viernes, enero 04, 2008

Laika.

Y aún hoy en día, te inmiscuyes en mis sueños y te pienso de repente, cuando creía que te había olvidado.

Tu cabello rubio y alambroso; tu cara tan tierna...

En tus primeros días, no fuíste muy bien recibida; tu madre, te dejó colgando un ojo, y rápido te tuvimos que llevar al veterinario para que te lo salvara.

Por ahí ibas tú, por el mundo, con tu pata tiesa. Por éso, " pata chula" fue uno de tus motes.

Laika, te decíamos; aunque yo al final, te llamaba Laikuku.

Recuerdo cuando te enfadabas con tu hermana Diana,cuando ella recibía una caricia, cerca tuyo; eras muy celosa, éso tengo que reconocértelo. Era entonces, cuando empezabas a gruñir pero, no eran gruñidos cualquiera sino:

-Aaaaaaa... Aa.... auauaaaa...- sí, así era, por poco creíble que pueda parecer, combinabas vocales. Pero, cuando más nos sorprendistes fue aquel día, cuando entre gruñidos dijiste:

- ¡Miauuu!- fue la primera y única vez que ví a un perro maullar. Mi hermano, que estaba en ese instante, se dio la vuelta hacia mí, con la sorpresa pintada en la cara:

- ¡Ha dicho miau! - exclamó.

Me contaron la conversación que tuviste con un amigo de mi hermano. X empezó a decirte:

-Guau

- Guau- le contestaste tú.

-Guau

-Guau

-Guau- te insistió X.

¿Qué te diría? Quién sabe, pero, el caso es que corriste a esconderte bajo una cama. Idioma perruno ¿existirá?

Una de las veces, en que más preocupados nos pusistes fue cuando te perdiste (en realidad fueron varias veces). Mi hermano siempre iba acompañado de vosotras cuando iba a correr. Pero, aquel día, sólo regresó con Diana y ¿tú? ¿dónde te habías metido? Mi hermano, tuvo que desandar el camino, hasta que allí te vió; tumbada boca arriba sobre esa piedra, luciendo pancita a ver si te ponías más morena.

- ¿Qué se han creído estos humanos? ¿Que los perros no toman el sol?- pareció que pensabas.

Cómo hiciste enfurruñarse a mi hermano; en casa gruñó:

-Ahí la encontré tirada, bien a gusto ¡Sólo le faltaba el refresco!

Pobre de ti, que mirando y mirando a las mariposas, te caíste dentro de un río y te sacamos con una rama. Y también te quedaste atrapada entre las dos puertas automáticas de una farmacia.

-¡Ay! ¡ay! ¡ay!-gritabas.

Y ¿qué me dices del lago? Allí fue cuando nadaste por primera y última vez, de espaldas.

-¡Uy! Pues ésto que hacen los humanos ¡no me gusta!

En tus últimos años, te recuerdo enferma, con tus ataques epilépticos; pero, a pesar de todo, con muchas ganas de vivir y de estar con nosotros. Fue el 1 de junio del 2001, a tus 8 años perrunos y 6 meses, cuando te fuíste.

Aún sonrío recordando todas tus anécdotas.

Decían que no eras normal, que eras fea y ¿qué importaba? Casi toda la infancia juntas;compañera fiel, amiga;supongo que nunca te olvidaré.


10 dicen bla,bla,bla:

Brujita dijo...

Y lo que se les llega a querer y lo preciosos que son para nosotros aunque el resto la humanidad diga lo contrario :)

Y por años que pasen nunca les olvidas porque te dieron lo mejor que tenian, su cariño.

Besitos

Manuel dijo...

que buena historia uno siempre recuerda a sus mascotas porque son parte de la familia yo extraño a mi perro gunther que esta en alemania pero no creo que el me extrañe mucho.....
saludos

la dueña dijo...

UFFF YA TE CONTARE LA MIA!
Q SIEMPRE SE QDA AHI EL VACIO DE PERDER UNA MASCOTA
QUE TIERNA HISTORIA.
BESOS

Escarlata Mix dijo...

Es que aunque sean feos, los queremos. Y cuandos e van los extrañamos. Los perros son una gran compañía para los niños también. Yo he tenido varios perros y a todos los extraño bastante (salvo uno que le gustaba morder y que un dia le metí una paliza porque me dio cólera. A las finales ya nadie lo extraña). Es que son bastante fieles, sin importar dar la vida. Saludos.

Fattyec dijo...

Preciosa historia, me ha enternecido conocer a tu mascota, sabes? sè el valor que se le dan, son entrañables sus jugarretas, y cuando te pones a pensar, si poco faltaba para escucharlos hablar, si con gestos o situaciones, te da la impresion de que si, que han aprendido contigo, que se han adaptado a tu vida y mejor que eso, son parte de tu vida... que lindo que conmemores su recuerdo y tengas tan presente sus anecdotas, eso permite que siga contigo..
Deseo para ti, muchos dias magicos de entrañables anecdotas, que sigas adelante en todos tus planes y se conviertan en realidades.
Besitos niña linda, que Dios te bendiga,
Fatty

digler dijo...

yo creo que una compañía tan tierna nunca se olvida

abulico dijo...

Nunca he sido capaz de tener una mascota, aunque siempre he querido tener un perro, pero no me atrevo porque se que lo voy a querer demasiado, y que acabare sufriendo mucho por el animal el dia que se vaya.

Por lo menos aparece en tus sueños, y te recuerda que sigue contigo aunque no sea en el mundo terrenal.

saluditos!!!

Dinorider d'Andoandor dijo...

que lindas anécdotas con los animalitos que pasan a nuestro lado

maullar un perro!
OH!

de los idiomas debe ser porque recuerdo que a veces los perros se acostumbran a un idioma y si luego se los cambian a veces se els hace más dificil entender órdenes

Moraine dijo...

Vengo de paso...Y me he quedado un ratito, por lo de los amores perros...Una historia muy tierna,yo tuve una perrita parecida, que murió con 14 años, así que ya ves...Tambien le gustaba ponerse morenita y aveces se iba ha hacer de las suyas por ahi...Me has recordado muchas cosas...
Creo que nos volveremos a ver!
Un besote!

Dragón del 96 dijo...

Todos tenemos recuerdos bonitos de perros anteriores, asi como tu, mi hermana aun me cuenta que sueña con nuestra perrita Zashe, la de mi primer post.

Slaudos.