viernes, marzo 26, 2010

La caída.


Deviantart

Se creyó un dios. Estaba acostumbrado a subir al cielo y tocar las estrellas, por eso los faroles de la noche ya no eran capaces de deslumbrarle. Hasta que un día, cayó de la escalera y la caída fue tan fuerte, tan grande el golpe en el alma, que casi se muere al quedarse casi sin aliento, al sentir la gaviota de un orgullo herido que se reía de él a carcajadas, mientras trazaba su línea de vuelo, alta, sin prestarle la más mínima atención. Así es como tuvo que recordar que nadie es más que nadie. Sólo se es pieza de un puzzle que trata de encontrar su lugar; sólo unos pasos más, una parte más de esa mezcla heterogénea de pensamientos dispares y realidades de café, cada una diferente, de un color distinto que se posa en la ventana de mundos propios o extraños. Así aprendió a ver la escuela de la vida, donde se es maestro y aprendiz al mismo tiempo, tomando roles distintos en una marcha de existencia; donde los hilos de historia se viven, se cruzan y se descruzan y cuyas páginas pueden ser selladas, firmadas, grabadas, por enseñanzas propias o ajenas.
---------------------------
Luna Onírica me hizo este dibujo tan chulo. ¡Gracias!



--------------------------------------
¡Sálvalos!

3 dicen bla,bla,bla:

Nano dijo...

Maravilloso eso de que en la vida uno es maestro y aprendiz!! Creo que estamos aquí para aprender algo, y que de todo caunto nos ocurre aprendemos algo... de lo bueno... de lo malo... siempre tenemos que aprender la lección... Hay personas que se creen que tienen el mundo a sus pies, pero tarde o temprano se dan contra una pared... y la caída suele ser muy dolorosa...
Me gusto mucho la reflexión que pusiste acerca de esas caídas que suelen ser tan estrepitosas y contundentes... Igual yo también creo que la gente se busca un poco lo que le sucede y que uno tarde o temprano paga todo lo que hace...
Gracias por tus comentarios! Siempre es un placer leerlos y reflexionar contigo...
Un fuerte y cálido abrazo!
Seguimos en contacto!

Maat dijo...

Las caídas son más fuertes cuanto más alto se esté (o se crea estar, que se dan casos). Nada... a levantarse y aprender, para no volver a caer...

Un besote

Dinorider d'Andoandor dijo...

cierto somos una dualidad

bonita imagen