martes, octubre 14, 2014

Porque yo soy mujer.

No soy capaz de concebir 
por qué los hombres son así: 
les das el corazón 
y lo lastiman sin razón. 

Me declaraste a mí tu amor, 
y me juraste devoción
y yo creí en ti, 
pensando ser al fin feliz. 

Me ocultaste la verdad: 
nunca me quisiste a mí
y como no lo noté 
confiada yo te amé. 

Y Aunque tuve que gritar, 
aunque te llegué a odiar,
siempre te amaré 
porque yo soy mujer. 

Me han dicho que ellos son así: 
se cansan y se van. 
Ya sé que esto es verdad, 
pero aun así yo quise amar. 

Y decidí no más confiar, 
ni darlo todo sin pensar: 
"Ya nunca más”, pensé, 
más otra vez me enamoré. 

Me ocultaste la verdad: 
nunca me quisiste a mí 
y como no lo noté, 
confiada yo te amé. 

Y aunque tuve que gritar, 
aunque te llegué a odiar, 
siempre te amaré 
porque yo soy mujer. 

Siempre te amé, 
ahora sola estoy. 
¿Cómo pasó? 
Segura estaba de tu amor. 

Al recordar 
pido a Dios que cuide de ti, 
aunque sufrí 
yo nunca te mentí. 

Tú abusaste de mi voluntad, 
de hacer todo por amor. 
y ahora tengo un gran dolor 
que me oprime el corazón. 

No pedí nacer mujer, 
ni amar para sufrir también. 
Muros he puesto ya 
que nadie podrá cruzar. 

Y aunque tuve que gritar,
aunque te llegué a odiar, 
siempre te amaré 
porque yo soy mujer. 




2 dicen bla,bla,bla:

**kadannek** dijo...

Creo que esta canción y video me la habías mostrado antes, pues no recuerdo de qué otro modo pude haberle conocido. Parte tiernamente remántico, pero recuerdo que luego se pone triste.. no quiero ver algo triste ahora jajaja.. De todas formas el mensaje se capta. La mujer de por sí siempre se enamora y entrega prematuramente el corazón por entero, confiada.. Igual no es culpa del género, ni si quiera del otro, mas bien es culpa de las personas que engañan y pisotean los sentimientos del resto.

Esther R dijo...

Síiii, la he puesto otras veces, pero es que para mí dice verdades como puños. Desgraciadamente, con cada nuevo caso, confirmo que la protagonista de la canción suele tener razón y la hago mía.

Síiii, es horrible esa gente. Hay tantos... la mayoría y en el fondo, se ríen y las mujeres (sobre todo, no siempre, pero muchas veces), solemos ser demasiado idiotas (con perdón).

Un saludito.