martes, diciembre 21, 2010

Mujer de negro.



¿Quién era esa mujer de negro que se paseaba bajo la ducha de lluvia? Otra figura anónima que cruzaba la montaña de la soledad, en busca... ¿en busca de qué? A saber... Pero, su actitud era extraña: caminaba la senda no explicada del vacío. Trazaba un círculo volviendo al mismo lugar. Luego se paraba, sintiendo las gotas cloradas de lluvia que caían desde los ojos de las nubes grises, antes de reanudar su marcha. La oscuridad era su dueña, la oscuridad de la noche que envolvía el todo con sus capas enjoyadas. Se ausentaba del ajetreo de los caballos metálicos inventados por el hombre, de otros pasos de incógnita- rápidos, calmos, grandes y pequeños -, de las torres invasoras con sonrisas de balcón; cerraba los ojos, los abría. Se iba y regresaba con suma facilidad.

¿Quién era esa mujer? ¿Qué hacía? No lo sé. Lo único que sé es que tras uno de sus múltiples momentos de trance empezó a ocurrir algo extraño. Los alfileres de la lluvia, modificaron su forma hasta convertirse en corazones y los billetes se fundieron con el polvo de la inexistencia. Dichas formas de amor, en vez de romperse en el duro desierto de hormigón, dejarse caer, dejarse morir, entraron por nuestra nariz y nos produjeron un cosquilleo extraño, una especie de pasión atípica que fue recorriendo cada uno de los centímetros de nuestro ser. Una sandía de felicidad llegó a nuestro estómago y unas lentes nos permitieron ver más allá de nuestra ciudad. Desde ese momento, ya nadie tuvo que pasar las navidades tirado en la acera por no tener esas chapas y papeles llamados "dinero"; no tenía por qué haber sitio en el autobús de la soledad, del olvido, de la tristeza; los callejones de la delincuencia recibían menos visitantes y era más sencillo cambiar una copa de lágrimas por una de remolinos de felicidad. Ya podrán imaginar que otros beneficios surgieron en este día de historia ¿por qué? Porque la gente disminuyó en ciertos grados las frecuencias de sus ondas de egoísmo; apartaron más a la pesada sombra del Yo, miraron más allá de sus propias montañas y empezó a perderse un poco más el sentido impuesto de la propiedad. Esto es lo que sucedía cuando el corazón era la única moneda de cambio. Aquello duró una semana y fue lo que nos dejó aquella desconocida, a la que tras su peculiar sesión de meditación, vi trepar por un edificio cual Spiderman y desaparecer en el inmenso espacio del adiós.

Hoy, aun a veces, se me ocurre escaparme por la ventana de mi espejo estrellado, preguntándome si aquello fue un sueño o fue real y en todo caso, cuándo volverá.
---------------------------------------------------------------------------------
¡FELIZ NAVIDAD! :)


¿Cantamos con Rosana?

3 dicen bla,bla,bla:

Esther dijo...

Hacía tiempo que no dibujaba nada que no fueran rosas o un ramo, como mucho pero, hace poco me dio por dibujar rostros.

Quizás alguien crea que reconoce a la del dibujo- ¿Dónde la has visto? ¿Quizás es la chica que viste en la cafetería? ¿En el autobús?- o puede que le hayas inventado una patente de identidad ¡Ji,ji,ji!Quién sabe, No diré nada xD Aunque muy lograda no es que esté la verdad porque... xD Bueno, y yo sólo sé su verdad, que para algo la hice yo :P Quién sabe, a lo mejor la he sacado de un baúl mágico tb. que de ahí a veces se pueden sacar muchas cosas.

Bueno... me entretuve y ya que tuve tiempecito... Volviendo a mis viejos tiempos en cierta forma.

Saludos navideños.

**kadannek** dijo...

Mis mejores deseos, estimada mía, espero que estos días estén plagados de armonía, dicha y amor. Te muy felices fiestas.

El dibujo no está mal, tocaría pulirlo un poco nada más.

Un gran abrazo. Besos.

Esther dijo...

Ya... si lo tengo todo asumido... Pero, bueno... Tiene mi sello personal, eso es lo importante y eso lo hace auténtico. Quizás si te diera por ahí , podrías descubrir el tuyo.

Bueno, me divertí y me relajé, eso cuenta mucho. Además, en ciertas cosas, pienso que no debería ser todo tan técnico. Mi padre a veces ha hecho poesías y tampoco le gusta mucho cuando le hacen hacer todo con ciertos requisitos rígidos, todo tan normatilizado... Le entiendo.

Saluditos y gracias y como dije, igualmente :)