viernes, noviembre 02, 2012

A ti, culpable.


Reto de El foro de Nuncajamás. Esta vez teníamos que crear un relato de una mujer con sombrero. Dejo por aquí mi creación y el enlace para quien se quiera unir a la increíble aventura de escribir y de intentar vencer la Guerra de los retos, que nos habla y nos pide sus requisitos, cada vez con una voz diferente. 
----------------------------------------
La primera vez que te vi, estabas en aquel paraje , plantando no sé qué. Bajo el ala del sombrero, irradiaste una sonrisa de sol y, entonces, algo se movió dentro de mí. No le di importancia y seguí, camino del trabajo, en mi cápsula de hierro protectora.

La segunda vez, te encontré casi en el mismo lugar, unos metros más allá. Seguías con la misma indumentaria, sembrando la vida al sol. De nuevo, alzaste la mirada, bajo aquel parabrisas de mimbre, que medioescondía tu cara, y la blanca sierra de tus dientes se dejó ver.

La tercera vez, fue diferente. En el devenir de la ciudad, entre ríos de calles marchitas, tú y yo nos reencontramos. Me miraste. Me sonreíste otra vez y supe que no te podría soltar jamás. Así comenzó todo, en aquel bar; hablamos horas y horas. Al fin dijiste: « Vivo arriba ¿Vienes?». No pude rechazar tal invitación. Mi respiración se movía agitada al subir las escaleras, al entrar en aquel piso extraño; era una única habitación con una sóla cama. Comenzaste a desvestirte. Las piezas de ropa fueron cayendo. Súbitamente, vi cómo unos cables salían de tu espalda. «¿Qué es eso?», pregunté. «Defecto de fabricación», contestaste. Recordé los avances en cuanto a robótica se refiere y salí de allí, corriendo. Reflexioné sobre el amor y su condición humana, sobre sus dificultades y caprichos. El corazón se me infartó y la vista se me quedó sin voz. Dime qué puedo hacer para volver a vivir.  

3 dicen bla,bla,bla:

**kadannek** dijo...

Ya te dije lo que opino por fb.
Saludos.

Dinorider d'Andoandor dijo...

¡En verdad eres muy creativa!
:D

[Maxwell] dijo...

Toda historia tiene sucesos extraños, asi es la vida