jueves, febrero 25, 2010

La vida es happiness.

Cuentan que era una noche de febrero, de un domingo cualquiera o, quizás sábado, de una hora cualquiera, el mar húmedo y silente arrullaba movimientos desvelados y cantaba su nana de algas, espuma, sal...

El cantante X había preparado con esmero y cariño su repertorio de canciones. Horas de día y de noche habían sido consumidas por su entrega total al trabajo que amaba: la música; un tono alto por aquí, otro más bajo por allá... Ahora, no sólo se disponía a ganar su sueldo, sino a crear aureolas de ánimo, diversión y buen rato. Pintaría sentimientos en cada canción, intentando despertar corazones de lirón. Escribiría notas al cielo o estamparía sellos de diversión, todo ello con un toque, a menudo, romántico. Así, que se puso delante del público y al toque de melodía, emitió su voz prodigiosa, esperando que a aquella gente le entrara la manada de sentimientos que transmitía o se contagiara del virus del entusiasmo, como solía pasar. Pero, se equivocaba: aquellas "personas" no se marcharon, ni bailaron, ni nada. Simplemente, se limitaron a mirarle con desprecio o con ofensiva indiferencia, tal y como se observa a un fantasma. "Que le pongan un esparadrapo en la boca", "¿Qué se cree éste? Viene aquí, con sus estupideces románticas...", serían los pensamientos que rondaron por más de una cabeza. Podrían haberse ido si no les gustaba la actuación pero, no, en vez de eso, prefirieron convertirse en monstruosos zapatos para aplastar a la "cucaracha", a ese trobador que se creía el dios del mambo. Que se enterara ya de una vez de que hoy en día, tanto pañuelo de sentimentalismo se había tirado por el retrete. Basta de rollos de escaleras del pasado. Basta de buenos modales, de consideración, de cariño. La vida es happiness, una autopista en la que sembrar preservativos, juerga y alcohol. Sentémonos en el crucigrama de un pasatiempo, sonriamos, encontremos "herramientas" útiles que engorden nuestra alegría y después, cuando el aburrimiento de bostezo empalague nuestros sentidos, cuando encontremos otro juego mejor para saltar a la comba, tirémoslas, arrojémoslas en la cuneta de un desierto.

X se tuvo que marchar, después de que pusieran una música bullanguera que hablaba de pastillas, sexo, tú me das yo te doy... Entonces, el grupo de animales, comenzó a bailar eufórico, con entusiasmo de fuegos artificiales. X se iba, sí, decepcionado, cabreado, triste pero, ¿qué importaba? La vida es happiness, ¿quién dijo que hubiera que escuchar las tormentas ajenas? Mientras los cerdos estuvieran alimentados, no habrían lágrimas de sal. Lo gracioso, es que se alzan al cielo, predicando la magestuosidad de la especie humana, gritando su independencia frente a otras especies, cuando en realidad viajan en su mismo barco o, quizás peor, porque sólo son naúfragos, naúfragos de un remolino engullente de ausencias de gravedad.

8 dicen bla,bla,bla:

Esther dijo...

Qué asco de mundo. Ya no sólo carentes de sentimientos, que sólo se fijan y sienten con lo que a ellos les interesa, sino que encima ahora, maleducados descarados, cada vez peor... Y malos... No sé si sería la palabra correcta en el caso de este cantante, que mejor no digo quién es. Si no les gusta, pues que se vayan a una discoteca u otro sitio, pero, humillarle así porque sí... Sin pensar en cómo se sentirá ni nada...

Ni siquiera en las charlas donde alguien está hablando por ejemplo, respetan ya, cuando se supone que debe haber un poco de silencio y respeto. Luego, esperarán que se les escuche a ellos, que otras personas oigan sus llantos... Qué gente más apañada, la verdad.

Y lo siento, ya sé que escribo muchas veces cosas pesimistas, etc. pero, es que de una m... de mundo, muchas cosas bonitas no creo que pueden escribir, la verdad.

¿A qué hemos o estamos llegando? Hasta mi perro parece tener más sentimientos.

Saluditos.

χαμόγελα dijo...

la verdad....
sabes me encanta una cancion que se llama como tu blog (bueno parecido <3) se llama blah blah de kesha :)

Anónimo dijo...

Ya te he dicho alguna que otra vez que el mundo es más maravilloso de lo que vemos en los telediarios, que están para dar "sucesos". Las cosas buenas salen solamente de vez en cuando, quizás como contrapunto a la cascada de barbaridades que se han visto unos momentos antes (como para quitar el mal sabor de boca que quedaría). Pero, de verdad, la gente es maravillosa en un tanto por ciento muy superior a los que no se merecen llamarse seres humanos.
Arriba ese ánimo.

Esther dijo...

Lo siento. Sé que hay gente maravillosa tb. Pero, es que en general, es lo que veo... Y bueno, hablo en general... A veces, pienso que son minoría y que todo está al revés (se hace caso a cualquier maleante, agresivo, degenerado... y a alguien que sea buena persona, que haga algo por alguien bueno, capaz que a veces ni caso...) A la gente le da igual ocho que ochenta ¡Es horrible! Y bueno... no sé si será impresión mía, yo creo que no... Yo eso de desconsideración, etc. lo siento en todos los sentidos pero, un sitio claro en donde he palpado el empeoramiento, es en la biblioteca. Hace una década o así, la gente era como que respetaba más e incluso los bibliotecarios: entraban, hablaban en voz baja... pero, ahora... ¡uff! A la que voy alguna vez, se puede estar medianamente bien, comparada con otras... pero, se nota la diferencia del entonces, con el de ahora: ahora, entran como si tal cosa... no respetan nada... A la bibliotecaria le importa muy poco hablar delante tuyo... No sé... y no sólo en las bibliotecas, sino en otros sentidos. Es horrible. Y es que yo oigo tb hablar al sabio de mi casa y en todo lo que dice tiene una razón... o así lo siento. Ha dicho a veces: - Ya verás como sucede algo así como esta o tal cosa... - y por ahora, todo lo que dijo ha ido saliendo... Es horrible. Como él dice, cuanto peor, mejor. Y creo que vamos muy para atrás, cada vez peor. Ojalá me equivoque que puede ser... Pero, es que como dije, yo le oigo hablar, decir cosas y me doy cuenta de que tiene toda la razón. Coincido totalmente con él.

Saluditos.

Yume dijo...

Pues si, tienes mucha razon quiza es mayoria, y es muy triste, musica tan maravillosa como la trova, que tiene mucho que decir, es cambiada por su regaetton y sus cosas light, que lamentables personas con cerebros huecos que se niegan a pensar pues les resulta tan fatigoso, y es que en realidad no quieren detenerse a ver la vida, solo se van en un desenfreno sin fin, creo que esta bien compartir tu enojo, mostrar que no todos somos iguales a esas gentes, veras que iras encontrando mas personas que compartiran tu punto de vista, por eso son valiosas, quiza son escasas pero son muy importantes y unicas.

Un abrazo, y ya estoy de vuelta por tu blog despues de tanto tiempo.

Fujur dijo...

Grito al Carpe Diem, siempre necesario!

Perdona si no te escribí antes... ando hasta arriba de trabajo!

un abrazo!

Miguel dijo...

este mundo esta mal, solo piensa en lo material y el amor donde quedo en el olvido, el mudo se perdió en el camino, se desvió de la senda y se quedado vuelto una mierda, pero tenemos que hacer que el mundo vuelva a tomar el camino correcto si no sera el fin.

Dinorider d'Andoandor dijo...

por eso las cosas andan como andan

:S