domingo, enero 25, 2009

Furia.



La naturaleza ha despertado de su dulce letargo, lo sé: su frágil voz se ha mezclado con mi sueño, me susurra al oído, me acaricia la piel; a veces, no sólo cantan su canción de silencio las estrellas y la luna: en ocasiones, viene el clamor del viento o la acompasada e inconfundible voz de la lluvia. Otros visitantes también pueden unirse a la melodía de la noche: unos, más agradables; otros, menos. Pero, hoy es el aullido del viento el que se ha colado por el patio trazando círculos de libertad, proclamándola, gritándola. Y mientras, en el viejo tocadiscos de La Tierra, la canción de la noche llega a su fin, agoniza, muere. Entonces, sale el sol triunfal que con una música marchosa intenta despertar a todos los cuerpos, desde el primero hasta el último. No hay piedad, ni distinción.

Llevo un rato levantada y el viento sigue emitiendo sus notas de espiro. Ignoro lo que parece ser un rugido de su garganta y salgo a la calle y me pierdo entre los ríos de hormigón, sin ruta fija ni destino. Acabo en aquel parque solitario con un libro entre las manos. Estoy pero, no estoy. He dibujado una puerta con mis manos y me he sumergido (esta vez, en la Edad Media). Siento como el viento me revuelve el cabello y saca algún que otro mechón del semirrecogido. Me gusta esa sensación pero, su furia grita demasiado. Despierto. Un matorral arrancado de alguna parte viene rodando hacia mí pero, el inoportuno banco en el que estoy sentada, interrumpe su desenfrenada carrera. Alzo la vista y veo las blancas y esbeltas farolas: parece que su fuerza ha sido tragada por un ente oscuro y secreto, ambicioso de poder y se doblan como chicles. Me inquieto y considero regresar a mi casa. A mi paso, las difuntas ramas de los árboles y hojas descansan para siempre tras batirse con la espada de aire del terrible enemigo. Una infortunada maceta ha caído desde algún lugar y dicen que un televisor se ha precipitado al abismo gris. Al encender la televisión compruebo que realmente la naturaleza estaba furiosa: varios muertos por España y Francia, un incendio...

La naturaleza, enfadada multiplica su fuerza y como nosotros somos sangre de su sangre, a veces también ¿No lo han sentido alguna vez?

Sé que estas fotos están pasadas pero, no dejan de ser impactantes para mí. Se me ocurrió compartir algunas. Las hizo también aquel primo que ya mencioné. Uno de los mares más revoltosos de tierras españolas es el del País Vasco. Concretamente, estas fotos son del 11-3-2008.

17 dicen bla,bla,bla:

Dinorider d'Andoandor dijo...

impresionan las fotos

acá han estado pasando en las noticias que los temporales andan refeos por allá, espero todo ande mejorando a estas horas

Maka dijo...

La naturaleza si que sabe llamarnos la atención, ojala se la prestaramos más seguidl.

Saludillos, que estes muy bien..
Y pues eso, no nos hagamos patos, hagamos algo por el lugar donde vivamos. :P

Patricia dijo...

Es impresionante, las fotos y lo que vi en las noticias, rezo porque la naturaleza pare su furia y que no tengan mas problemas por alla :(
me uno a la tristeza que sentiste con las difuntas ramas de los arboles...
Tambien te deje un regalito en mi blog por la paz, espero te guste.
Aita pregunta quien es el guap@ guau guau que posa con su gorrito de navidad?
un beso,

Rafa dijo...

Nuestro mar es el más bravo de todos los del pais, esta claro. Hace dos dias, desde mi casa de BIlbao, la ciudad sobre las 5 de la mañana quedo COMPLETAMENTE a oscuras, un gran apagón que a diferencia de los demás, no permitió encender los generadores de emergencia y nisiquiera las farolas podían alumbrar.

Los coches patrulla de la ertzaintza (policía autonoma) con los focos en el techo del coche alumbrando la calle y un SILENCIO sepulcral se cernía asustando al que como yo esta aconstumbrado a oir ruidos a todas horas.

...los unicos ruidos que se oian eran los del viento soplanto muy fuerte y los de los arboles caidos e inmobiliario urbano destruído rodando sobre la calle o quizás destrozando algún pobre coche.

Es gracioso por que al de una hora volvió la luz varias veces pero en menos de 10 segundos caye tras calle iban volviendose a apagar como si de una pelicula de terror se tratara y una sombra avanzará.

No estamos acostumbrados a estas cosas jejeje. Y eso que yo he vivido dos tormentas tropicales del caribe cubano y una desde dentro y en un avión...pero cuando pasa "en casa" se ve diferente.

Alatriste dijo...

Las fotos son una pasada, pero yo me quedo con tus palabras. Describes de maravilla esa furia que tiene la naturaleza para hacernos recordar, lo frágiles que realmente somos a su lado. Espero que el temporal no te esté afectando mucho. Un abrazo enorme.

Dinorider d'Andoandor dijo...

Esther, me expresé mal, el muñeco era de esto:
http://es.starwars.wikia.com/wiki/Bantha

al hijo de Chewbacca ( http://es.starwars.wikia.com/wiki/Lumpawaroo )le gustaban esos animales y tenia uno en muñeco de peluche.

Lunaria dijo...

Me ha gustado mucho lo que has escrito. Aquí estoy harta del viento de levante que nos acecha frecuentemente. Si lo sufrieras, quizás tu escrito no sería tan dulce.
Un besito niña!

Patricia dijo...

REgreso para decirte que tu regalo esta ahi...o sea tu nombre esta ahi.....lo corregi :(
fue mi error que no saliera el color apropiado .......buuuuuu no me di cuenta, me disculpas? ahora tu lindo blog esta ahi...
gracias por la historia de Lagun...tu hablas vasco? wow!!
besos,

Yahuan dijo...

A mí, por algún extraño motivo, me gusta cuando la naturaleza se enfurece de esa misma manera. Es bonito cómo lo cuentas

Carlos dijo...

Felicidades a tu primo por, no solo las de esta entrada, las impresionantes y buenísimas fotos que hace.
Desde luego chapeau por ellas!
Y sin imágenes pero con las palabras reflejas igualmente la furia de una naturaleza que no entiende de seres humanos ni de otros cualesquiera para manifestar su fuerza.
Su fuerza y su belleza,su insensibilidad y al mismo tiempo esa libertad que nos recuerda nuestras limitaciones y por mucho que avancemos nuestra dependencia de ella.
Enhorabuena por la entrada!

Bartok dijo...

Parece que la naturaleza no perdona el maltrato hacia ella y ha soltado todo su malestar. He visto imágenes de la nieve que cae en Madrid y es tremendo.
Espero que te encuentres bien. Abrazos.

digler dijo...

la naturaleza siempre se encarga de demostrarnos lo pequeños que somos y el lugar que ocupamos en el universo

BEA dijo...

Es increible lo que puede llegar a hacer fenómenos metereológicos. Por aquí cerca supe que calleron árboles y que destrozaron casas y todo. La verdad es que asusta cuando llega el mal tiempo.

Un besazo guapa, a ver si te sigo el rastro, que ando perdida.

Muakkkkkkkkkkkkkss!!!

Habitarás mi ocaso dijo...

La naturaleza a veces se rebela. creo que tendra sus razones...

En este momento llueve en Bs Aspero es una lluvia agradable.

Besos Esther!

Infinito Jordi dijo...

No será que los humanos llevamos la destrucción dentro? No será que puntualmente algunos llegan a un estado lejos de esto, pero que para la mayoría de la raza humana, es imposible? Los animales y la naturaleza son los verdaderos inocentes, quienes pagan lo que somos, o eso opino yo.

Un abrazo!

Lunaria dijo...

Te dejé algo en mi blog. Pásate cuando quieras.
Un saludo.

Brujita dijo...

que la naturaleza se revele es algo normal y pocas veces lo hace en comparación a lo que hacemos con ella

besines embrujados