viernes, septiembre 28, 2007

A vosotros.



Partí hacia otro lugar. Ningún adiós, ninguna explicación, nada; tan sólo os dejé como legado un silencio vacío e indiferente. Quería evitar vuestros ojos inquisidores y la inevitable pregunta ( ¡¿por qué?!). Preferí seguir el camino, sin pensar, sin mirar atrás. Yo y mi caparazón...

Y os cuento que aquí, donde estoy ahora, todo es nuevo para mí; no hay ni un lugar, incluso por recóndito que sea, en el que mis ojos no vean algo diferente. Aspiro el perfume del cambio, ese olor a nuevo pero ¿dónde estáis vosotros? ¿dónde quedó aquello que formó parte de mí?

En mi vuelta a casa, desde la ventana de algún autobús, quizás, observo el espectáculo de la noche. Estrellas, luna, que me miran y en las que no reconozco ninguna sonrisa, más bien las notas de la melancolía. Y la niebla de la tristeza entra por los poros de mi piel y por la nariz y por todo orificio que se preste a ello. De la nada surgen palabras, imágenes pasadas; ya estoy viendo una película, una película en la que yo también actúo y siento y digo. Me siento un tanto vieja y pesada. Un nudo se hace en mi garganta ¿Cómo lo desato? La solución sería fácil pero, no puedo volver, una fuerza externa o ¿quizás interna? me lo impide y ese
por qué que tanto temo. Pero, si me lanzas tu mano, no dudes en que giraré sobre mis piés para cogerla. Ojalá cada tú de vosotros lo supiérais.

Y quisiera deciros lo que siento haberos dejado atrás pero, no puedo. Por éso, escribo estas líneas, porque sé que probablemente nunca más lleguéis a ellas. Desahogo de amargura.

Nuevas personas vinieron. Así es, posiblemente escenario de la vida, unos se van y otros vienen. Supongo que será cuestión de acostumbrarse o ¿quizás más bien de resignarse?

Me pregunto si parará mi tormenta interna y entonces una vocecilla se deja ver desde la oscuridad y responde:

-Síii.


-Pero, y
¿cuándo?

-...

- ¿Por qué no me respondes?

-...


Lo siento. Ojalá, me fuera más fácil hacerlo de otra manera pero, no sé cómo evitarlo. De todas formas, de alguna forma,
pasásteis a formar parte de mí.


A vosotros.


Vuestro fantasma del pasado.

16 dicen bla,bla,bla:

*ŠöLö_päLäß®ä§* dijo...

Hey esther!!
El famoso pasado!!! me gusto tu post *unos se van y otros vienen.*
todo pasa nada es eterno, nisiquiera nuestro estadia en la vida.. empiezo a entenderlo..

P.D. Espero que estes bn y tengas un lindo fin de semana =) besos.

Fattyec dijo...

Hola Esther... me ha parecido muy melancólico este post...
Es cierto que cuando emprendemos nuevas situaciones, todo es expectante y muchas veces sorprendente, tratamos de ver hacia atras y extrañamos lo acostumbrado... pero ahi estan los amigos, la familia, los seres queridos que forman parte de nuestro mundo, quienes nos quieren, nos escuchan y aconsejan. Sin dejar de considerar sus experiencias, nos corresponde a nosotros empezar a vivir nuestros dias, tener nuestras propias vevencias y experiencias... No lo dudes nunca querida niña, que cada dia puede ser diferente, està en ti saber adaptarte a ellos y tratar de aprovecharlos al maximo...
Besos,
Fatty

digler dijo...

que bello relato. el pasado tiene una voz especial que muy pocos pueden escuchar

a veces es necesario seguir adelante y dejar muchas cosas atrás

G-russo dijo...

hay personas que de cierta manera an logrado influenciar en nosotros, que es imposible obviarlas para construir un mejor futuro,, solo saca lo provechoso del pasado para forjar un mejor futuro, porque tampoco debemos dar la espalda a lo que somos o a donde venimos

Fernando Nerú dijo...

qqqqqqquuuuuuuuue bello te queda esta composicion, transmite una melancolia infinita y un presente que vive alimentandose del pasado.

Te feliciot por que este post es un lujo.

Un abrazo a la distancia querida ESTHER.

Blueberrie dijo...

Por momentos creí que te despedías; goodbye al pasado!
Cariñoso abrazo.

Dinorider d'Andoandor dijo...

El punto es saber escuchar al pasado para no volver a ser lo indebido y mejorar lo debido

Aunque debido a este debido a veces los debidos también pueden fastidiar peor qué se le hace, hay que vivir lo mejor que podamos.

4 Saludos (por cada día que no estuve)

Roberto del Campo Valdés dijo...

Me emocionó mucho tu post, recientemente tuve una partida en mi vida y tus líneas me hicieron recordar, no con tristeza pero si con una gran melancolía.

Un abrazo.

Dragón del 96 dijo...

Creo que Digler lo dijo mejor que lo que yo pude decirlo.

Desde mi perspectiva, a veces trato de no ver directamente a los ojos del pasado, me lleva demasiado con el.

Slaudos.

TRuLy dijo...



Yo aun no aprendo a dejar el pasado atras :(
me gusto tu post!
lleno de nostalgia y sentimiento...


Gaiar dijo...

Pues asi es la vida, un continuo ir y venir de pocas cosas, me refiero al venir con esto ultimo, pues casi siempre dejamos atras cosas que no regresan.

Fattyec dijo...

Hola Esther, nuevamente de visita, esta vez para agradecerte que formes parte de mis nombres inolvidables...
Un beso grande,
Fatty

Gonzalo Del Rosario dijo...

Pero adónde te estás yendo?

Espero que sigas escribiendo.

Escarlata Mix dijo...

Leo mucha nostalgia en estas líneas. Pero la realidad es que al fantasma del pasado no hay que dejarlo volver. Son cosas que hay que dejarlas en ese rincón y volver a explorarlas para tomarlas como lección y ejemplo. Saludos.

Vicente dijo...

Solemos viajar en busca de algo, pero todo está dentro de nosotros.

Javi dijo...

El pasado pasado está y no es que sirva de mucho. Más bien nos bloquea algunas veces. Debemos de pensar en que hacer hoy y no en lo que hicimos o dejamos de hacer.

Un beso Esther, un post muy bonito!