viernes, mayo 18, 2007

Una inquilina muy especial



Unos amigos de mis padres vendrían aquel día a visitarles. El plan de ellos era, después, ir a un parque enorme que hay en mi ciudad y quizás tomar algo.

Era la típica etapa adolescente en la que tus papás te querían seguir tratando como un@ niñ@ (al menos en mi caso).

Aquel día, mis padres eran los que se empeñaban en que viniera con ellos.

-¡Que no quiero venir! ¡Qué aburrimiento!- decía yo.

-Tú te vienes- contestaba mi madre con una voz firme y potente que no daba lugar a réplicas.

Al final, me tuve que aguantar ¡Qué remedio! Acompañé a mis padres y a sus amiguitos exteriormente tranquila pero, en mi interior ardían llamas asesinas.Casi no escuchaba sus conversaciones; estaba aborrecida,furiosa y como ida. Lo único que deseaba es que aquello no se me hiciera muy largo para poderme ir a casa de una vez. No me imaginé nunca con quién me iba a encontrar en el parque; una vez dentro, allí estaba, en el molino viejo. Estaba en la misma varandilla en la que estaba apoyada y enseguida captó mi atención. Era una paloma como la de la foto. Me acerqué y enseguida me dí cuenta de que no era como las demás; en vez de huir despavorida, se dejó agarrar por mí. Tenía como algo pegado en la pata,lo que mi padre identificó como hongos, y cuando andaba cojeaba. Sorprendentemente, mis padres me dejaron llevármela a casa. La instalamos como a una señorita, en una habitación de mi casa, por aquel entonces vacía. Compramos pienso especial para palomas y la pusimos en tratamiento untándole la pata cada día con yodo. En poco tiempo se recuperó y dejó de cojear. No tardamos mucho en dejarla andar por la casa y pasearse por la varandilla del balcón. A veces, se iba a un edificio colindante y luego volvía. Hasta se dió el lujo de hacer una visita a la entonces vecina del piso de arriba ( ésa fue la primera vez que se escapó y acudimos inquietos a buscarla, hasta que nos acostumbramos a sus escapaditas). Sé que debería haberla puesto un nombre pero, en el fondo sabía que no se podía quedar en el piso por siempre, aunque yo prefería no pensar en ello.

Un día, nuestra profesora de clases particulares de aquellos tiempos, nos comentó que tenía un hermano que tenía un palomar y al que le encantaban las palomas. Así que aquél fue su destino. Aquel día ví con tristeza como se alejaba el todoterreno de mi maestra, con nuestra palomita dentro. Sí, fue triste pero, esa tristeza se convirtió en todo lo contrario, cuando al cabo de una semana más o menos, nos llegaron noticias: la paloma estaba ya en el palomar y estaba muy feliz porque estaba rodeada de otras como ella.

Siempre estará en mi recuerdo, como otras tantas cosas; fue una inquilina muy especial.

19 dicen bla,bla,bla:

Gabriel dijo...

le encontrare como moraleja.. que todos nos encontraremos en alguien que nos ayude a encontrar el camino a la felicidad, no importa si tengamos que alejarnos de ellos

Javi dijo...

Que bonita historia. En mi casa el experto en eso es mi hermano, todos los años en la época en que los gorriones crian trae a casa algún pollito de los que se caen del nido.
Es muy bonito, al principio dándole de comer con la manita hasta que es lo suficientemente grande para comer él solo.
La pena esque cuando se hacen maoyes tenerlos en casa me da cosa, y soltarlos no puedes porque no saben buscarse la comida ellos solos.
Bueno, como has podio ver me encantan los animales también!

Escarlata Mix dijo...

La felicidad plena es ver a la paloma en plena libertad, y con especies como la suya. A pesar que te gustaba el animal, y que la querías, preferiste desprenderte de ella, porque era lo mejor.
Y mejor que no le pusieras nombre: al hacerlo, ya no hubieras querido desprenderte, para nada, de ela. Saludos

Butterfly* dijo...

hola.. sigo aqui lol,solo cambie la direccion..!!

la verdad esas salidas solo con amigos de tus padres dan pereza,pero si te fijas siempre que obedeces recibes algo bueno a cambio, mientras nos oponemos no son muy buenas las cosas..!!

Algo que te parecia aburrido se convirtio en un recuerdo para toda la vida..

;) Besos..*

ŊΨĉØĿîŦå dijo...

Hola!!! De verdad mil gracias por tu visita a mi blog...
Uff! Los amores, no sabes como duelen, pero creo que no es lo correcto que después de que nos hayan hecho sufrir MUCHISIMO, nosotros para sentir que nos aliviana el dolor por dentro, querrámos hacerle lo mismo a la persona que AMAMOS, eso no es lo correcto, al menos eso pienso.. Digo... Creo que al menos yo, después de todo lo que me hizo sufrir, yo nunca le respondí de mal manera, yo siempre lo amé al máximo, LE DIJE CUANTO LO AMABA AUNQUE ME RECHAZARA MIIILES DE VECES... Dicen por ahí::: En el pecado se lleva la penitencia...
Mira que al menos desde que conocí el Nombre de Yah, no me preocupo por vengarme o por hacer sufrir a las personas, simplemente las Bendigo enormemente para que no les hagan lo mismo que ellos me hicieron a mí... El rencor no es la medicina para aliviar el desamor, nos hace más daño con el paso del tiempo.. a pesar de todo creo que el único error que cometímos fue confiar ciegamente en ellos (en tu caso) sin saber que nos estaban mintiendo (en mi caso) que toda esa bella amistad que nos pintaban era simplemente una farsa.. No por eso hay que detenernos, el camino sigue y no depende de nosotros que la persona que amamos quiera seguir caminando a nuestro lado...
Bella historia la de la paloma, como es que siendo seres distintos te llegaste a encariñar tanto con ella.. Dicen que los animales no sienten PERO YO DIGO LO CONTRARIO, LOS ANIMALITOS TAMBIÉN TIENEN SENTIMIENTOS Y ASÍ COMO SOMOS LOS SERES HUMANOS, TIENEN CAPACIDADES Y UNA DE ELLAS ES LA DE PODER APRENDER A CONOCER.. COMO ESTA PALOMITA DECIDIÓ HACERLO CONTIGO.. Muchas gracias.. Bendiciones desde México..
Isela

Dragón del 96 dijo...

Me identifico como si fueran bloggers. En este caso, la paloma es un blogger, herido y solitario, tu serias como la internet, que cuida de ella y complace sus caprichos y el palomar es como encontrarse con otros bloggers.

Has encontrado una perfecta parabola blogger.

Slaudos.

El Diario de María Elena dijo...

Imagínate que suerte la de la ploma de encontrarte, porque sin ti, no se hubiera curado y quien sabe cual hubiera sido su suerte.
PS: estuve en mallorca, que lindas son las baleares...

Gabrielus dijo...

Hola Esther!
Me encantó tu relato de la paloma.
La verdad que algún día los animales y el Hombre podrán convivir juntos como si fueramos de la misma especie, aunque sabemos que el Hombre es animal.
Me hiciste acordar de una parte del Antiguo Testamento que dice:
"Y habitará el lobo con el cordero, y el leopardo sesteará junto al cabrito; también el becerro y el leoncillo y el cebón andarán juntos; y un niñito los conducirá.
Asimismo la vaca y la osa pacerán, y sus crías yacerán juntas; y el león comerá hierba como el buey.
Y jugará el niño de pecho sobre el agujero del áspid, y el recién destetado pondrá la mano sobre la madriguera de la víbora.
No dañarán ni destruirán en todo mi santo monte; porque estará la tierra llena del conocimiento de YAHWEH, como las aguas cubren el mar." Isaías 11:6-9
Así dice que será también el paraíso!
Y yo creo que lo que has vivido con la paloma es un adelanto de lo que vendrá.
Besos amiga! YAH te bendiga!
Gaby

fabiana dijo...

Que bella historia nos entregaste. Te felicito.
Poseés un blog acogedor.
Besos y buena semana.

blueberrie dijo...

Linda historia; acá las consideran plagas y me da una pena tremenda.
Un beso, buena semana para vos!

Ana Lucía dijo...

que bonita historia ;o) que linda amistad, la dejaste ir, que siguiera su camino en libertad ;o))

yo tambien he tenido algunas visitas, asi simpaticas,, en mi casa de Lima, se ponian a veces algunas palomitas,, mi hermanito les dejaba pancito ;o) y cuando no habia, tocaban la ventana, que lindas ;o)
Aca en Alemania, si no dejo nada en el balcon, porque hay mucho cuervo y la verdad, los odio :o(

Gaiar dijo...

En el sitio mas insospechado hay un amigo al que ayudar...

Oski dijo...

Las mascotas, sean de la clase que sean, siempre dejan una huella latente en nuestros corazones.

Y su marcha duele tanto como la de una persona.

un abrazo

fabiana dijo...

Gracias por tu paso.
Te dejo besos.

abulico dijo...

Una preciosa historia...

Es un ejemplo perfecto de demostrar que la naturaleza es nuestra amante y que nosotros no hacemos más que ponerle los cuernos.

El mundo sería diferente si toda la gente amara la naturaleza y los animales.

Me ha encantado tu blog,un abrazo.

Yume dijo...

Son cosas que suceden, creo que es un bello recuerdo que puedes llevar con tigo para hacerte sonreir, que bueno que se curo la pequeña paloma

te envio un abrazo

Gabriel dijo...

pasaba a saludar y queria ver si volvoio la palomilla

Dinorider d'Andoandor dijo...

a veces se tiene que hacer lo que debe hacerse así no sea enteramente de nuestro agrado momentáneo

si es para mejor así debe ser

Dinorider d'Andoandor dijo...

aah.. el menem al que hablaba en el post era el expresidente de argentina, trató pésimamente a su ex esposa luego se consiguió a una sra de apellido bolocco, ella fue ampayada con un amante hace poco como vino al mundo haciendo de todo y salió en las primeras planas de sudamerica, al menos en Argentina, chile y Perú donde son conocidos.