martes, octubre 09, 2007

¿Dónde estás?



-¿Dónde estás? Es muy tarde.

-En el autobús, estoy llegando a casa- digo, mientras con cierto fastidio, pienso: - ¡Jolín! ¡Qué pesada!

Y es que me cansáis. Me repetís cien veces lo mismo cuando sabéis que hago honor a mi signo y que por mucho que digáis, no voy a hacer caso si a mí no me da la gana ¿Acaso, olvidásteis que soy Tauro? Gritos y peleas. Rabietas y un :

-No quiero volver a casa -o, directamente- Me voy de casa.

Vuestro empeño por enseñarme a ser ordenada, cuando parece que vuestros genes no me dejaron ese legado y que no tengo ese amor al orden que tenéis vosotros. Y luego, mamá, entra a mi habitación algunas mañanas, enciende la luz que me molesta tanto, levanta la persiana y abre la ventana.

-Venga, ¡que es hora de levantarse!-dice jubilosa, al ver que ha logrado fastidiar.

-¡Que no soy un bebé!

¿Qué más? Cuando os habéis metido más de la cuenta en mis cosas, como aquel episodio con mi pelo, en el que poco faltó para que me dejaran calva y en el que a las vistas del resultado HORROROSO, aún intentábais convencerme de que estaba preciosa. O cuando me decís:

- Mira qué guapa. Así es cómo te debes peinar.

Y de la noche a la mañana éso cambia a : - ¡Qué peinado más feo!¡Pareces una mañaca!(niñata, niña pequeña) - aplíquese también Cleopatra, madalena- ¡Quítalelo!

Y qué me decís del gusto que da cuando te levantas y piensas:

-Hoy me pondré ese jersey que tanto me gusta.

Y buscas y buscas en el armario pero, ¿dónde estará?

- Mamá ¿Dónde está mi jersey?

- ¡¡Aaah!! Es que como estaba ya viejo, lo he tirado- o- lo corté para usarlo de trapo para limpiar.

-¡¿Qué?! Pero, si aún estaba bien ¡Mi jersey!- ¡Qué dolor de corazón! Para el resto del día, me encerraré en un luto simbólico.

Otro día, os largáis y me siento la mujer más feliz del mundo ¡Se van! ¡Se van! ¡Toda la casa para mí sola! ¡Qué agusto voy a estar!

Luego sacáis vuestra cuerda de seguridad para atarme con fuerza.

- Y ¿Por qué no puedo ir?

- ¡Porque te he dicho que NO!

Todo seguirá igual, por siempre jamás . Siempre seré vuestra "niña" ¿verdad?

En resumen, éso es lo que sois: unos pesados ( que cansan), unos autoritarios, unas gallinas ( porque molestáis por las mañanas queriendo, cuando aún pretendes estar en tus dulces sueños), insoportables ( ¡Ay! ¡que ahora mismo no os soporto!) , insistentes y exigentes ( ¿por qué tengo que hacer ésto inmediatamente?)

Pero, caí y no os fuísteis de mi lado. Llovió y pude refugiarme bajo el paragüas de vuestro abrazo. Os preocupásteis por mí, sin yo buscarlo. Me defendísteis como la leona que defiende a sus cachorros. Y ahora, mamá, me llamas y me preguntas:

- ¿Dónde estás?

A pesar de todo, qué maravilloso es que alguien se preocupe seriamente por tí, que te espere, que te anime, que te apoye, que te guíe, que te discipline. Soy muy afortunada.

15 dicen bla,bla,bla:

Fernando Nerú dijo...

He quedado con las palmas adoloridas de tanto cimbrearlas por este sincero y tierno post, vaya que has calado muy hondo en mi; desde el inicio algo ironico y hasta jocoso y luego le vas dando un tono fuerte como de reclamo y terminas con un precioso agradecimiento hacia a tus padres...

Enhorabuena querida amiga.

Fernando Nerú dijo...

Que dios te bendiga a ti y a los tuyos...

TRuLy dijo...




Era como leer mi historia...

A veces nos molestan tanto sus cosas, pero despues nos damos cuenta de que todo lo que hacen lo hacen por nosotros...


Me gusto mucho el post :)

Un besotE


Princesa Dariak dijo...

Claro... que si! a ordenar, donde estas, porque tan tarde.. Vamos a levantarse!...
Vivencias de la mayorìa. Afortunados en tener una familia, en esos rezongos està la intensidad del amor, de la compania.
A veces ni nosotros nos entendemos... Tauro? Es tambièn mi constelaciòn. Asi que imagina!

abrazos de Luz.

Fattyec dijo...

Asi somos los hijos hasta que nos toca ser padres... me tocò a mi, le tocó a mi madre (aunque ella dice que esos eran otros tiempos) pero es cierto, y cuando la vida se los lleva y despues no tenemos esa presencia... termina siendo el vacio mas grande que uno pueda soportar, ansiamos tanto ese timbre de voz, esa llamada y esa pregunta...
Besos mi niña linda, que Dios te guarde siempre y a los tuyos tambien...
Fatty

Dinorider d'Andoandor dijo...

jajaja

en verdad uno en ese momento reniega, peor cuando no se lo tiene a la mano uno lo extraña!

si nadie me viene con esas en casa ya hasta me preocupo!
jajaja

=====
Comienza por El Hobbit, no te arrepentirás.

-Diana- dijo...

Super... además que es verdad lo que plasmas son sentimientos que han estado reflejados en la mente creo yo de muchos de nosotros...

Me gustó por la identidad de lo escrito... por lo afortunado de tu relato de encontrar de tener y de ser parte de seres que te aman y se preocupan por ti...

Un abrazo...

G-russo dijo...

Esther me encanta tu reflexion, a mi muy a menudo me pasa eso, mi cuarto esta patas al cielo pero yo encuentro mis libros, mis hojas de papel, mis zapatos de futbol, y cuando mi vieja me dice que me la a ordenado me pongo como los mil demonios, cuando mi papa intenta interferir en mis desiciones me indigna creer que piensa que todavia no soy maduro,, pero como dices nos quieren tanto que les interesa nuestra vida para vernos el bien, pero debo reconocer que por eso son las ansias de que terminen mi casa y de casarme para liberarme de este yugo familiar que destesto aunque amo a la vez

*ŠöLö_päLäß®ä§* dijo...

hey esther!!
la verdad que si es afortunado todo el que sabe que tiene a alguien cuando mas lo necesita, pero para nuestros padres siempre seremos unos niños a los que ellos tiene que proteger aunque aveces esos e agotador para nosotros, pero siempre es para nuestro bien..

*Besos =)

Blue woman dijo...

Y que lo digas. Yo sé y comprendo que lo hacen por nuestro bien. Es bonito y te hace sentir bien que a alguien le importes, que alguien se preocupe por ti ¡Pero, es que se pasan! No nos dejan movernos con libertad para ciertas cosas y éso y que siempre sea lo mismo y que nada cambie harta y aburre tanto. Es más, puede resultar hasta agobiante.

Un besito.

Dragón del 96 dijo...

Mi madrecita no es un angel del señor, pero igual la quiero mucho. Y habia olvidado el episodio de tu cabello, jajaja. Sorry, es parte del momento.

También odio que utilicen mi ropa (vieja) para trapos del piso... es que aun sirven.

Slaudos.

*_Legends... dijo...

Para mi los padres son los que más adoro. Ellos nunca suelen fallar a los hijos. Siempre están ahí en lo bueno y en lo malo. En cambio los demás... van y vienen.
Un beso enorme guapa!!!

Abril_de_otoño dijo...

asi es la vida.. dice mia buela, pero creo que no es así,. la vamos formando y aprendiendo de cosas como esta..
como siempre me encantas con cada letra,,,,

saludos niña,
cuidate..

Mameri dijo...

algo maravilloso que cuando dejas de tenerlo lo extrañas por siempre. nadie la reemplaza nunca. nadie.

BELMAR dijo...




Gracias por tus amables palabras...
ya viene la continuación de la historia...


«Vi las mejores mentes de mi generación destruidas por la locura, hambrientas histéricas desnudas, arrastrándose por las calles de los negros al amanecer en busca de un colérico pinchazo, que pobres y harapientos y ojerosos y drogados pasaron la noche fumando en la oscuridad sobrenatural de apartamentos de agua fría, flotando sobre las cimas de las ciudades contemplando jazz.»