sábado, diciembre 11, 2010

Alas en Portman.

El débil sol del invierno, por una vez estiró de más sus brazos de fuego; raro en él en esta época del año. Sucedió en Portman, un pueblecito de Murcia (España), donde sembró en aquellas tierras una débil fragancia de calor dorado.

Por el camino, alguna que otra urbanización crea escalas blancas en la pared de la montaña o invade pequeños trozos de piel terruna con su artificialidad.

El campo de golf, algo inusual por aquí, se esconde en algún lugar perdido, guardando ingleses que han encontrado otro buen recoveco de distracción y seguramente, alguien no tan inglés.

Al llegar,las pequeñas botas flotantes nos saludan con el ritmo tranquilo, casi imperceptible, del mar Mediterráneo.



Paredes de historia, sepultadas en el olvido ¿Quién viviría aquí?



Lugares para intentar buscar en la gaviota del alma, para rezar, para navegar en las aguas dormidas.



Pero, ven, adentrémonos en este lugar intransitado; que el techo de libertad, sea nuestro abrigo, aunque sea por una vez.



Un objeto extraño se adentra en el mar para perderse en su sinfonía de paz.




Míralos, allá, a lo lejos, como silban aquellos gigantes blancos.



Un rey que vigila su vasto territorio de espejo...



¡Ay! Espejito rebelde, que lames orillas...



... y dibujas perfiles con tus manos locas.



La alfombra verde tapiza desiertos y alegra con pixeles de vida al apagado marrón.



El anciano Refugio quiere hablar de su pasado...



...pero, sólo salimos imaginando lo que quiere decir; el DVD del tiempo no se puede echar atrás.



Zeus y la guerra. La guerra y Zeus. Es eso lo que nos quieres decir, ¿no?



Más ancianos en el camino que también quieren hablar por fuera...


y por dentro.





Y tú ¿quién eres?



Sigamos acariciando esta cinta de cabellos inexplorados. Que no acabe esta fiesta de nuevos descubrimientos, aún no.



Boca de tierra, quizás con marca inadecuada, dinos ¿qué escondes?




Paisaje, tus letras son un sobre de secretos...



Pero, tú, precisamente tú no te puedes quejar ¿quién pudiera ser peinado por tu peine de plata?



Aunque claro, las minas cercanas; vientos malignos que arrastran su luto ¿cuánto te habrán hecho sufrir?



Aun así eres hermoso. Gracias por este nuevo soplo en el espíritu; ojalá sigas llenando muchos más.



Atrapé una de tus múltiples voces en mi cajita de tecnología, la atrapé y la rescaté del tiempo. Espero que no te importe.



-------------------------------------------------------------

Después de años luz, se dio la oportunidad idónea para que uno de los tantos grupos de exploradores que recorren el mundo, reanudaran sus aventuras de pájaro, aunque fuera en una pequeña ventanita, en el polvo mágico de un instante; algo que recomiendo.

5 dicen bla,bla,bla:

**kadannek** dijo...

Creo que muchos siempre nos preguntamos cuando vemos un sitio nuevo y con encantos peculiares "quién habra vivido por aquí? quiénes habrán transitado por estos camino? qué historias contará este lugar?" es un dulce misterio que a veces podemos develar y a veces no. Hace un tiempo le comentaba a un camarada que usualmente uno siempre está o llega al lugar correcto; Se está en el sitio que debe estarse.
Me calan hondo el abandono y el vacío de las casas deshabitadas.. Suelen tener un toque lúgubre, envueltas de halos secretos. No llama la atención el querer saber el por qué de la condición actual de esa casa, por ejemplo?
También me gustan las cuevas, esos refugios que mostró.. Paisajes variados y bellos.

Dinorider d'Andoandor dijo...

me gustan estos tours!

abulico dijo...

Que fotos tan bonitas! me han gustado mucho!

Carlos dijo...

Echaba de menos tus paseos a través de tus palabras, fue por uno de ellos donde llegué a este blog y me ha encantado volver a recorrer uno, hecho de realidad e imaginación, de belleza y viveza.

¡Felicidades!

Patricia dijo...

Las fotos me contaron mucho de Murcia, ojala lo conociera se ve encantador! Espanya haaa el suenyo dorado!!
besos,