viernes, marzo 09, 2007

El despertar



Cuando eras niño disfrutabas jugando con tus muñecos, con los balones, con los columpios. Cuando eras niño y no entendías y a veces te cuestionabas y encontrabas las respuestas; siempre descubriendo algo nuevo, siempre imaginando, siempre experimentando y explorando...
Era entonces cuando eras un ser puro, limpio, inocente. Luego las circumstancias de la vida, las situaciones, todo aquello con lo que te topaste, te fue cambiando a su antojo, y tu blanco puro se llenó del color de la impureza. Fue un proceso largo, del que tú, quizás no te diste cuenta pero, que te sumergió en el cambio, que mutó tu realidad. Y puede que algún día te preguntes:

- ¿Qué pasó de aquel niño blanco y puro que fuí? ¿Cómo he llegado a ser así?

Yo era una niña feliz, soñadora. Era una de esas niñas que miraba al cielo en una noche estrellada o las luces de la ciudad o que se conformaba con mirar al techo de su habitación o a la vacía oscuridad, antes de dormir. Creía en un caballero andante por mi mundo, en un ser destinado a mí. Creía en un mundo fuera de la ambición, el poder, el dinero, el sexo. Pensaba que aún era posible un lugar fuera de todo aquello, donde el sonido de una risa fuera la más bella canción, donde la felicidad ajena fuera para tí felicidad, donde la mentira era vencida por la verdad... ...en fin, tantas cosas...

Y fue en el despertar cuando esos brazos que me protegían ahora me empujaban a enfrentarme a las tormentas y lo que no son tormentas, a dar los pasos por mí misma; estaba sola, sola ante la inmensidad de la vida. Aquellos temas que habían sido un misterio para mí, incluso un tabú(sexo, llegar a la mayoría de edad y ser más libre para hacer lo que quieras, etc.) dejaban caer su velo para dejar ver su verdadera cara. Fue en ese despertar cuando descubrí la verdadera dimensión de las cosas, una realidad que en muchas ocasiones no me gustaba; la realidad de un mundo cada vez más corrompido. Por eso, amo la infancia y para mí es la mejor época de mi vida;aquellos tiempos donde la ignorancia, la ingenuidad, me hacía feliz. Y a veces siento que me gustaría que se parasen los relojes de mi tiempo y que corrieran para atrás, en vez de avanzar. Pero, mi tiempo, mi maldito tiempo, avanza inevitable. No queda otra que continuar, que endurecerse, que seguir mudando de traje. Y aún sigo despertando y descubriendo cosas.

El despertar es un proceso largo, siempre estamos despertando y cada vez reaccionamos más ante los estímulos, cada vez nos sorprendemos menos. Perdemos esa mirada propia de esos ojillos que miran con asombro a lo desconocido.

Me hubiera gustado que el despertar hubiera hecho una excepción conmigo, que no hubiera llamado a mi puerta; preferiría seguir siendo una niña más feliz.

Pero, como tengo más remedio que despertar y seguir despertando, me resisto a creer que todos mis sueños en realidad no eran más que éso: sueños. En algún lugar del mundo, del universo, del infinito y del más allá, debe haber algo. Me resisto a no creer, aunque a veces esté por ello. Algo diferente debe haber en este mundo corrompido, de éso estoy segura.

10 dicen bla,bla,bla:

Amor dijo...

Esther, eso que buscas no está materialmente en el espacio físico, eso que buscas es, eres tú y soy yo, y es lo que da vida a todo y lo que es vida, lo único que verdaderamente es, más allá de lo que percibimos, más real que la realidad, fuente de ella y de toda felicidad y todo
Amor

Gabrielus dijo...

ESTHER:
Por favor amiga. Te mandé un mail explicándote que hay alguien haciéndose pasar por mí y que está tratando de complicarme la vida en los blog. Yo jamás te faltaré el respeto, te aprecio mucho como una gran amiga y no soy de hacer esas cosas.
Fijate que esa persona que quiere divertirse conmigo parece o me odia por alguna razón, cuando comenta en mi nombre no sale la foto. Debes saber que cualquiera puede hacerse pasar con el nombre de otro..
Por favor amiga, ten confianza en mí que no te faltaré nunca el respeto. Te quiero mucho y no dejaré que otras personas ensucien nuestra amistad.
Respóndeme el mail por favor.
Y confía totalmente en mí.
Avísale a tu hermana por las dudas.
Besos.
Gaby

Seoman dijo...

Que el mundo está corrupto está claor. Consulta mi blog sobre los 10 hombres mas ricos del planeta. Prueba clara de la corrupcion. Respecto a los sueños, pronto e cumpliran no desesperes

*_Legends... dijo...

Yo en realidad no soy creyente, no creo en que hay algo más allá que esto. Soy consciente de que sólo existe esto y no hay nada más. Sólo este momento.
Pienso que debe ser bueno aceptarlo y sonreir cada día.
Te mando un beso enorme precisa!!!!
Ya hablamos!!!!!

Gabrielus dijo...

Querida amiga:
Decirme "creo que te creo" parece que todavía tienes dudas de mí. Pero no sé qué otra cosa hacer para que confíes absolutamente en mí. Si lees los comentarios de los que me conocen verás que confían totalmente en mí y que soy incapaz de andar haciendo esas cosas. No te olvides que soy una persona adulta ya.
Pero por supuesto que seguiremos siendo amigos, ya sean en blogs o por mail, como quieras. Incluso yo te ofrezco siempre mi amistad total, por más que sigas dudando de mí Esther.
Te quiero mucho amiga.
Besos.
Gabriel

Princesa Dariak dijo...

El asombro debe seguir acompañandote, aun en los tramos mas dìficiles se aprende. Saca provecho de la infancia para no perder esa capacidad, y hazte fuerte para vivir en este mundo.
El amor existe.

Un abrazo de Luz.

Dinorider d'Andoandor dijo...

sn embargo crecer es un paso que todos tenemos que dar


con los traspieses y mutaciones respectivas

Oski dijo...

Muchos sentimos que nuestra única patria es la infancia.

Y por lo que veo tú tambien lo sientes. Porque allí no había oscuridad salvo cuando cerrábamos los ojos.

Un abrazo

Fattyec dijo...

Me parece muy lindo tu post y a la vez me he dado cuenta que existe mucha preocupacion en tus palabras y me adhiero a ellas, coincido contigo; ya son otros tiempos, ya no hay tanta inocencia en los seres humanos, de repente despertamos y nos dimos cuenta que la magia, el encanto de la inocencia se ha olvidado, se ha perdido, sin saber cómo, ni cuando, y duele, preocupa y desespera... yo soy madre y te juro que me gustaria dejarles a mis hijas un dechado de felicidad, pero solo puedo dejarles consejos y mis deseos de que consigan vivir una vida sana, aún cuando éstos dias son caoticos...
Dicen que lo ultimo que muere es la esperanza, y dentro de este mar de dudas y preocupaciones, solo espero que mis hijas logren sus objetivos, sus metas y que para conseguirlas no hayan tenido que corromper su alma...
Gracias por tus palabras en mi blog, estarè visitandote y de igual manera te digo que es un gusto recibirte en mi rinconcito.
Un beso,
Fátima

Dragón del 96 dijo...

Como le decia a alguien hace poco... no la pienses tanto, eso te destruye. Arriesga, olvida, no temas, salta... que el tiempo es corto y no se detiene por nadie.

Slaudos.