sábado, diciembre 15, 2007

Cuando creía que...



El gélido y frío aire, golpeaba mi cara. Y el sonido... ...ese sonido sordo, sin voz y el vacío...

Cuando creí que empezaba a flaquear y que en cualquier momento desvanecería, cuando pensé que ya no habían esperanzas, me encontré con una casa. Era extraño; había algo en ella, que decía:

-Ven, tú también puedes formar parte de este mundo; no temas, cariño.

Me acerqué a la puerta y entré sin temor porque lo que decía sin decir, me sabía a certeza ¿Qué me encontré? Un lugar cálido y acogedor, con su linda chimenea; perfecto para huir del invierno ; un lugar en el que escapar, en el que poder leer, comentar y decir. La gente, todos, no teníamos rostros, ni cuerpos; simplemente, éramos letras, pensamientos, sentimientos pero, nada de éso importaba, porque era fascinante poder contemplar al ser humano en un estado más puro; sin envoltorios, ni papeles de regalo, sin nada. Mi momento favorito, era cuando todos cogíamos nuestras sillas, nos reuníamos en círculo en torno a la hoguera (llena de esa candidez hogareña que llenaba cada rincón de nuestros corazones) y empezábamos a contar nuestra historia del día; siempre lo hacíamos por turnos y después de cada intervención, todo el que quisiera opinaba.

Y aún hoy en día, sigo pasando por ese hogar ¿Cuál es ese hogar? El primer día, reparé en un letrero que cuelga de algún lugar y en el que pone "Blogger". Salgo de Blogger de vez en cuando; como todos lo hacemos ( unos se van a sus trabajos, otros de vacaciones, otros de fiesta...). Pero, cuando empieza a oscurecer, a hacer frío o, unos terribles cuchillos quieren atravesar mi alma o, simplemente, cuando me apetece, vuelvo. Porque sois mi terapia, mi entretenimiento, mis compañeros de viaje. El tiempo siempre me obliga a regresar. Y no sé si ésto cambiará algún día, pero hoy, siento que OS NECESITO. Os quiero dar las gracias por estar aquí, por acompañarme, por aguantarme; gracias, por deleitarme con vuestras palabras, con vuestras historias; gracias por hacerme sonreír a veces, por poder encontrar mi identidad en algunos textos, por sorprenderme, por hacerme pensar, llorar con vosotros...

Sin proponéroslo, me hacéis tanto bien... ...si alguna vez desaparezco por cualquier motivo, creo que siempre recordaré a Blogger, como una bonita experiencia, incluso después de muerta.

GRACIAS, POR SIEMPRE.

7 dicen bla,bla,bla:

Princesa Dariak dijo...

Gracias Esther! Asì lo siento tambien.
Te quiero mucho.

Abrazos de Luz.

Dinorider d'Andoandor dijo...

y a tí amiguita te agradezco mucho estar ahí y regalarme tu agradable presencia aunque sé que últimamente andes más ocupada.

http://breakingthemidnight.com dijo...

Es una terapia muy buena escribir en el blog. Yo coincido contigo en que siempre recordaré esto, aunque algún dia ya no pueda escribir.
besos!

Trisha dijo...

Tienes razon, el fragmento que mas me gusto:

simplemente, éramos letras, pensamientos, sentimientos pero, nada de éso importaba, porque era fascinante poder contemplar al ser humano en un estado más puro; sin envoltorios, ni papeles de regalo, sin nada.

Escarlata Mix dijo...

Uh, que mensaje tan pesimista el del final. Aunque tengo dos amigos que hace mucho tiempo no dan señales de vida (mi compatriota Maria Elena, del Diario de Maria Elena, y mi amigo ecuatoriano Andres Chiriboga) y personalmente, temo por ellos (no es normal que no posteen hace mucho tiempo. Maria Elena es médico y siempre se dio su tiempito).
Pero creo que desde el primer momento que entré a tu espacio me enamoré de tus textos profundos. Me entretiene y da gusto comentar.
Muchos saludos, y muchas gracias. Saludos.

Gaiar dijo...

Pues ya sabes que aqui estamos, para lo que necesites :)

Dragón del 96 dijo...

Todos pasamos por etapas, algunas muy altas con el buen animo , otras muy deprimidos, tristes y cansados. No tenemos la certeza de regresar siempre... pero es bueno saber ahora que si alguna vez no estás, sabemos lo que sentiste.

Slaudos.