frente al cole. Tampoc recuerdo si estaba mas o menos atrasado a comparacion de mis compañeros... supongo que todos estabamos igual, no era un colegio privado.

Y todo lo demas se basa en las decisiones que tomemos, claro que es como mencionas, con el factor X (que no tiene nada que ver con el universo de Xmen) sorpresa.

Slaudos.