jueves, julio 21, 2011

Cuando nuestras dos almas.

Dejo aquí un poema precioso, que conocí por la serie Ángel o demonio. Es recitado por el propio Damián al final de la historia, tras saber que el tiempo junto a su amada, Valeria, es limitado. Preciosa historia y música. Yo no haré crítica de la serie, ni por supuesto me aventuraré a contarles todo, por si alguien se anima a verla. Eso para mí sí que es amor verdadero.

Advertencia: si alguien pretende empaparse de esta preciosa historia, le recomiendo que no vea el vídeo de abajo. Sino, aproximadamente, por el minuto 2:21 podrá escuchar este precioso poema de los labios del propio Damián y sentir esa bonita música que vuela por los balcones del alma, que sube y se alza y se alzará Más allá de los tiempos, quién sabe si escondida en el cobertizo de un CD.

El poema original, se llama, como indiqué en mi título,Cuando nuestras dos almas y fue escrito por Elisabeth Barret Browning.

-----------------------------------------------------------------------------------------------



Cuando nuestras almas se alzan firmes,
en silencio, frente a frente,
cada vez más cerca
hasta que arden nuestras alas extendidas
y se abrasa cada rincón de su curva
¿Qué mal amargo puede el mundo causarnos
si nos tenemos el uno al otro?
Devoremos nuestro paso por la Tierra, amada mía,
huyamos del capricho cruel de los hombres que arrinconan los espíritus puros
inventemos juntos un lugar lleno de luz
donde resistir erguidos
donde amarnos siquiera por un día
aun si acecha nuestra oscura, última hora.

3 dicen bla,bla,bla:

Dinorider d'Andoandor dijo...

bonito el poema, no conocía la historia

Carlos dijo...

Es un bellísimo poema, y al mismo tiempo que expresa el sentimiento del amor, al leerlo lo veía como una última acción de rebeldía.
No he podido abstraerme del mundo actual en donde el ser humano cotiza a la baja.

Afortunadamente lograremos cambiar el mundo :)

Muy buen finde y siempre bienvenida!

Dinorider d'Andoandor dijo...

gracias, humm sobre la chica que dices pues, quien mal anda mal acaba!