martes, agosto 07, 2007

¿Será que sigo sintiendo?



No me apetecía irme todavía a la cama, aún no. Me planté frente a la televisión. No parecía haber nada interesante. Allí estaba yo, aburrida, cambiando una y otra vez de canal con suma parsimonia. Hasta que, de repente ¡ahí estaba lo que estaba buscando! Una especie de monstruo apareció en la pantalla y la hizo suya. Un ser extraño y perverso que se metía en los sueños de los demás y al que le gustaba la matanza, los brotes de sangre, el aroma previo a la muerte. Me quedé extasiada; no me permitiría perder ni un sólo minuto de aquella película. Sabía, sabía lo que me suele pasar cuando veo este tipo de películas pero, esa vez pensé:

- Venga, éso era antes. Ahora ya eres demasiado mayorcita ¿Qué te va a pasar?

Muchas eran las escenas que me ponían en tensión y la carne de gallina.Aún así, aguanté estoicamente; aquello era como la droga: no podía dejar de mirar. Como todas las historias, se acabó. Llegó la noche de dormir. Vale, me acuesto. Pero, espera ¡me estoy durmiendo! ¿Y si Freddy Kruger existe y no es un personaje de ficción como a todos nos hicieron creer? Mi corazón está ya a mil. Quisiera dormir, pero, ya no puedo. No quiero morir, y si ese Freddy Kruger se ha creído que va a poder conmigo... ...¡que no me da la gana! ¡Aún soy muy joven! Vueltas en la cama por aquí y por allá.Sábanas revueltas. Estoy histérica ¡¿qué hago?! Ya está: voy a agarrar el libro de mi mesilla; necesito quitarme a ese Freddy Kruger de la cabeza. No sé lo que será ,quizás polvos de dorado invisible y mágicos que despiden cada una de las letras de libro pero, la verdad es que me logro tranquilizar. Al fin llega ese sueño reparador; éso sí, a altas horas de la noche.

Pero, no sólo soy capaz de morirme de miedo: también lloro. Sí, ridículo, lo sé pero, así es.

Estamos en el curso.

-Vale, vemos Titanic,en inglés- dice la profesora.

- Yo siempre lloro- dice Fulanita- y cuando el chico y la chica se ponen en la proa y fingen volar, se me erizan todos los pelos de la piel.

-Bueno, no te preocupes, a tí no te pasará éso. Además, tú esta película la has visto miles de veces- me digo a mí misma.

Apagan las luces y se pone todo estilo cine. Se ven esas escenas de amor y siento escalofríos ¡¿Por qué?! Gigantesca y firme interrogación. Luego, la muerte del chico que ella ama, esa amarga y triste separación. Tengo las lágrimas a punto de caer. Hago esfuerzos ¡No caigáis, por favor! Pero, ellas, chicas rebeldes, salen. Las recojo con los dedos y me las paso por los labios, me gusta su sabor pero ¿Cómo es posible? ¡Yo no iba a llorar!

-¡Ja,ja,ja,ja! ¡Mirad a N! ¡Está llorando! - dice un compañero, divertido.

- ¡No me miréis, no me miréis!- replica ella, secándose las lágrimas.

Menos mal que de mí no se dió cuenta; creo que suelo disimular bastante bien.

Al día siguiente, sentía una extraña sensación, lo más parecido a ella podría ser como una melancolía fugaz, como si aquella historia la hubiera vivido de cerca. Así que, buscando y buscando, encontré esta página, donde incluso hay testimonios de la gente que sobrevivió.

¿Será que sigo sintiendo?

Y tú ¿qué haces en las películas? Venga, confiesa¡Je,je,je!


Jack, I'm flying!

15 dicen bla,bla,bla:

blueberrie dijo...

Me resulta difícil identificarme con otra personalidad aunque se trate de una ficticia pero sí me he quedado colgada en más de una ocasión de alguna frase, de algún silencio, de esos instantes que logran tocarte con su magia.
Besos.

Dinorider d'Andoandor dijo...

aaaah! recuerdo que de chico asustaban a todo mundo con Freddy Krugger, lo curioso es que lo más fans de Freddy eran justamente los más chiquiasustados!

cuando vi Titanic la primera vez recuerdo estaba con 2 primas y las 2 lloraron, una amiga la vio 4 veces, la ultima vez sola pues su enamorado no aguantó verla más de 3 veces casi seguidas

abulico dijo...

Hay pocas peliculas que me hagan sentir cosas de ese tipo, pero si me tengo que quedar con una que sí que me hizo saltar las lágrimas es "el hijo de la novia", Ricardo Darín está magistral, y Hector Alterio hace un papel sublime.

Películas de terror?no me gusta verlas, no se, no es por el miedo, es que para ir al cine me gusta ver cosas agradables, no algo que me haga sentir repugnancia.

Luego las veo en casa y lo unico que siento es asco.

Saluditos!!

Amor dijo...

a mí no me importa llorar, me encanta hacerlo
amor

Abril_de_otoño dijo...

ejejeeje, soy una romantica soñadora inpedernida, no pude evitar llorar con titanic, luego con milagros inesperados, soy muy llorona.........ejejejej


besos niña..

Abril_de_otoño dijo...

Si, el amor eterno es bello, pero cuando puede mantenerlo, se transforma en amargo cuando terminas amando separado, cada uno por su lado pero conectados para siempre por un sentimiento que no muere,,

besos.....

*ŠöLö_päLäß®ä§* dijo...

Hey!! grax por pasar por mi blog =)

umm yo no soporto ver algo de miedo tarde en la noche no :s lol ahy que tener fuerzas pa eso

p.d.el otro dia se me cayo la conexion y no logre volver a entrar..!!

*Espero que tengas un lindo dia =)

Luis dijo...

Desde que vi Obaba no puedo dormir bien en mi pueblo. Me dan miedo las lagartijas. Besiños

Blue woman dijo...

Ah! Ya me acuerdo de Freddie Cruber. Yo también me puse super nerviosa a la hora de acostarme. Estaba todo el rato en la cama pensando,¡Pensando en ese Freddie Cruber! No quería dormirme. Estaba temerosa, aterrorizada de poder soñar con él. Menos mal, que luego me venció el sueño y con él no soñé.

Aunque, yo volvería a ver una película así. Me encanta ese tipo de películas. Todas me gustan; excepto las de Ciencia Ficción, que no las entiendo.

Besitos.

Besitos.

Gonzalo Del Rosario dijo...

A mí siempre me conmovió Forrest Gump, sí, es mi película favorita.

Entro otras como Coffe and Cigarretes, 24 hour party people, The Doors, Almost Famous, My dinner with Jimi, Rock Star, School of rock, 9 songs, The Last days . . .

G-russo dijo...

pues en lo particular aunque se oiga inocente, me gusta aparte de los documentales, las peliculas animadas, la nueva de los simpson, me causo una gracia tremenda, y ver peliculas animadas saca el niño que lleva dentro incapaz de salir cuando estoy haciendo mi vida cotidiana

digler dijo...

yo me identifico plenamente con lo que te sucede, aunque no siento temor con las peliculas de terror o suspenso, los personajes que tengan una carga emocional fuerte, siempre logran transmitirte un "algo" que se te queda durante el dia

-Diana- dijo...

Tambien lloro... Uhmmm a escondidas y procurando que nadie me vea...

Supongo que somos seres de emosciones que a través de una pantalla vivimos lo que... tal vez en realidad nunca pasará...

Un saludo... Gran Cambio... hace mucho que no pasaba por acá...

Dragón del 96 dijo...

De niño me dieron miedo los Gremlins y cuando fui a ver Moonwalker me creí Michael Jackson bailando. Las de terror no me dan miedo, me divierten, tuve una etapa dark acerca de ello. Y cuando veo algo realmente triste (que son pocas) de verdad que me aguanto todo lo que puedo, pero a veces se me sale una lagrimita.

Slaudos.

Leonardo dijo...

Me encanta leer tu blog tiene una simpleza y sencillez unica.
Saludos desde la tierra del Mejor cafe del Mundo.