viernes, agosto 25, 2006

La línea

Para hacer este post, me inspiré en esta música, que me encanta: Queen con I want to break free.





A veces pienso que en la vida existe una línea en la que a cada lado hay dos visiones opuestas. Es aquella línea que divide el éxito del fracaso; aquella que divide el amor del odio ; aquella que nos lleva por los buenos caminos o por los malos... ...en fin, una franja que se puede trasladar a tan diversos campos como amplitud supone la vida. A veces, pienso que nosotros somos como las piezas de un ajedrez, somos los jugadores, el elemento principal ya que sin nosotros ¿ dónde está la acción? Y la vida es un escenario, un escenario que quizás no hemos elegido nosotr@s pero, en el que no sabemos por qué nos vemos ahí plantados. Y hay veces en las que hay que ceder; otras en las que hay que luchar y correr; tiempos de amor y tiempos de guerra...
Por ahí vamos, pasito a pasito, quizás un poco a tontas y a locas, porque no sabemos con exactitud hacia dónde nos dirigimos, cómo terminaremos, cuál es nuestra meta , porque aunque a veces nos fijemos metas, de repente hay algo que se nos cruza en el camino , que hace cambiar nuestra visión y orientación. Y nuestra nueva jugada puede salirnos bien o mal. Porque la vida es también aprendizaje, evolución y perfeccionamiento.
A cada cual en su propio escenario en el que salen unos personajes para entrar otros.Nos movemos entre tristes despedidas y entrañables encuentros,lucha y amor, sinceridad y falsedad, llantos y risas, paz y guerra, adhesión y separación... ...miles de situaciones, miles de sentimientos que a veces pueden crear tormentas en nuestro interior y otras paz.
Estamos obligad@s a caminar, y aunque no lo creamos, aunque estemos quietos en casa e inactivos, viciados ante un juego u ordenador; mirando las musarañas o encerrados en el mundo de sueños, aún así estamos andando, siempre paso a paso, quizás camino del error, quizás camino del éxito.
De todo hay : hay personas con buena fortuna en la vida y otras con mala pero, digo que las personas con suerte no se confíen porque al igual que puede irles todo bien, pueden sorprenderles un cambio de línea; así que no se mofen de los desafortunad@s. Y para l@s más desafortunad@s, tengan esperanza, en verdad deben existir tiempos mejores y os podéis sorprender en el lado bueno de la franja.
Somos humanos, y aunque nos creamos por ello unos sabiondos, no siempre es así; en realidad somos como niñ@s moviéndonos entre lo desconocido y conocido, y aunque muchos digan que no, siempre hacemos preguntas y buscamos respuestas.
Lo que yo aprendí y que much@s tampoco sabían es : el error es inherente al ser humano; el error, aunque negativo, es un bien necesario; el error lo necesitamos como el aire que respiramos para rectificar. Equivocarse es de humanos.

6 dicen bla,bla,bla:

Blue woman dijo...

¡Buen escrito hermanita! Estoy totalmente de acuerdo con eso de que los humanos necesitamos equivocarnos para así aprender de nuestros errores.

Besotes.

Gatto dijo...

Eso solo nos deja algo para reflexionar... Alguién controla nuestros movimientos.

En el ajedrez siempre hay que estar pensando tres jugadas a futuro y anticipar los movimientos del contrincante.

Muy buen escrito, además tanto en el ajedrez como en la vida, al final del juego el rey y el peon van a una misma caja (esta frase la dijo alguien pero no recuerdo quien).

Beso felinos y gracias por tu visita

Dinorider d'Andoandor dijo...

creo que a veces quien no ha conocido lo amargo nunca sabra valorar del todo lo dulce!

cada segundo es un nuevo giro de direccion, por eso cada momento es valioso!

Bilonguis dijo...

A veces pienso que existe la línea que separa cosas como el amor y el odio, pero casi nunca la encuentro; entonces la diferencia entre una cosa y otra se hace indistinguible -eso es el color gris- y el error se muestra como la única respuesta posible. El alma debe tener dioptrías. Gracias por tu comentario, un placer descubrir tu blog.

Tiempo Irreal dijo...

Será tan necesario ceder. Es decir, si no lo haces, te equivocas, claro, pero.. ¿qué importa?. Muchas personas, me incluyo, creemos que la vida no es para andar "cediendo", sincera y personalmente creo que sí, efectivamente somos piezas de un ajedrez inmenso y complejo. No obstante prefiero ser comido, sin ceder. No trato de ostentar virtudes que no tengo, francamente soy una pieza, la cual, la vida se la ha deborado mil y una veces.

Muchas graciasp or tu post, es grato saber que no estamos solos en le mundo, que así como tú y yo, deben haber muchas que escriban lo que sientan. Buen blog.

Saludos de Chile, Mariano con tiempoirreal.

A todo esto, se me quedaba bajo el tapete. Muy buena banda, Queen es una de mis grupos musicales predilectos.

Dragón del 96 dijo...

Interesante teoría de la línea, pero más que línea creo yo ene el ciclo, que a la final es lo que concluyes.

"Si no duele, no aprendes." Frederick C. Krueger.