miércoles, junio 22, 2011

Nada.

Había nacido con la nada y había aprendido a pasearse con la ella. La mencionada le seguía, arrastrándose, con el sentido penitencia y su esencia de cero. Había intentado deshacerse de ella, siendo un alguien, atesorando un algo, un alguien, un cómo o un por qué pero, sus manos de cuenco vacío siempre volvían a agarrar su pantalón, su meta, su bata, su piel... y aquello era como un estigma, una mancha, un tattoo que ni la espada del fin podía cortar. Suspiró entre sueños, cansada de aquel saco pesado, pero, con una pesadez ingrávida, de aire, que le había tocado arrastrar. Alguna vez aspiró a poder quitárselo pero, las amenazantes montañas ululantes del ser y otros factores medioambientales se lo impidieron. Todos nacían con la nada; algunos conseguían quitársela con el despertar de un nuevo día y a otros les tocaba vivir con ella, pero, todos, todos, todos, escribían el fin en sus brazos. Estaba aprendiendo a aceptar su destino, la convivencia con esa "amiga" silenciosa. De todas formas, tarde o temprano acabaría por aparecer y le haría perderse, como se lo hace hacer a todo el mundo, entre sus pétalos de noche.

3 dicen bla,bla,bla:

**kadannek** dijo...

Saludos, linda.
Ahora que ya arreglé el problema que tenía, al fin puedo volver a leerte y comentar: Curiosamente se vuelve una narración un poco predescible, pero le leí sin imaginar lo que se vendría y puedo destacar la forma de contar este texto, esa es la gracia, no importa hablar de los mismos temas mientras se le agregre ese extra, ese sello, ese estilo personal, esa nueva o diferente perspectiva que lo vuelva algo único.
Muy bien.

Si es que entendí bien el mensaje, se transmite una especie, no sé si resignación o sólo aceptación y disposición para recibir el destino o lo que le toca a cada quién.

Carlos dijo...

Esta noche atrapa la nada entre las letras de su palabra, y una vez presa sobre el papel pliegalo hasta que sus pliegues no dejen verla, y entonces a la hora mágica lo lanzas hacia el fuego.
Y la nada será toda inicio, comienzo de un nuevo todo por llenar con tu fuerza, con tu ilusión, con tus sueños, con tu rebeldía, vamos que llenándolo de ti es suficiente para salir adelante :)

¡Feliz nit del foc!

Dinorider d'Andoandor dijo...

A veces creo el algo es mejor que la nada.