domingo, octubre 09, 2011

Y hoy: ¡cine!

Una regla en nuestras manos. Dos extremos. Comienza el día. El café o la leche con cola-cao. Tostadas. Galletas... Nuevo comienzo en que nos sentamos en nuestro escritorio de la vida. Un piano. Una tecla. Procuraré tocar la tecla adecuada para convertirme en un ave del paraíso. Surcar los cielos. Coger la luna. Volver al planeta Tierra. No es fácil esto de crear nuestra propia melodía, la que va con nosotros.Pero, seguiré insistiendo; tirando partituras. Quitando, añadiendo notas. Una obra que dura toda la vida; algo que hay que adaptar a todos los tiempos, para no quedarse desfasado y no alejarse aun más del cielo.

No hace mucho, me enseñaron un cortometraje. Nos mueve a las esquinas opuestas de una sola realidad y teje un umbral de esperanza. Sólo tú eliges dónde estar. Y aunque la muerte del fin esté en el camino, por lo menos siempre nos quedará el haberlo intentado. Siempre vale la pena haber luchado, luchar: tratar de ser cometas que vuelan en libertad.

Sin más, os dejo el cortometraje, por si alguien tiene tiempo o ganas de verla. Es Algo que recomiendo mucho.

P.D: El protagonista, por supuesto, es real. En youtube y en internet, en general, hay más sobre él. Su nombre es Nick Vujicic.


3 dicen bla,bla,bla:

Dinorider d'Andoandor dijo...

oh!


menos mal que hay gente que se da el trabajo de subir estas cosas

Patricia dijo...

Que interesante, debo verlo esta noche con mas cuidado que ahora estoy en la oficina, gracias por compartir!!!
De tu comentario te digo que no es oro sino que es real es un insecto llamado "Charidotella sexpunctata" que son comunes en norte america y algunos paises asiaticos...
Bueno te envio un besotes, cuidate,

Masakoy dijo...

Lo veré el finde que ahora estoy en el curro. Yo también tengo un corto, jejeje.

Hasta el infinito y más allá