martes, agosto 26, 2008

Juego de empatía.



La oscuridad le había atrapado, sí. Había venido con sigilio, sorpresivamente. Ahora, posiblemente en sus últimos instantes de vida, empezaba a pensar que quizás éste era el principal método con el que actuaba ésta, cuando se acercaba. Y ahora, ahí estaba el médico, frente a aquella señora accidentada, cuyo cuerpo inconsciente pedía a gritos litros y litros de sangre. Lo hubiera hecho automáticamente, sin pensárselo ni en un instante, si no fuera porque aquella bruja enajenada le hubiera puesto una pistola en la sien. Ella había irrumpido en la habitación con la cara cubierta con un pasamontañas. Tras confesar su religión dijo:

- No podemos aceptar el que nos donen sangre, de ninguna manera. Pero, vosotros siempre os habéis salido con la vuestra ¡ya basta! Lo tengo todo preparado para que nadie pueda saber jamás quién hizo volar tus sesos pero, seguirás viviendo si no cometes la estupidez de ponerle sangre a esta mujer ¿Qué me dices?

Aquel accidente fue muy grave: un tren, por causas que aún se desconocían, se había descarriado y había dado varias vueltas hasta que finalmente se había precipitado al vacío de un monstruoso despeñadero. Todo el país, estaba conmocionado y pendiente de cada nueva noticia. Los periodistas, se agolpaban en la entrada del hospital, atentos a cualquier novedad por mínima que fuera y no sólo ellos, sino un sinfín de caras impacientes. Y tú, ahí, arriba, frente a la mujer, sí, tú ¿no te miraste bien? Una bata blanca cubre tu cuerpo ¡Eres el médico! Y tienes dos opciones:

1.- Dejar morir a la mujer, a cambio de tu vida. Seguramente, toda esa gente de ahí afuera, no tardará en enterarse, en condenarte y señalarte con el dedo, ignorantes de lo que te pasó, y mundialmente se te conocerá como El médico asesino. De nada te servirán las explicaciones, porque nadie te creerá. Tu carrera, todo aquello por lo que luchaste tanto, quedará hundida para siempre. Pero, si esto fuera lo peor... ...quizás eso no sea lo peor, sino el tener que cargar con ese cargo de conciencia todas las noches ¿serás capaz de superarlo?

2.- Ponerle sangre a la mujer y decir adiós a la vida. Encaminarte por ese oscuro y desconocido túnel que todos tememos tanto. Una pena también, porque aún eres una persona joven, fuerte y con tanto por vivir...

Notas detrás de ti, la respiración cada vez más impacientada de la loca que te ha puesto en esa caótica situación ¡No hay tiempo! ¿Qué haces?

No es nada fácil ¿verdad? Y la gente de ahí afuera, seguirá creyendo que lo sabe todo: lo que vive en ti, en mí...

11 dicen bla,bla,bla:

amor y libertad dijo...

obrar en libertad, incluso en libertad frente a la propia conciencia, no hay otra

Esther dijo...

¿Elegir? Sinceramente, me veo incapaz de decidirme por una,las veo las dos tan horribles... ...no sé si sería preferible la 2ª o ¿la primera?

Creo que nadie o pocos nos salvamos de hablar sin saber tantas cosas... ...creo que es otra característica nuestra, inherente (quizás): hablar sin saber pero, es que quizás sea una necesidad y un derecho. Aunque algunos juicios son injustos o no los merecemos siempre.

Saluditos a tod@s.

Christian dijo...

Es como la primera piedra. Es tremendo la incapcidad de juzgar sanamente, la incapacidad de obrar en paz con cada conciencia.

Alatriste dijo...

Un texto oscuro y contundente.
Es evidente que la elección condena una parte de tu alma. Es de ese tipo de situaciones donde siempre se pierde, ¿no?
En fin, mejor dejar a un lado los fanatismos y cuidar la vida como algo valioso.
Besos, amiga.

мαяια dijo...

Ummmmmmm... todo dependería de la mujer: ¿ella hubiera querido que se le pusiera sangre o pensaba como la bruja enajenada?

De quererla, se la habría puesto. Mi ENORRRRME cargo de conciencia no me dejaría otra alternativa. De estar 100% segura de que la mujer no estaba a favor de que se le donase sangre, no lo haría... No sabiendo que va contra su voluntad y por muy "estúpido" que a mí me resulte. Allá cada cual, sus creencias y las consecuencias de ellas...


De lo que sí estoy convencida es de felicitarte por este post ;)


Un besote!

Dinorider d'Andoandor dijo...

Creo que uno debe actuar de acuerdo a su conciencia.

Difícil situación pero creo difícil de darse. En esos equipo de emergencia siempre hay grupos (como ves en noticias/series/pelics), así que siempre alguien más atestiguaría en favor o en contra. Creo en cualquier parte respetarían la palabra de quien voluntariamente se opone a algo pero así a la fuerza no pues. Creo lo más primario sería descubrir alguna manera de atarantar a quien nos quiere asustar para ganar tiempo mientras alguien más nos ayuda y no dejarse arrastrar por el pánico.

lucasordoñez dijo...

Le doy sangre y cambio mi vida, de esta forma vivimos los dos, lucharé para que no sea caótica para mi, que para los demás sea caótico lo que haga es otro tema.
hay muchas cosas por hacer, que por vivir de acuerdo a las reglas sociales se me ahce muy díficil.

flor dijo...

Uy, eso sí que es una decisión difícil... creo que hay decisiones que uno toma en la vida en las que cualquiera de las opciones son malas, y uno siento que no está eligiendo nada porque al fin y al cabo siempre saldrá perjudicado.

¿Qué haría yo? No lo sé, solo sé que ser médico es una de las profesiones más difíciles y valientes del planeta.

Y si sé que no sé qué haría yo, muchos menos sé qué tendría que hacer el personaje en cuestión. Aunque, ahora que lo pienso... de no saber se trata el texto, no?

Un abrazo inmenso amiga!! Te mandé la invitación a mi space, espero que te haya llegado...

Patricia dijo...

Interesante, el trono de las eternas desiciones una sola cambia tu destino para siempre...tan real. Los buenos doctores llevan como premisa salbar la vida a toda costa, toda costa...
Abrazos!!

alicia dijo...

Pues yo intentaría clavarle una jeringuilla o algo a la loca, para arrebatarle la pistola.
Religiones aparte, optaría por esta opción, más que nada para castigarla por poner en peligro mi vida, pero... , claro, una vez la hubiese reducido, el dilema inicial seguiría igual: ¿Salvar a la chica o no salvarla?
Decisión complicada, la verdad...

besotes! cuidate.

Oscuridad dijo...

Te atrapé?