miércoles, febrero 11, 2009

Mmmmmmmm...



Aquel lugar con nombre de músico adquiría un aspecto mágico en las calurosas noches de agosto. Nada más entrar, la capa negra de la oscuridad te envolvía en su manto negro, bueno, era todo lo negro que las tenues luces le permitían ser, mientras éstas eran como unas manos amigas y acogedoras que te decían:

- Ven, siéntate.

El aire acondicionado, la opacidad medio interrumpida, todo parecía funcionar en perfecta armonía para protegerte del calor aplastante de afuera, mientras los espejos de brujas y de marcos antiquísimos te devolvían la mirada como si ocultasen algún secreto en su interior. Y la sed llamaba y ahí se presentaban los zumos ante ti: fresa y naranja, de naranja y plátano... todo era natural.

- Ya veréis que buenos están ¿Cuál preferís?

Y ese líquido delicioso,cada molécula, cada mínima parte inundaba toda tu boca y todos tus sentidos.

El sitio mágico, un día se escondió, se fundió con el ocaso del cielo y nunca más vio un nuevo amanecer.

Siguen en pie los supermercados, habitantes autóctonos de la ciudad, mientras que entre sus calles de productos, los supuestos zumos te lanzan miradas suplicantes en forma de letras "Naranjas recien exprimidas", te dicen, pero lo cierto es que no tienen ni comparación con los naturales.

Hoy, domingo, aprovecho que estoy sola en casa. Ignoro las advertencias de una voz que se empeña en decirme:

- No me toquetees las cosas ¡ No quiero ver nada revuelto!

Y me cuelo en la cocina cual felina. Observo el contenido del frigorífico y elijo nuevas víctimas ¿Cuáles fueron las últimas? Una pera y por lo menos cuatro naranjas ¿Lo han probado?

1.-Haces un puré de la fruta que elijas, si no es líquida como la naranja. Si es líquida, es más fácil: exprimes ambas frutas y juntas el contenido, simplemente.

2.- Luego exprimes las naranjas y juntas el líquido con el puré (si es que la otra fruta era pastosa) y lo bates todo junto y ¡listo!

3.- Si piensas que el zumo te ha salido muy espeso, exprime más naranjas, añade el líquido y vuelve a batirlo todo junto hasta que esté a tu gusto.

No cuesta tanto hacer un zumo. Experimentos en la cocina ¿no es divertido?

Cada día, me derrito con un zumo de naranja. La naranja es la fruta de la vitamina C por excelencia, aunque también está en otras frutas. Dicen que te protege mejor contra los resfriados, actúa sobre el colágeno (forma parte de fibras por la piel y cuando empiezan a degenerarse nos salen arrugas). Más información de la vitamina C aquí. Aunque no abusen tampoco de la vitamina C, que pueden salirnos cristales en la orina.

14 dicen bla,bla,bla:

Lunaria dijo...

El zumo de naranja es una bebida fantástica. Yo me lo suelo tomar a veces de postre en lugar de hacerlo en el desayuno porque a veces las naranjas están fuertes y me duele el estómago. No soy yo de añadirle azúcar.

Besitos anaranjados.

MARIO ALONSO dijo...

El Ron con Coca-Cola no se considera zumo de frutas, verdad? :))

Un besote, guapa!

MARIO ALONSO dijo...

Hay en mi blog un premio para todos mis amigos. Si quieres pasa a recogerlo, me haría mucha ilusión.

Carlos dijo...

Por la mañana no me falta zumo para comenzar el día!
De naranja por supuesto :)
Tengo la ventaja de tener la huerta al lado y coincido contigo en recomendar la practica del zuming!
En Venecia hay unos puestos que contienen fruta natural y una batidora y una extensa carta de zumos,pero lo bueno es que se los prepara uno mismo :) y probé uno de melocotón con trocitos de melón y mmmmm!!

Felicidades por tu post,uno de los mas refrescantes que he visto!!
Un abrazo!

Tu inspi nunca se marchó de ti.

Yahuan dijo...

Joé, con lo de los zumos me ha entrao hambre y todo, y ahora estoy escuchando una canción que dice algo de cenar así que .... mal vamos, mal.jeje.

Cuando consiga tener algo de fruta en la nevera seguro que experimento a ver qué me sale.

Saludaba...

digler dijo...

mmm me gustan mucho las naranjas, pero ultimamente me inclino más por los mangos (es que es verano en mi ciudad)

Dinorider d'Andoandor dijo...

cuidado con la cristaluria, eh, que el trayecto que has decidido te colme de buenos frutos

☼ Karen ☼ dijo...

Hola...
Ya tengo internet de nuevo :D

Sabes se me antojo un jugo de naranja...
Es verdad que es muy bueno y el sabor es muy rico, pero la mayoria de las veces gana la pereza y prefiero tomar un refresco...

Habitarás mi ocaso dijo...

Hoy me levante con tomar jugo de naranja... je Que rico!

Besos

ZezinhoMota dijo...

Esther!

Embora ausente, não me esqueço das minhas amizades...

Bom fim de semana.

Besos muitos de carinho e ternura

ZezinhoMota

Marcela Mendoza R. dijo...

hem, bueno, si, el zumo de naranja es rico, pero yo, no se porque razón, no lo digiero muy bien, y menos con el estómago vacío en las mañanas. Prefiero el jugo de manzana, mango (MMMMMM), platano con papaya, piña...

sin embargo, voy a ver si hago el experimento de mezclar la naranja con la papaya y el platano...

Jean Paul "X" dijo...

Jajajjaja... Que rico...
ame el escrito es que
de un momento paso de
un relato tan cotidiano
a concejos practicos no
sé maravilloso =)

A todo no he leido
"El secreto de Bryrne"
pero lo tendré en cuenta.

Bueno...
que este muy bien
y se cuida ;)


=D


(``•.¸ (``•.¸ ¸.•`´) ¸.•`´) ®
«´¨ •.¸Jean Paul "X"¸¸.•´`»
(¸.•`´ (¸.•`´ ``•.¸) ``•.¸)

PD: Feliz San Valentin

Patricia dijo...

mmmmm que rico! me hiciste antojar y me diste ideas!
la naranja tambien sale deliciosa cocinada con el pollo, y hasta un chorrito en el cafe ;)
un beso,

Bartok dijo...

Me antoja algunas veces prepararme un buen jugo de naranjas (salvo la exprimidera, todo es una sana delicia). Sin azucar, al natural, soportando todo su acidez es mejor.
Pero mi favorito es el jugo de fresas con leche. Mato por uno en este momento. Un abrazo.