miércoles, noviembre 19, 2008

Se lo digo a los humanos.



Ya había caído el telón de la noche. En estas épocas del año, la noche pisa el acelerador en el tiempo, se adelanta por los cielos europeos, al menos. El último espirar de vigilia, los últimos instantes antes de traspasar el lugar de los sueños y Esther cambia, aburrida, a otros canales de televisión. A ella nunca la interesó demasiado la sección de deportes del telediario, a no ser que fuera algo especial,de cierta importancia mundial como La Eurocopa. Se había sentido un poco extraña cuando empezó a ver las noticias, pero al menos, ahora, estaba en más sintonía con el mundo. Al fin había decidido seguir el consejo de aquel profesor "Es importante ver algo de las noticias sino, no te vas a enterar de lo que pasa en el mundo" ¿Qué cómo sé todo esto? Bueno, al principio, ella se asqueó un poco al verme rápidamente: pensó que era una especie de rata o algo así pero, luego, mirándome más detenidamente, se dio cuenta de quién era yo: un turón con todas las de la ley y decidió quedarse un poquito conmigo antes de seguir con sus quehaceres. Después de que ella hubiera sido testigo del triste suceso ocurrido en mi clan, salí de la pantalla ante su sorpresa y la pedí que escribiera por mí. Aun no conociéndonos, siempre pensé que unos oídos prestos a escuchar o unas palabras amigas, pueden ser un excelente pañuelo en el que descargar lloros, penas, incluso escribir, pero yo soy un turón que siempre ha bailado con los bosques, praderas, riberas de los ríos... ... ¿Qué iba a saber yo de ordenadores? Pero, le pedí que por favor que trasformara en palabras no sólo lo que sucedió, sino lo que pienso. No hicieron falta palabras: lo grité al mundo a través de mis ojos. Quizás os preguntéis mi nombre: yo me llamo Flower. Éramos muchos: el temible Mozart, Gara, Blossom... ...¡Aaaay! Blossom, mi dulce hermanita, mi compañera de juegos, de travesuras, de nuevas aventuras... ... ¡mi hermanita del alma! El olor de su ausencia me quema por dentro ¿dónde estará ahora? ¿La llegarán noticias mías? Lo que ocurrió fue lo siguiente:

Aquel día, el clan paró en medio del bosque. Los árboles parecían tocar el cielo africano proclamando su libertad una y otra vez, incansables, como siempre lo han hecho. Entre las ramas silvestres se vislumbraban las enormes chimeneas de algodón, suspendidas en el cielo, anunciando las próximas lluvias. Mamá, se puso en posición, mostrándonos mejor sus tetillas a las que todos acudimos en busca del manantial de leche pero, a la traviesa Blossom la apetecía más otra cosa: explorar. Así que se alejó de nuestra señora madre y de nosotros que tan concentrados estábamos en nuestro papel, que no advertimos su marcha. Tras aquel descanso, continuamos con nuestra andadura, dejamos a nuestras espaldas el bosque que se fue haciendo cada vez más diminuto, insignificante, hasta ser totalmente inexistente del mapa de nuestro tiempo y espacio.

- ¿Dónde está Blossom?- preguntó de repente mamá, alzando preocupada la cabeza.

Por más que miramos y miramos no la encontramos y tristes, apesadumbrados y resignados continuamos haciendo el camino. La esperanza de encontrarla con vida disminuía al igual que caen los granos de un reloj de arena acaparados por la gravedad pero, cuando menos lo esperábamos, vimos a Blossom andar despistada por la pradera, tan cerca... ...pero, un ave rapaz monstruosa y enorme se abalanzó sobre Blossom. En ese momento fue cuando realmente nos dimos cuenta de que jamás la volveríamos a ver. Nuestros ojos se escondieron tras una cascada de tristeza y los gemidos susurraron nuestro dolor y si no me creen por ser un simple turón, pregúntenselo a Esther, ella lo vio a través de ese extraño portal al que llaman televisión.

En ocasiones, he oído a algún humano decir incluso que por nuestra condición animal carecemos de sentimientos ¡Incrédulos humanos! Viven en su mundo de egocentrismo acelerado y contemporáneo y olvidan que ellos también son animales.

21 dicen bla,bla,bla:

Esther dijo...

Tenía ganas de escribir a pesar de que estoy que me caigo. Pero, ayer vi aquello en la tele por casualidad y me llamó increíblemente la atención. He oído a gente decir que los animales no tienen sentimientos pero, creo que no es cierto o sino, no siempre. Ayer eso me lo demostró y me gustó. Qué bichos más bonitos :)

Saluditos.

Dinorider d'Andoandor dijo...

a mi me parecen muy monos esos animalitos

bonita tu historia
:)

Habitarás mi ocaso dijo...

Me encanto que en el primer párrafo te refieras a ti en tercera persona.

Y tenés mucha razón: somos animales racionales (aunque a veces ni eso... ja)

Besos

Ocasiones dijo...

Es genial este relato, me ha llegado un montón.
Y la reflexión final se merece un fuerte aplauso, porque estoy totalmente de acuerdo con ella.
Un beso Esther!!!!

Habitarás mi ocaso dijo...

Me olvide de decirte algo. En Argentina los curas tampoco pueden casarse. Me causo bastante gracia tu doble comentario. Je

Saludos

carlos dijo...

Y cuando las palabras te llamen pidiendo salir no dudes ni un momento en llevarlas al papel.
De no hacerlo te perderías,nos perderíamos,un bello paseo por el mundo que nos rodea,aquel del que es mas dificil escribir,y al que consigues acercanos.
Enhorabuena por tan maravilloso mensaje que es tu relato!

Dinorider d'Andoandor dijo...

sobre tu pregunta depende, algunos eran como pajaritos y otros del tamaño de un puente así que necesitaban mucho tiempo para crecer

digler dijo...

yo siempre tengo presente las ultimas lineas de tu post...

me ha gustado mucho

Yahuan dijo...

¿También somos animales? Es algo que nunca quise creer pero que siempre supuse como cierto... cuánto dolor!.

Abril_de_otoño dijo...

si tienes vida tienes alma,,,,
sientes sufres y eres feliz,
un animal vive como no va a sentir????


son bellos verdad??


besos

abril.

abulico dijo...

Yo creo que todos los animales tienen sentimientos, a pesar de que mucha gente se empeña en decir lo contrario. otra cosa muy distinta es que sean o no conscientes de las cosas que les pasan. Pero creo que sentimientos por supuesto que tienen.

Saludos!!!!

Escarlata Mix dijo...

Pero claro que somos animales. El que no lo crea es soberbio y esa condición lo hace ciego ante una cosa evidente.
Una pena por Blossom, pero la naturaleza es así: las crias deben estar al lado de su padres. Abrazos.

Patricia dijo...

Todos animales en esta selva de cemento, luchando dia a dia por sobrevivir...y hay de los que se detienen y se preguntan si se podra salir de ese constante estado y aunque parezca imposible...lo logran y con enorme tristeza ven al resto con compasion, su compasion lo abarca todo incluyendo los mas nobles y mas honestos...los animales de la selva salvaje...
Lindo tu post amiga, eres especial lo sabias? yep, seguro que si...y yo me siento muy feliz de tenerte como amiga!
un beso,

BEA dijo...

Se te da tan bien la escritura... lo transformas todo con palabras.

Yo pienso que los animales corresponden a la forma con que se les trate, generalmente es así por lo que he visto.

Como ha ido el puente? yo he tenido un poco de altibajos pero bueno. Ya te contaré un día que charlemos.

Un besazo enorme guapaaaaaaa!!!

Vale Becker dijo...

Qué bueno lo que acabo de leer. Me gustó mucho eso de ponerte en el papel de animalito. Y tampoco era muy de los diarios hasta que, como a vos, el año pasado un profesor me insistió que lea para saber qué pasa en el mundo, después de que mis padres me lo digan una y otra vez sin éxito. Ahora leo casi todos los días (a veces me olvido jeje) los titulares y algún que otro texto que me interese (generalmente la sección expectáculos) jejeje.

☼ Karen ☼ dijo...

Algunos animales me parecen muy lindos y no digo que no tengan sentimientos, pero yo mejor de lejitos...

Alatriste dijo...

Tenemos tanto que aprender de los animales. Nos creemos los reyes de la creación y somos unos aprendices nada más. Me alegro de que te decidieras a escribir. Je, je, je. Un beso fuerte, amiga. Cuídate.

Alatriste dijo...

Por cierto, me gusta mucho la canción. Así que piensa en mí. Je, je, je. Hasta pronto, cielo.

markin dijo...

Esos dialogos e idea pasan por nuestras mentes, es bueno saber que los llevas al blog.

Todos, pienso, todos, cargan con lo que viven, lo que ven, lo que sienten.

Quisiérmaos hacer mucho por ellos; son tantos. Haces algo ahora, despertar esa sensanción de letargo para con sus emociones.

también sienten; lo sabemos.

Chau,

Alatriste dijo...

Gracias por los consejos musicales y espero que esas obligaciones cesen pronto, para que puedas volver pronto. Se te echa de menos. Tu imaginación es necesaria. Un beso muy fuerte, amiga. Cuídate.

amor dijo...

hace un rato comenté en un blog en que contaban que un perro había salvado en un incendio a unos gatitos, para que digan que no tienen sentimientos o

amor

s