martes, marzo 18, 2008

En el autobús.



El día se despide como siempre, los rayos de sol se pierden allá, en el horizonte, tras las montañas, mares, edificios. Cambia el fondo del escenario, ahora éste está decorado con la negrura de la oscuridad, salpicada de destellos de diamante y esa gran bola luminosa que pende del cielo. Hoy, fue un día como otro cualquiera; la noche inyecta su sedante, un sedante que no bastará para calmar completamente a un mundo travieso y revoltoso, aunque sí a una parte (al menos).

Sentada en el autobús, fundida en la oscuridad, oigo palabras cercanas para la física, lejanas para mí. El autobús, está parado hasta que llegue la hora prevista para partir.Hoy, no me apetece escuchar lo que habla la gente; mi mundo es otro, ahora. Tranquilidad de noche, que de repente es interrumpida; una mujer se ha adueñado del micrófono del conductor del autobús. Sus palabras apresuradas se adueñan de la atmósfera; toda exaltada y emocionada, se dedica a recitar una poesía. Entre lo rápido que habla y lo alucinada que estoy, no soy capaz de atrapar todas sus palabras, sólo tengo una voz interior e inquieta que no hace más que preguntarme:

- ¿Qué pasa? ¿Qué pasa?

La gente del autobús también se revoluciona. Se miran unos a otros, se preguntan, nadie sabe nada pero, todos quieren saber ¿Qué es ésto? ¿Una broma con cámara oculta? y ¿para quién son esas palabras?

La chica termina diciendo.

- ¡Te quiero! ¡Vámonos mañana para Milano!-(en vez de Milán).

Así, las palabras aceleradas acaban evaporándose, haciéndose silencio.Seguimos sin entender nada; unos siguen alucinados; otros, se entretienen creando hipótesis del ininteligible suceso; otros ríen...

- ¡Invítanos a la boda!- grita alguien.

Veo al conductor del autobús, se dirige al final de éste, no sé para qué, quizás sea para comprobar si el autobús está lleno, y hacer una cuenta de cuántos asientos quedan libres. Lleva una sonrisa de oreja a oreja.

- ¡¡¿Qué está pasando aquí?!!-sigue martilleándome una vocecita.

Al final, alguien del autobús explica a otro:

- Ya sé lo que ha pasado; ésa que hablaba, tiene a su novio en El diario de Patricia- un programa de televisión en el que viene gente y se dedica a contar sus historias- y se ve que ha contactado con el programa por teléfono y desde aquí le estaba diciendo a su novio todo éso y nosotros nos enteramos porque nos toman como testigos, como que somos muy importantes ¿entiendes?

Llegó la hora de partir. Lentamente, el autobús va saliendo del aparcamiento; dócil y obediente, empieza esa ruta diaria que ya conoce palmo a palmo. Parece que todo vuelve poco a poco, a la tranquilidad; suena ahora en Los 40 principales la canción "Estrella polar" de Pereza, sonrío y la noche aparenta ser la misma pero, a mí no me engaña: ahora, no puedo evitar medio pensar todo lo que ha pasado, sé que no debe ser para tanto... ...pero, son esos recuerdos sobre lo acabado de vivir, que se pasean una y otra vez por mi cabeza ¡Son ellos! ¡No soy yo! ¡No sé cómo evitarlos! Y esos recuerdos se convierten en palabras nada más llegar a casa.


Estrella polar, Pereza.

-------------------------------------------------------------------------------------

PD: me han pedido ayuda para sacar una página adelante, así que aquí pongo el enlace y también la pongo entre mis enlaces; si a alguien le apetece darse una vueltita por allí, es bienvenido.

http//:chiflame.net

8 dicen bla,bla,bla:

Dinorider d'Andoandor dijo...

los recuerdos son como autobuses, nos llevan por todos lados

esa página muy buena!

hay hartas informaciones, algunas bastante simpáticas

Leslie dijo...

percibes como pocas personas lo que hay a tu alrededor, lo desmenuzas, lo estudias y lo vuelves casi metaforico!!!
Un abrazo!

Max dijo...

Curioso el "Reality show" de la vida verdad?

Te deseo una muy feliz semana

Besossss

digler dijo...

nuestros recuerdos nos mantienen en contacto con el mundo

y si, la vida parece a veces la replica de un show de tv

Fernando Nerú dijo...

Querida Esther, te envio a la distancia un gran abrazo y el deseo de que Dios te bendiga y a los que en tu corazon habitan.

Te
espero
en
mi
casa.

Rui Caetano dijo...

As memórias enchem os nossos olhares de grandes vidas passadas.

Esther dijo...

No suelo contestar comentarios pero, hoy tuve tiempecito y me apetecía...

Dino: sí, así es y es mágico.

Leslie: muchas gracias :) pero, tampoco creo que sea para tanto.

Max: Sí, era como un sueño, no me lo podía creer. yo a ti tb te lo deseo y a todos los bloggers.

Digler: sí, y son parte de nosotros.

Fernando Nerú: muchas gracias. Yo a ti tb te deseo lo mejor.

Rui caetano: ¡saludos a Portugal! Yo quiero que gane la de Portugal Eurovisión ¡Es mi favorita!

Un saludito a tod@s.

Escarlata Mix dijo...

En Perú suben a recitar poemas para ganarse unas monedas. A mi me parece bastante molesto.
Lo que cuentas si que es alucimante. Abrazos.